lunes, 21 de diciembre de 2009

MONITOREO DE LA SITUACIÓN ESTRATÉGICA:

MONITOREO DE LA SITUACIÓN ESTRATÉGICA:
Por Braulio Martinez Zerpa*
Coincidencialmente la situación estratégica ha evolucionado en detrimento nuestro, tal y como lo hice ver en artículo de este autor publicado en Aporrea. Abre Brecha, blog del PSUV de El Hatillo y blog Fabricio Ojeda, en fecha reciente. Digo esto, porque las ansias de poder y dominación del imperio han llegado a un punto en que se acerca en forma peligrosa el momento de que tomen la decisión de invadirnos. Los indicios así nos lo dejan ver; estos indicios los vamos a ir analizando caso por caso.
El primer indicio lo encontramos en la creación de las siete bases militares en Colombia; de todos es sabido, que en días recientes se firmó un acuerdo entre el gobierno de los EEUU y el gobierno de Colombia, donde no sólo se fundan estas bases militares, sino que se le permite a las fuerzas militares del imperio la utilización, a su antojo, de todos los aeropuertos de ese País y hacer cualquier tipo de operaciones militares desde donde lo crean conveniente. Además, se les otorga inmunidad para violar las normas de ese País, de cometer delitos, sin que Colombia pueda detenerlos y juzgarlos.
Segundo indicio: se materializa en la instalación de siete escuadrones de la aviación militar de Colombia en sitios cercanos a nuestra frontera; así como la fundación de una base aérea en la Guajira. Esto pude tener la intención de “blofear”,para así amedrentarnos; al respecto, nuestro Presidente ha dicho que no nos van a meter miedo con eso; pero por otro lado, podría corresponderse esto con un despliegue militar de Colombia como punto previo a cualquier acción militar ofensiva. Sea cual sea la intención, hay que estar preparado para neutralizarla.
El tercer indicio: Movimiento de aviones de combate y buques de guerra del imperio a las bases militares de Curazao y Aruba. Estas bases se encuentran prácticamente en el borde de nuestro mar territorial, lo que permite que cualquier operación pueda cubrir todo el territorio nacional; sobre todo, la zona Noroccidental del País, incluyendo nuestra capital (Caracas), desde donde opera el Gobierno Nacional. Pero también, esto va a dificultar la interceptación de blancos volantes, dado que el tiempo de reacción de nuestras unidades se va a ver comprometido seriamente por la cercanía de los lugares de despegue de estas unidades; otro tanto pasaría con las unidades navales que prácticamente van a estar operando en las cercanías de nuestro mar territorial. Estas bases de Curazao y Aruba constituyen un verdadero peligro para nuestra soberanía y debe pensarse seriamente en su destrucción tan pronto se inicie desde ellas cualquier acto de agresión contra Nuestro País.
Aviones de combate nuestros volando a ras del mar pueden llevar a cabo esta acometida; por eso he insistido en varios artículos, que 24 aviones no significan nada, hay que adquirir como mínimo unos 96 Sukhois más, para completar cinco escuadrones (un portaviones mediano del imperio embarca 120 aviones de combate). El haber comprado esa cantidad en tanques de guerra y no de aviones de combate fue un error; hay que recordar que las fuerzas de superficie (Ejército) son fuerzas de ocupación y no fuerzas de decisión como lo son la aviación y la marina; y, es en estos dos componentes donde se debe poner el énfasis si queremos neutralizar una acción estratégica enemiga. Hay que recordar que los alemanes perdieron la Segunda Guerra Mundial por haber utilizado su aviación con criterio terrestre. La aviación y la marina son las fuerzas más destructivas y con el mayor poder de disuasión y en consecuencia, se les debe dotar del poderío que la situación actual amerita o de lo contrario estaremos perdidos.
El cuarto indicio: ya el imperio, siempre a través de Colombia, ha comenzado a violar nuestra sagrada soberanía, traspasando nuestra frontera con vuelos de aviones no tripulados (Drones), con fines, en una primera fase de realizar inteligencia táctica y estratégica como punto previo a toda invasión o a ataques de provocación; y, en una segunda fase como arma de ataque a instalaciones y personal militar, recuerden la cantidad de muertos que el imperio le ha producido a Paquistán y Afganistán a través de cohetes lanzados desde estos aparatos no tripulados.
El quinto indicio: Está centrado en las recientes declaraciones del jefe del Comando Sur del imperio, en la Asunción Paraguay ,en un viaje que por lo demás es sumamente sospechoso por cuanto hay en estos momentos rumores de un golpe de estado en ese País; y, también porque el Congreso de ese País debe decidir la entrada de Venezuela al Merco Sur. Lo cierto es que este general Douglas Fraser lo único que le sorprende es que Venezuela haya comprado 100.000 fusiles, cuando todos sabemos que el fusil es un arma individual defensiva, que no representa ningún peligro a otro país; lo que si representa un gran peligro es la entrega que el imperio ha hecho a Colombia de cientos de helicópteros de combate y de otro tanto de aviones de caza, que si representan un peligro a países vecinos.
