viernes, 27 de noviembre de 2009

Hace 17 años le dimos otro toquecito al gobierno corrupto de CAP

Estamos conmemorando los diecisiete años del aniversario, de la Insurgencia Cívico - Militar del 27 de noviembre de 1992, fecha en la cual la Aviación Militar Venezolana, junto a su pueblo, se entrego nuevamente y sin reservas, a la lucha por la causa nacional, a la lucha por la Revolución Bolivariana, a la lucha por aquella Revolución iniciada por el Padre de la Patria, El Libertador, el General en Jefe Simón Bolívar, en el año 1815, a la lucha popular por la igualdad, la justicia, la participación, la responsabilidad, la soberanía y la autodeterminación; a la lucha por la dignidad, por la emancipación final y por la liberación de los venezolanos.
General Av. Francisco Visconti

Hace 17 años en noviembre de 1992, se produce una nueva rebelión cívico-militar en contra Carlos Andrés Pérez.
Este movimiento contó con la participación de la Fuerza Aérea, representantes de la alta oficialidad y de sectores civiles. Sin embargo, la intentona fracasó nuevamente.
Este hecho formo parte de una cadena de acontecimientos acaecidos en medio de tensiones políticas y sociales iniciadas en las revueltas populares de febrero de 1989, conocidas como "El Caracazo", en las cuales se protestó contra la implementación de un programa de ajustes de corte neoliberal, proceso que culminó la remoción del presidente acusado por delitos de corrupción.
Después de la rebelión del 27 de noviembre era imposible mantener a CA Pérez en la Presidencia. La vieja política lo sacrificó en un desesperado intento por salvar los intereses estadounidenses y el régimen de AD y COPEI
Tal día como hoy, el 27 de noviembre de 1992, estalló una nueva rebelión en la Fuerzas Armadas Nacionales, denominado Movimiento 5 de Julio, bajo la dirección de los oficiales superiores contralmirantes Hernán Grüber Odreman y Luis Enrique Cabrera Aguirre; el general de la Fuerza Aérea, Francisco Visconti Osorio, y el coronel Higinio Castro.
El movimiento tuvo el respaldo de oficiales de todas las jerarquías y de los cuatro componentes de las Fuerzas Armadas. Participó también un grupo de la Policía Metropolitana de Caracas denominado Grupo Zeta. El mayor contingente lo aportó la Fuerza Aérea. El comando se estableció en el Museo Histórico Militar (Caracas); desde allí, Grüber Odreman y Cabrera Aguirre, junto con un grupo numeroso de oficiales, dirigieron las operaciones. El general Visconti tomó la base aérea de La Carlota. Aviones Bronco y Mirage atacaron las posiciones del Gobierno hasta agotar los recursos.
La rebelión del 27 de noviembre tampoco logró derrocar al gobierno de Carlos Andrés Pérez, pero éste se debilitó profundamente. La mayoría de los oficiales rebeldes fueron encarcelados en el cuartel San Carlos, aunque 93 oficiales lograron ponerse a salvo trasladándose en un avión Hércules a Perú.
Después del 27 de noviembre ya fue imposible mantener el gobierno de Carlos Andrés Pérez. Sus propios aliados lo culparon de corrupto a fin de librarse de él, creyendo que de esta manera salvarían al régimen dominado por Acción Democrática (AD) y el Comité de Organización Partidista Electoral Independiente (COPEI). Unos meses más tarde, Pérez fue encontrado culpable y destituido

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online