lunes, 14 de diciembre de 2009

La Alcaldía de Caracas como eje socialista del poder popular

La Alcaldía de Caracas como eje socialista del poder popular
Perspectivas del primer Foro Municipal hacia una Caracas Socialista
Recientemente se abrió un nuevo espacio para el debate de ideas acerca de la Caracas Socialista, o mejor dicho de la Caracas hacia el Socialismo, que como transformación social se está implementando dentro del Distrito Capital y el Municipio Libertador.
El Teatro Municipal de Caracas sirvió de sede para la realización de este foro que contó con la participación del alcalde Jorge Rodríguez, la jefa de gobierno Yaqueline Farias, así como directores adscritos a la Alcaldía, entes descentralizados, trabajadores y funcionarios de la Alcaldía y algunos representantes parroquiales.
Con un definido discurso acerca de lo que realmente es un sistema socialista, se dio inicio al evento por parte del Alcalde del Municipio, y en la medida que éste se expresaba a los presentes, mentalmente me preguntaba: ¿cuán preparados ideológicamente estamos para conseguir este orden social que el Alcalde conjuntamente con las masas sociales pretende lograr? Mi respuesta fue recordar el planteamiento de Lenín: No hay práctica revolucionaria, sin teoría revolucionaria y viceversa.
Sin un conjunto de ideas sobre el sistema existente (ideología), sin la representación del sistema y sin el programa de acción, no podemos lograr una profunda transformación ni restauración del sistema social que nos rodea.
Por otra parte, Lenín también manifestaba al respecto, que no se puede separar la fuerza del marxismo de la unidad revolucionaria, pues tan importante es la teoría científica, como la lucha por la revolución para poder entonces desarrollar y aplicar los fundamentos del marxismo.
La falta de conciencia y orientación revolucionaria, la poca preparación ideológica de los cuadros es la que hace que los procesos revolucionarios fracasen.
La gestación política de los cuadros debe estar inmersa en un programa bien documentado, donde sean abordados temas como la orientación revolucionaria con los conceptos bien definidos, donde se haga especial énfasis en que, todo lo que la revolución haga en beneficio del pueblo, sea una realidad efectiva primeramente en la conciencia del pueblo, lo cual determina el carácter democrático de la misma, pues al hablar de pueblo, la mayoría está incluida, nada está impuesto, es la conciencia de los ciudadanos haciéndose ley como medida revolucionaria que será respaldada por el pueblo.
La revolución no es un cambio de hombres y mujeres, es un cambio de conciencia de la colectividad, por lo que, si queremos hacer revolución, no podemos hacerla dejando los mismos viejos esquemas del pasado, hay que acabar con los viejos vicios y costumbres que aún perduran, desplazar al seudo revolucionario que desgasta el proceso de cambio con su ineptitud, hasta terminar con el oportunistas de turno que en ocasiones daña la imagen del verdadero revolucionario con chismes y conspiración, esa actitud los hace ser indignos de ocupar cargos de relevancia para el país. Hay que acabar con la corrupción, hay que tomar medidas contra la inseguridad, porque si no somos capaces de imponer un orden social en los espacios públicos y privados no contribuimos a la seguridad del pueblo y es importante que el pueblo se sienta tranquilo.
Una vez que se haya logrado el trabajo político e ideológico en la conciencia de los ciudadanos, estaremos entonces preparados, para la construcción del socialismo y la proyección de una Caracas Socialista, que contribuya al progreso moral y material de una verdadera sociedad más justa.
Este es el sueño de la mayoría de los caraqueños y caraqueñas, pero, conquistar a todas y a todos a formar parte de este sueño, es el gran reto de la Revolución, es el gran reto de todos los que estemos involucrados en este proyecto hacia la Caracas verdaderamente Socialista.
Felicia Jiménez
Filóloga y escritora

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online