miércoles, 16 de diciembre de 2009

El cambio como táctica y estrategia (I)

El cambio como táctica y estrategia (I)
Melisa Maytin
La acción organizada de los seres humanos no es un hecho natural, es una construcción social a la que hay que ponerle atención y mucho más cuando nos hemos propuesto como país, como proyecto nacional, cambiar el tipo de relación social que signa nuestras relaciones económicas.
Las organizaciones son la respuesta para los problemas de la acción colectiva, generadas por los individuos, con recursos y capacidades particulares, que a partir de la cooperación buscan el cumplimiento de objetivos comunes.
Las soluciones son arbitrarias, contingentes, si bien una vez introducidas implican una organización de los campos de acción humana.
Ahora bien, el cambio es la transformación de un sistema de acción. Para que haya un cambio es necesario que todo sistema de acción se transforme, es decir, que los seres humanos deben poner en práctica nuevas relaciones humanas y nuevas formas de control social; y mucho más en el juego del que forman la trama de las instituciones.
Para muchos teóricos de estos temas, lo que debe cambiar de estos juegos no son las reglas, sino la naturaleza misma de los juegos.
Los procesos de cambios implican acciones y reacciones, negociaciones y cooperación, que ponen en juego la capacidad de grupos diferentes comprometidos en un sistema complejo de cooperar de otra manera en la misma acción.
Los procesos de cambio ponen en evidencia una dimensión, la del aprendizaje, es decir, el descubrimiento y la adquisición por parte de los actores, de nuevos modelos de relación, nuevos modos de razonamiento, nuevas capacidades colectivas.
Ahora saquemos la cuenta de cuál va a ser el saldo de nuestro proceso de cambio al 􀃀 nal del año 2009, y definitivamente el saldo es positivo, ¡muy positivo!.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online