martes, 15 de diciembre de 2009

Yo estudié para ser "Doctor"

Yo estudié para ser "Doctor"
Cualquier hijo del capitalismo tiene que recordarlo: “si quieres estudiar y ser millonario debes estudiar medicina”, ser doctor implicaba un par de años más en la universidad, pero un seguro de vida.
Raul Bracho

Cualquier hijo del capitalismo tiene que recordarlo: “si quieres estudiar y ser millonario debes estudiar medicina”, nadie podrá negarlo, ser doctor implicaba un par de años más en la universidad, pero un seguro de vida, un pasaporte a la clase adinerada.
Esa es la medicina capitalista, una medicina rentista que vive de las enfermedades, que termina siendo cómplice de ellas para vivir de ella, para explotar y mercar con el sufrimiento de todos y obtener cada día más estatus, más dinero, más confort dentro de la sociedad. Esos son los médicos, en su gran mayoría que ejercen la medicina, o que la disfrutan para ser más claros, ahh! Para eso me calé la universidad, tengo derecho a hacerme millonario, yo soy un doctor!!
Los mismos que se oponen y se horrorizan cuando ven un médico de la ELAM, Escuela Latinoamericana de Medicina. Para ellos todos son medicuchos cubanos, que no se igualan a ellos. Los mismos que se jactan diciendo que en Venezuela “si hay médicos tan capaces como los cubanos”.
Destilando sus más bajas pasiones, su factura de venta al capital, su vicio de cobrar por cada consulta, por recibir altísimos honorarios por cada intervención quirúrgica, por vestir trajes de diseño, relojes Cartier, lucirse en un Audi y cenar en los mejores restaurantes … ahh!! Y aun decir que son revolucionarios y chavistas.
Que difícil que va a ser que estos señores entiendan a los “mediquitos cubanos” a quienes tanto detestan y sabotean, que de paso ya no son cubanos, pues hay una gran mayoría que son médicos venezolanos egresados de la ELAM, que son soldados del glorioso Batallón 51 y que marchan en la batalla por la nueva medicina comunitaria integral.
Que difícil que entiendan que estos jóvenes estudiaron para ser médicos socialistas y no para ser “doctores”, que difícil que logren entender que rentar con la salud es un delito, que sus conocimientos deberían estar comprometidos con el servicio a los desposeídos y humildes de este mundo, que difícil, carajo.
De cualquier manera ya Venezuela cada día graduará a nuevos médicos integrales comunitarios, que junto a los que ya egresaron de la ELAM, tomarán las riendas para la gesta de la verdadera medicina preventiva socialista, que se tornarán en un ejército de verdaderos revolucionarios que lo que menos aspiran es ningún reconocimiento en metálico, sino que como buenos hijos del Che Guevara, les bastará la satisfacción de la misión cumplida, como hasta ahora lo vienen haciendo los médico integrales comunitarios del Batallón 51, médicos de ciencia y conciencia.
Yo quiero aclararles a estos “doctores” xenofóbicos crónicos, que no pierden oportunidad para lucir su venezolanidad, que el problema de la medicina no es un problema de pasaportes, que el problema no es que estemos “cubanizando” la medicina en Venezuela, no, señores doctores, lo que se está haciendo es “socializando” la medicina, es decir: medicina social, medicina preventiva antes que medicina burguesa y rentista, que se están formando médicos que no asisten a clase cada día más llenos de apetencias materiales como ustedes, que son sencillos y humanistas, que aman a los pobres del mundo y que tienen valores espirituales coherentes con el verdadero sentido de la vida, que no fueron a graduarse para hacerse de ninguna posición social. Cuba simplemente es el referente de un país que nos lleva 40 años de ventaja en la construcción del socialismo, así que no es por ser cubanos, sino por ser hijos de un sistema donde no se imponen los valores que aquí, desgraciadamente, llevan por dentro muchos “doctores” por más de izquierda que se digan. No es por cubanos que nos ayudan a construir el nuevo modelo de salud, es por socialistas, por ser hijos de la revolución en donde el mismo médico Ernesto Guevara, dejó sembrada la semilla del hombre nuevo, del médico nuevo, muy diferente de aquel que se llena de soberbia y se cree que es más que cualquiera por solo tener un título, no señores “doctores”, los graduados de la ELAM llevan su título colgado del corazón.
Es muy fácil desacreditar y denigrar de otros porque no comulgan su mismo santuario de riquezas, pero quiero recordarles que entre todas las ciencias, en la que más pesará sobre las conciencia una praxis vendida a la ganancia, será en la medicina, pues la salud de los hombres es algo que no tiene precio ni lo deberá tener en la nueva sociedad, es un derecho y como derecho se le brindará en manos de los médicos integrales comunitarios.
Este pueblo no es nada pendejo, quizá lo fue hasta hace poco, pero con el mando del Comandante dejó de serlo, este pueblo sabe muy bien el valor que significa Barrio Adentro y sus médicos, la seguridad de tener al médico viviendo en la comunidad, compartiendo el día a día y asistiendo y enseñando a todos a prevenir. El pueblo va a defender a quien lo defiende no a quien espera en su consulta con aire acondicionado para rentar con su sufrimiento.
Si usted estudió para ser Dr. y para ser rico, usted dedíquese a ser médico de ricos, que quedan algunos dispuestos a pagarles, pero sean claros y apártense, abran el camino a esta nueva fuerza médica que practica la medicina como servicio social, con entrega y amor, con ardor revolucionario, sin colores, ni razas, sin pasaportes, tan solo con un ideal que cada día avanza más y que se llama socialismo del siglo XXI.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online