viernes, 8 de octubre de 2010

Una patria libre, independiente y soberana

Una patria libre, independiente y soberana
Antonia Muñoz
“Corresponde al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), como expresión de la unidad del pueblo, asumir el papel de vanguardia para conducir las luchas que hay que librar en lo adelante, en el marco de la Era Bicentenaria que se inicia, hasta lograr la independencia definitiva de nuestros pueblos, en el término que de acuerdo a la historia plantea el líder de la revolución bolivariana, Comandante Hugo Chávez Frías: 2010- 2030. Al Bicentenario de la muerte de Simón Bolívar, nuestra Patria debe ser, no sólo, definitivamente libre, independiente y soberana, sino también debe haberse consolidado el socialismo bolivariano, con la construcción de una sociedad donde reine la justicia social, la igualdad, la solidaridad y el amor.
El fragmento anterior es tomado textualmente de las reflexiones introductorias que se encuentran en LA DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS del PSUV, producto del trabajo realizado por el Congreso Extraordinario de nuestro partido, reunido en Caracas todos los fines de semana desde el 21 de noviembre del 2009 hasta el 25 de abril de 2010. ¡Tremendo reto se nos plantea a los miembros del partido de la Revolución Bolivariana! Como nos quedan 19 años y 3 meses para lograr los objetivos propuestos, se hace necesario que comencemos por leer y debatir los tres documentos: Declaración de Principios, Estatutos y Bases Programáticas para conocer los lineamientos por los cuales deben guiarse los militantes de EL PARTIDO QUE QUEREMOS. La tarea es hacer nuestros estos lineamientos, no sólo en el discurso, sino en nuestra vida cotidiana, en el día a día, en la práctica. En este sentido, debemos tener presente que lo que no se conoce, ni se siente, ni se quiere, ni se defiende. Igualmente, lo que no se siente no se practica. Y quien no practica no convence. He aquí lo fundamental de la ÉTICA SOCIALISTA: la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace.
Lograr una Patria libre, independiente y soberana. Lograr una sociedad donde reine la justicia social, la igualdad, la solidaridad y el amor. Es fácil decirlo, lograrlo requiere claridad en los objetivos (estrategia) y en el cómo lograrlo (táctica). Nada de esto se decreta. En relación a lograr una Patria libre recordamos al Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre: “Cuando la América se fue a la guerra para lograr la libertad, entendió que lo hacía también para lograr la justicia… la libertad y la justicia son hermanas inseparables, y si no lográramos la justicia, la guerra de independencia no hubiera tenido sentido…”.
En nuestra opinión, en la Patria Bolivariana de hoy, nada habrá tenido sentido si no logramos derrotar la impunidad de los delitos de todo tipo; sea por causa de incapacidad, indolencia, negligencia, tráfico de influencia o intermediación del “Dios dinero”. Cuando es el dinero quien tuerce la justicia, sólo los pobres pagan por los delitos cometidos, y aunque somos iguales ante Dios; ante las leyes que elaboran y aplican hombres y mujeres, siempre serán desvalidos los huérfanos de dinero y de poder. ¡Que bueno sería si como verdaderos bolivarianos internalizamos y actuamos en concordancia a una conocida máxima de nuestro Libertador: la impunidad de los delitos hace que éstos se repitan con más frecuencia, y al final, llega el caso que el castigo no basta para reprimirlos”. Tendremos una Patria libre e igualitaria cuando en Venezuela, como nos indicara Bolívar, “la Justicia (en todos los ámbitos) sea la reina de las virtudes republicanas, y con ella se sostengan la igualdad y la libertad”. Debemos luchar a brazos partidos porque en nuestro país impere la justicia, lo que en consecuencia indicará que estamos en presencia de un pueblo cristiano amante y respetuoso de la verdad y de su prójimo
En relación a Justicia social, la revolución Bolivariana ha dado pasos agigantados, aunque debemos continuar avanzando porque aún no hemos alcanzado la mayor suma de seguridad social. Entre otras cosas, deben implementarse mecanismos de seguimiento y control, con el objeto de que no se debiliten los logros alcanzados. En términos de Justicia social, señalamos como logros más resaltantes: la inclusión o acceso de toda la población a los diferentes niveles de educación, mayor acceso a la salud, incluyendo salud especializada y suministro de medicamentos costosos para combatir enfermedades crónicas, acceso a alimentos gratuitos (casas de alimentación, Programa de Alimentación Escolar, comedores populares), acceso a alimentos subsidiados (Mercal) y regulados (PDVAL).
Seguiremos luchando por el socialismo bolivariano porque amamos a nuestro prójimo venezolano, latinoamericano y del mundo. Porque somos bolivarianos creemos en la integración de los pueblos y en la solidaridad entre los seres humanos, sin que ello implique desconocimiento de la autodeterminación de cada Nación. Porque somos un pueblo soberano, no aceptamos injerencia extranjera, ya que como pueblo libre, las diferencias entre nosotros las debemos dirimir con debates basados en verdades y no en manipulaciones y mentiras, hasta decidir en elecciones libres y democráticas. Como hijos de Bolívar nos declaramos antiimperialistas, teniendo presente que la única manera segura de salir victoriosos ante el asedio y manipulación imperial a través de la quinta columna a su servicio, es con un pueblo consciente en movimiento. De ahí la obligación individual y colectiva de procurar una sólida conciencia política. También luchamos por nuestra soberanía económica, muy especialmente por la agroalimentaria. Sólo habremos logrado esto último, cuando produzcamos en nuestro territorio todos los alimentos que permitan nuestras condiciones climáticas y de suelo.
En conclusión, es urgente trabajar para lograr el partido que necesita la revolución bolivariana para triunfar.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online