lunes, 18 de enero de 2010

Chávez... has oído nuestra súplica

Chávez... has oído nuestra súplica
POR ALFREDO OLIVA
Expropiación y cárcel a los especuladores, no solo expropiación también cárcel y veremos como la cosas van a cambiar y rápido.
Con el cumplimiento de verdad, verdad de la ley y mostrando sus resultados sería un elemento de persuasión contundente.
Chávez ha hecho una lectura precisa del clamor popular que grita casi impotente a los cuatro vientos: MANO DURA y Leyes inexorables
Esta misma lógica debe utilizarse contra la delincuencia y la inseguridad y contra aquellos medios de comunicación que la promueven.
Este Gobierno tiene la Moral para actuar implacablemente contra los malhechores con o sin cuello blanco, el Gobierno Revolucionario ha predicado con el ejemplo la Solidaridad y el Amor al Prójimo y ha creado las Condiciones Materiales para Satisfacer las Necesidades más inmediatas de la población: Educación (gratuita a todos los niveles) Becas de estudios, becas-trabajos, Formación para el Trabajo, Trabajo, salud (gratuita) Alimentación, Vivienda y áreas socio-ambientales, Deporte, Cultura etc. para todos los Ciudadanos de este País. Trabajando profundamente contra la delincuencia organizada y el tráfico de drogas.
La Revolución ha comprendido que la inseguridad, la delincuencia es problema político, de clases y ha atacado las raíces que tradicionalmente se han definido como causas de la delincuencia: Pobreza, desigualdad, falta de educación, Valores y oficio (trabajo). La Revolución ha dirigido su acción al Individuo, al grupo social en comunidad y trabaja incansable para Transformar la Sociedad y las relaciones que promueven la desigualdad (El Socialismo)
En otras palabras El Gobierno Revolucionario debe modificar todas las leyes penales que ataquen la inseguridad, la delincuencia en todas sus manifestaciones, con penas muy duras, inflexibles, en este periodo del proceso Revolucionario exige, demanda de ello.
Seria negligencia, omisión, criminal no crear un cuerpo jurídico mas duro e implacable, que obligue a reflexionar o pensar al delincuente antes de cometer la fechoría de que si es atrapado tiene como castigo básico y automático 10 años de cárcel que pudiera aumentar a 15, 20, o mas años, hasta llegar cadena perpetua dependiendo del delito.
Eso iría acompañado con Leyes y castigos ejemplares a jueces y policías corruptos.
Vamos Asamblea Nacional a ponerse las pilas o proponga las leyes Presidente.
Pulvericemos este refrán popular:
Las leyes son como la telaraña lo suficientemente fuerte para atrapar un pobre y muy débil para detener a un rico o poderoso.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online