domingo, 22 de noviembre de 2009

La V Internacional: Camino a la Unión Mundial de Naciones.


La V Internacional: Camino a la Unión Mundial de Naciones.
La historia termina rompiendo ciclos, imperios que parecieron inmortales hoy son solo polvo y quizá los que vivieron en ellos jamás pudieron imaginar que algún día solo fueran páginas de la historia.
Raúl Bracho.
La historia termina rompiendo ciclos, imperios que parecieron inmortales hoy son solo polvo y quizá los que vivieron en ellos jamás pudieron imaginar que algún día solo fueran páginas de la historia. El ruido atronador de la ola de los cambios solo se respira como cierto cuando esta ola revienta con su fuerza tremenda sobre las arenas de la cotidianidad. Es la historia que vive hoy la humanidad, es el fin de un gran imperio, anclado en las conciencias mediatizadas y acostumbradas y al deseo de permanencia de quienes aun subsisten de este modelo. Pero la marcha de las fuerzas de cambio se agiganta día a día, la acumulación de una nueva conciencia va levantándose como ola gigante que al llegar a la orilla terminará enterrando en el pasado a lo inservible, desarmando algo que parecía eterno e inamovible y entre sus ruinas emergerá la naciente forma que la suplantará.
¿Es que puede alguien negarse a darse cuenta de lo obvio? La humanidad esta rompiendo un mundo, los pueblos se unen y toman las grandes avenidas, sus gargantas lanzan al viento consignas y cantos de revolución, su marcha indetenible va a pasos gigantes hacia ese momento grandioso en que muere lo que tiene que morir y nace lo que tiene que nacer.
Marx decía que toda nueva sociedad nace contaminada de los vicios de la que la antecedió. Se refiere a las conciencias, a las conductas, a los valores de los hombres. Del fondo de las grandes masas estallan las fuerzas de cambio, pero es instintiva y espontánea, tiene el sentido de lo que se debe de acabar pero apenas el germen de lo que tiene nacer, es allí en donde debe haber vanguardias, es allí donde las internacionales fueron una muestra de la necesidad de la unión de todas las fuerzas de lucha que se gestaban en todos los países.
Hoy de nuevo se habla de Internacional, el Comandante Presidente Hugo Chávez Frías desde Venezuela y en presencia de la reunión con decenas de representantes de organizaciones de lucha política de izquierda, con la voz del líder originario de los actuales cambios en Suramérica, como el combatiente que a fuerza de constancia abrió paso a la creación de las nuevas fuerzas que marcan la nueva posición de nuestro continente, es quien estará al frente de esta ola que convertirá en la fuerza victoriosa hasta la misma resaca con que se devuelve el sistema capitalista en su crisis mortuoria. Hoy convoca a la quinta internacional, invitando además al Comandante Fidel Castro a asistir a ella y volver al campo de batalla con su artillería de ideas.
Fidel no se va a ir de este mundo sin hacerlo, es un lugar que le corresponde, esta Quinta Internacional, a donde confluirán todos los movimientos que tengan claro que se debe avanzar al socialismo, para sepultar y desarmar el capitalismo, ya está sentenciada a ser el detonante de la Unión Mundial de las fuerzas revolucionarias, a la conformación y estructuración de la estrategia final. Cada día es más obvio que la humanidad entera se despierta, se levanta, se subleva. Los ojos de todos se espantan ante el terror de la hecatombe que presagia un sistema que no aceptará autorregularse, que no tiene manera de poner freno alguno a su desesperación final, que avanza con tambores de guerra anunciando terribles tempestades.
La necesidad de la vanguardia se está asumiendo, la vanguardia encenderá de conocimiento y conciencia a los pueblos, de nuevas visiones, de esperanzas, se hará cada vez más sensible la necesidad de esta gran fractura, se impregnará de sentido y muy a pesar de todas y todos aquellos que creen que el mundo siempre va a ser el mismo, a los que ni sospechan que sea posible esta gran victoria, comenzarán a sentir el olor de la muerte en su propia sangre, el veneno con que han destruido a tantos, terminará envenenándolos a ellos mismos.
La Quinta Internacional, es el sentimiento mundializador, global e integrador de todo el descontento de los hambrientos, de los enfermos, de los castigados con la ignorancia, de esa enormidad de humanos para quienes vivir cada día es un suplicio y un tormento, la Quinta Internacional comenzará a aglutinar y unir todas la furia acumulada, la rabia inclusive de quienes, hoy por hoy, son marginados de los privilegios escasos con que sobrevivían como empleados u obreros del capitalismo Que hoy los hecha a la calle.
La Unión Mundial de Naciones será más temprano que tarde el primer gran gobierno de todas las naciones del mundo, una vez desaparecido el capital y el valor de cambio como modelo determinante del ser. La Unión, tan sólo, se llamará cuando se siga un poco más adelante y ni siquiera hagan falta las naciones, cuando el planeta y todos sus habitantes ya trasciendan a ser un solo mundo, un planeta, con unión de todas y todos sus habitantes, con la conciencia superior capaz de crear un modelo que genere valores humanistas suficientes cuyas políticas logren saciar el hambre, desterrar la enfermedad, promover los saberes y brindar a todos la mayor suma de felicidad posible.
La Unión Mundial es la utopía, la gran utopía de la que muchos seguramente hoy podrán reírse, burlarse, descalificar su pronunciamiento. Yo no tengo duda alguna, no hay otra cosa más que leer en las blancas páginas del futuro, no existe posibilidad distinta, la Unión es el único camino liberador para la nueva sociedad naciente.
La Quinta Internacional es la espuma en la cresta de la ola que va anunciando que se aproxima el fin a la pesadilla.
¡Viva la Quinta Internacional!
¡Fidel, los pueblos del mundo te estamos esperando!
Adelante, siempre adelante: Venceremos

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online