jueves, 26 de noviembre de 2009

EL TIEMPO HISTÓRICO ACTUAL CONSPIRA CONTRA NOSOTROS.

EL TIEMPO HISTÓRICO ACTUAL CONSPIRA CONTRA NOSOTROS.
SITUACIÓN GLOBAL:
¿Cuál es la situación mundial actual frente a nuestro proceso revolucionario?.
Existe una unión tácita que conforman el imperio de USA., La Comunidad Europea, Israel, Canadá, Australia, Costa Rica, Honduras golpista, Colombia, Perú, Arabia Saudita, Paquistán, Corea del Sur, Panamá, Iraq, Georgia, Emiratos Árabes Unidos, Islas Marshall, Japón, Nueva Zelanda, Turquía, Taiwán, Curazao, Aruba y próximamente Chile, que representan a la oligarquía fascista mundial.
Mucho de estos países son aliados tradicionales del imperio de USA; otros, como Georgia son de reciente data, contacto este que pone de manifiesto la intromisión del imperio de USA en el área de influencia de Rusia. En la reciente guerra entre Rusia y Georgia por los territorios de las Repúblicas Autónomas de Osetia del Sur y Abjasia, que resultó en la absoluta independencia de estas, se pudo observar que el imperio de USA y la Unión Europea, le ofrecieron apoyo total a Georgia y le suministraron armamento de última generación; lo que demuestra que la Unión Europea se encuentra en absoluta subordinación al imperio Yankee. Algo similar sucede con el apoyo que estos le han dado a Israel frente al genocidio cometido al pueblo palestino.
La pregunta que se plantea es ¿por qué ese apoyo incondicional a Georgia, que es apenas una pequeña república de 69.700 Km2?; la respuesta la encontramos en que Georgia limita con Rusia y esta sería una oportunidad gratis de montar bases militares gringas en ese territorio; pero, investigando un poco más, encontramos que Georgia es un gran productor de material nuclear.
Frente a esto Rusia ha guardado un prudente silencio, que debe interpretarse como que Rusia no posee el poderío militar suficiente como para enfrentarse al imperio Yankee y sus aliados. De lo contrario, Rusia hubiese actuado de una manera más enérgica y desafiante. Con esto, doy inicio al otro gran frente de poder internacional, conformado por Rusia, China Continental, los países que conforman la extinta Unión Soviética en el continente asiático (Armenia, Uzbekistán, Tayikistán y Kazajstán), que constituyen junto a Rusia La Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), La India, que no ha definido todavía qué camino tomar y les está sacando provecho a ambos polos de poder; y, Brasil, que tampoco ha tomado un camino definido. Queda por mencionar el Pacto de Shanghai, creado en 1.996 como un contrapeso a la OTAN, está formado por Rusia, China y los cuatro Países que conforman la OTSC, ya mencionados.
Analicemos, por un momento, el caso de China Continental, porque aquí sucede algo similar al caso de Georgia y Rusia antes señalado; y, es el caso de Taiwán, que habiendo sido parte de China Continental, a raíz de la marcha de Chiang kai shek hacia dicha isla, esta se ha mantenido en cierta forma como independiente de la China Continental. Pero, el imperio Yankee ha azuzado a los Chinos Taiwaneses a mantenerse independientes, les ha entregado armas de última generación y les ha ofrecido apoyo ante un supuesto ataque de la China Continental. Frente a esto, China Continental sólo ha dicho que China es una sola y que no aceptará la separación de Taiwán. Barcos de guerra del imperio Yankee han incursionado en mares internos de China y esta no ha reaccionado con la debida energía, lo que deja ver, que al igual que Rusia, no se siente con el suficiente poder aun para enfrentarse por si sola al imperio Yankee. Más temprano que tarde el Pacto de Shanghai se enfrentará de igual a igual a la OTAN; pero en este momento el balance es favorable a esta última, lo que no es muy propicio a nuestra situación actual como veremos a continuación.
SITUACIÓN INTERNA DE VENEZUELA:
Del análisis anterior se desprende, que nuestro País quizás no obtenga la ayuda necesaria ante un pedido de apoyo a China o Rusia (Pacto de Shanghai), ya que estos se arriesgarían frente al imperio Yankee, sólo si ello afectara a sus propios intereses, pero no ante los intereses de terceros, lo que nos obliga, frente a un indefectible ataque militar del imperio, bien sea directamente o a través de Colombia, a utilizar nuestro propios recursos defensivos. Sin embargo, no todas las puertas están cerradas, podemos acudir a la Alba y solicitar con carácter de urgencia la creación de una fuerza de reacción rápida, compuesta por efectivos militares y de Milicianos combatientes de los Países que lo conforman, para ser utilizados en cualquier País miembro que lo requiera con la debida urgencia, en forma inmediata. Se podría intentar esta solicitud ante UNASUR pero sería saboteado por Colombia y Perú, que son miembros de dicha organización y a la vez son colonias del imperio, a menos que estos sean expulsados de inmediato de UNASUR por formar parte de organizaciones extra-regionales que amenazan la paz y estabilidad del subcontinente.
Existe otra posibilidad, pero a un más largo plazo, que tiene que ver con la iniciativa de nuestro Presidente de crear la V Internacional Socialista y solicitar la formación de una fuerza conjunta de defensa de los países que la conformen para combatir al imperio donde quiera que este pretenda actuar contra cualquiera de sus miembros.
Esta espeluznante situación nos impone formar, pero de inmediato, un cuerpo de milicianos combatientes en número no inferior al millón de integrantes, reclutados de entre los militantes del PSUV, estudiantes y empleados de las Empresas del Estado; adquirir donde sea posible el armamento individual para su dotación; y, lo más importante, comenzar un entrenamiento forzado par convertirlos en verdaderos y eficientes combatientes, con conocimientos sobre explosivos y fabricación de armas no convencionales como las que se están utilizando en Iraq y Afganistán. A ello debe agregarse la focalización de la quinta columna de nuestra oligarquía fascista y neutralizarlos constitucional y legalmente.
En este momento, debemos preguntarnos:¿Qué busca el imperio Yankee en nuestro subcontinente, especialmente en nuestro País (Venezuela)?, por qué las siete bases militares en Colombia; por qué las cuatro bases militares en Panamá; y, las bases de Aruba y Curazao, la repuesta está en nuestros recursos energéticos, minerales y acuíferos de la región; sobre todo de los grandes yacimientos de petróleo y gas de Venezuela, de nuestros recursos minerales (oro y oro azul), uranio , bauxita, recursos hídricos de agua potable de nuestros ríos (Orinoco, Caroní, Aro, Caura, Apure, Meta, Capanaparo, Cinaruco, Arauca, etc.). Todo ello nos impone crear y organizar un sistema de defensa aérea lo suficientemente capaz como para impedir ataques aéreos que afecten estos recursos y demás sitios estratégicos de nuestra Nación.(CONTINUARÁ)
Braulio Martínez Zerpa,
Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado en ejercicio.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online