sábado, 23 de agosto de 2008

Hoy se conmemora la muerte de los Educadores en el Salto de La Llovizna



Este es un día de eterno duelo para los educadores venezolanos y para el país porque en el espectacular Salto de la Llovizna, ubicado en el Estado Bolívar, al cruzar el puente colgante que salva el abismo por donde se despeña el río Caroní, se rompieron los cables de acero que sujetaba uno de los lados del puente y cayeron a las aguas embravecidas numerosos educadores que participan como Delegados a una Convención Nacional del Magisterio Nacional.
Fueron muchos los que se lanzaron a cruzar el puente y sobrepasaron toda resistencia.
Más de 30 educadores perecieron y esa tragedia marcó intensamente a nuestros educadores y a la país
Homenaje a los maestros fallecidos en el Salto La Llovizna, en El Caroní, hecho ocurrido a las 10 de la mañana del 23 de agosto del año 1964, en Matanzas, estado Bolívar, donde se realizaba la XIX Convención Nacional de la Federación Venezolana de Maestros.
La XIX Convención Nacional del Magisterio fue presidida por Luis Beltrán Prieto Figueroa y allí estuvieron centenares de educadores de todo el país, quienes antes del evento decidieron ir al Salto La Llovizna, donde 47 de ellos encontraron la muerte tras caerse el puente colgante sobre el río Caroní.
Esta convención magisterial fue organizada por la auténtica Federación Venezolana de Maestros y el objetivo era analizar, estudiar y discutir aspectos primordiales de la educación venezolana a fin de ajustarla al desarrollo social, tecnológico e integral del país y crear una nueva mentalidad ligada al proceso de cambios y transformaciones del país, y aprobar La Resolución Educativa de Guayana, un documento en el cual se plantea el mejoramiento social, económico y profesional de los docentes, que fue la base de la Ley de Educación presentada al Congreso Nacional en 1966, la cual fue aprobada y puesta en vigencia en 1980.
Los maestros caídos en La Llovizna deben ser ejemplo para las nuevas generaciones en su lucha por mejores condiciones sociales y económicas porque, como dijo Luis Beltrán Prieto Figueroa, “los maestros caídos ayer son la cuota de vidas que el magisterio paga al progreso de Venezuela”.

5 comentarios:

Carlos Eduardo dijo...

Guillermo: entre los maestros fallecidos en el Salto de La Llovizna murió Adolfo Navas Coronado, cuya familia vivió muchos años en El Hatillo, quizás desde los años 10 del siglo pasado, esta familia está emparentada con los Reggeti, de los cuales uno de sus integrantes lleva el nombre del dispensario Jesús Raggeti. Lolita Navas (hermana de Adolfo) se casó con Juan Félix Martínez Reggeti, primo hermano de Jesús, Oscar, Pipo, Josefina Reggeti Hernández. Uno de los hermanos de Adolfo Navas
Astolfo se casó con Norma Díaz Oropeza, hatillana de la familia de los Oropeza que vinieron de Macarao para El Hatillo, creo que por los años 20.

Guillermo dijo...

Gracias Carlos Eduardo por tu valiosa información

Anónimo dijo...

Buenas noches, estoy en busqueda de las actas de defuncion de los facecidos en la tragedia del Salto de La Llovisna. Ante cualquier información me puedes escribir al 04164482512, 04161422551, 02418479715 o al correo electronico betojar_@hotmail.com.
Te agradezco de ante mano la ayuda.

Anónimo dijo...

Otra de los maestros fallecidos en esa tragedia fue Josefa Molina de Duque y tambien el maestro Lermith Hernandez.En San Juan de los Morros, Estado Guárico hay escuelas con sus nombres.

gleydi oropeza dijo...

gRACIAS POR LA INFORMACIÓN...YO ESTUDIÉ EN LA ESCUELA ADOLFO NAVAS CORONADO DE LAS MINAS DE BARUTA Y SABÍA QUE ÉL HABÍA MUERTO EN ESA TRAGEDIA PERO NO TENÍA MÁS INFORMACIÓN.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online