La finalidad de estas declaraciones son las de hacer ver al mundo que Venezuela es un País guerrerista, de manera que cuando ellos decidan atacarnos poder argumentar que lo hacen porque ponemos en peligro la seguridad de otros países en la región, cosa que es totalmente falsa, como lo fue el motivo para atacar a Iraq, cuando decían que ese País poseía armamento nuclear.
El sexto indicio: lo encontramos en la creación de matrices de opinión; se ha divulgado a través de los medios de comunicación de la burguesía mundial, de que Venezuela está creando una carrera armamentista en la región, cuando Colombia tiene cuatro veces más hombres sobre las armas que nosotros; se ha dicho que Venezuela alberga terroristas en su territorio, cuando Colombia tiene más de 10.000 paramilitares fuertemente armados en su territorio y una parte de ellos en el nuestro, y qué son los paramilitares sino verdaderos terroristas. Ahora, yo pregunto por qué se nos llama armamentistas cuando tenemos 100.000 fusiles, acaso los 500.000 hombre sobre las armas que posee Colombia no requieren, como mínimo, un fusil por persona, ahora sumen y eso da unos 500.000 fusiles, entonces es el cinismo más descarado que un alto jefe militar del imperio diga que le preocupa el armamentismo en Venezuela porque tenemos 100.000 fusiles; esto hay que decirlo y decirlo al mundo y no quedarnos callados.
Otra matriz de opinión la encontramos en las constantes acusaciones del imperio y de Colombia de que Venezuela es un País narcotraficante, tratando de hacer ver que desde Venezuela se exporta la mayor parte de la droga que llega a Europa y al imperio, cuando la verdad es que esa droga sale en un 65% por el Pacífico desde Colombia y el restante 35% sale por el Caribe colombiano.
Ahora bien, a dónde nos llevan estos indicios, que no son más que el preludio de futuros ataques a nuestra soberanía, estos indicios son, por una parte, el acomodamiento de la opinión pública mundial, de que se va a atacar a un país que responde a todas esas matrices de opinión ya comentadas; y por otra parte, corresponde a las diferentes acciones necesarias para poner a punto el poder militar para ejecutar la guerra.
Antes de iniciar una guerra, hay que cumplir, estrictamente, con unas etapas; tales como: el entrenamiento previo, el completamiento de las unidades de combate, la inteligencia táctica y estratégica, la planificación detallada de las operaciones, el despliegue de las unidades; y, en los casos, de la llamada por el imperio, como guerras preventivas, o sea contra aquellos países que se oponen a la expansión y colonización de éste, hace falta el motivo que justifique (según ellos) la iniciación de dicha guerra preventiva. Si no existe el motivo ellos lo crean; bien sea a través de la manipulación de la opinión pública y de ahí las fulanas matrices de opinión; o a través de la simulación de un ataque a una aeronave que se encuentre en nuestro territorio realizando misiones de inteligencia, o a un buque o a unidades de Colombia en nuestro territorio. Cualquiera que sea el motivo, el imperio y sus colonias lo van a amplificar al máximo, por eso debemos estar alertas porque estas cosas están pasando en la actualidad.
Que debemos hacer por el momento; en primer lugar, si acaso el convenio con Rusia para la compra de esos tanques de guerra, así lo permite, canjearlo por armas antitanques, aquí me permito recordarles que Iraq poseía más de 800 tanques de guerra al inicio de la guerra de ocupación de ese País por el imperio, y a las primeras de cambio se los destruyeron en su totalidad, por eso digo que su compra fue un error; también puedo mencionarles, que cuando Israel, después de haber destruido, por aire, al Líbano, trató de invadirlo con sus tanques de guerra (supuestamente invencibles), los patriotas guerreros de Hizbulá, utilizando armamento individual antitanque de origen Ruso, hizo volar por los aires a uno de los mejores blindados del momento y la operación fue abortada.
En segundo lugar, adquirir el sistema Ruso de defensa aérea S-300 o S-400 (que ya está en venta y es superior al S-300).
En tercer lugar adquirir de China unos 500.000 fusiles para armar nuestra Milicia y adquirir los visores nocturnos para todos nuestros fusiles (la guerra de las Malvinas se perdió, fundamentalmente, porque los soldados argentinos no poseían estos visores nocturnos y los Ingleses si lo poseían).
En cuarto lugar, comenzar de inmediato el entrenamiento real de nuestra Milicia en la realización de la guerra irregular, entrenarlos en la fabricación de bombas explosivas no convencionales (bombas de orilla de camino), que han sido tan efectivas en Iraq, voladura de puentes y de pasos obligados.
En quinto lugar, adquirir los 96 o más aviones de combate, que nos van a servir para hacer frente a la aviación colombiana y a atacar sus bases de operaciones, fundamentalmente a las bases imperiales de Curazao y Aruba, que representan el más grave peligro a nuestro País; y, en sexto lugar, adquirir de Rusia un cohete antibuque, de manera de mantener a la Cuarta Flota gringa alejados de nuestras costas y puertos.
Braulio Martínez Zerpa, coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado en ejercicio.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online