martes, 12 de octubre de 2010

LA CLASE MEDIA ENAMORADA SOLA

La clase media enamorada sola
Por: Roberto Hernández Montoya
El enamorado solo es triste, sobre todo cuando no lo sabe. Así actúa Lucy, la amiguita de Charlie Brown, con el pianista obsesivo Schroeder, quien solo se ocupa de su instrumento e ignora totalmente a Lucy, quien se hace las ilusiones más descabelladas sobre el supuesto amor que le tiene el músico. Sí, es patético.
Igual le pasa a nuestra clase media opositora: cree que la burguesía la ama, que cuando caiga Chávez, digo, es un decir, si cae, la burguesía la va a mimar y malcriar.
Lo que en realidad pasa es que la burguesía desprecia a la clase media incluso más que a los pobres, porque la clase media opositora la remeda de un modo tan servil que se vuelve patética y grotesca con trajes pretenciosos pero una tela de pacotilla que la burguesía nota inmediatamente, con modales toscos que imitan los modales burgueses y así. Los ricos son ricos porque la estafan a través de fraudes inmobiliarios, sobreprecios agrícolas, acaparamiento de autos, saborización de arroz y otras labores propias de la libre empresa. Y la clase media exigiendo airada que la roben, como hizo la señora aquella que le rompió a Samán en su cara el kilo de arroz, con lo que se volvió el icono de la clase media enamorada sola.
Menos mal que hay otra clase media, digna, solidaria, lúcida, estudiosa, que no está enamorada sola de nadie porque es correspondida

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online