viernes, 31 de octubre de 2008

Hace 66 años nació el padre de la canción necesaria en Venezuela

Hace 66 años nació el padre de la canción necesaria en Venezuela
Alí es el Árbol de la Eternidad del Canto de los Pueblos, y cubre con su ternura, a todos aquellos que por amor combaten al lado de los oprimidos del mundo...
La ciudad de Coro, en el estado Falcón, vio nacer hace 66 años a quien se convertiría en unos de los representantes más importantes de la canción necesaria en Venezuela: Alí Primera.
Antes de que sus letras se repitieran en las voces de los excluidos, y su guitarra fuera un símbolo de lucha, le sacaba el brillo a zapatos ajenos y hasta forró con guantes de boxeo las manos que tocaron las canciones que hoy recuerda el pueblo.
Si no nos lo hubiera arrancado la muerte enamorada en febrero de 1985, seguramente estuviera aquí con nosotros cantando y apoyando esta revolución bolivariana',
Primera nunca dejó de participar en los comités de solidaridad con los presos políticos,
'Más allá de todos los simbolismos que tiene para el pueblo en su conjunto, Alí tiene un simbolismo en lo personal como alguien que era pura ternura, sencillez y revolución.
El poeta, músico, activista político y autor de Vamos gente de mi tierra, Tin Marin, Techos de Cartón y Los que mueren por la vida, conocido como Alí Primera, el Cantor de pueblo, vive hoy en sus temas como lo percibe su hijo Alí Rafael Primera quien defiende la vigencia de las letras de su padre.
'El Orinoco y el Magdalena se abrazaran, La patria es el hombre, Vamos gente de mi tierra, son temas que están vigente, es la canción necesaria, es la canción solidaria, y mi proyecto Siguiendo tus pasos también va en esa dirección', expresó.
Con el violín debajo de su cuello, Alí Rafael interpreta las canciones de su padre como un compromiso de seguir luchando por la ideas que hace más de 20 años surgían de la voz del Cantor del Pueblo.
'Mi violín siempre apuntará hacia la izquierda, ese es mi lema y lucharé en contra de la derecha que humilló a mi padre', expresó.
Alí, voz y ejemplo revolucionario
Alí Primera, compositor y cantor del pueblo, nació en Coro en 1942. Fueron sus padres Antonio Primera y Carmen Adela Rossell. A raíz de la muerte de su padre y siendo aún muy joven, acompañó a su madre y hermanos en un peregrinaje por diferentes pueblos de la península de Paraguaná, que incluyó San José, Caja de Agua, Las Piedras y finalmente, el barrio La Vela, cerca de Punto Fijo. En dicho poblado, viviendo en absoluta miseria, Primera desempeña varios oficios, desde limpiabotas hasta boxeador.
En 1960 se traslada a Caracas donde se inscribe en el Liceo Caracas para completar su educación. En 1964, tras culminar el bachillerato, ingresa a la Universidad Central de Venezuela para estudiar química en la Facultad de Ciencias. Durante su vida universitaria inició su carrera como cantante y compositor, primero como una diversión y paulatinamente, como una actividad a tiempo completo. Sus primeras canciones, Humanidad y No basta rezar, presentada esta última en el Festival de la Canción de Protesta organizado por la Universidad de Los Andes (1967), lo proyectan a la fama.
Entre 1969 a 1973 permanece en Europa, donde graba su primer disco, titulado Gente de mi tierra, el cual tiene un notable éxito popular en Venezuela.
Sin embargo, aunque en poco tiempo los sectores más necesitados de la sociedad venezolana se identificaron con sus canciones, Alí fue objeto de un veto por parte de los medios de comunicación, debido al radicalismo de los temas expuestos en las mismas, lo que lo llevó a fundar su propio sello disquero, Cigarrón.
Su ingreso al mundo de la política se produjo al militar en el Partido Comunista de Venezuela, tras lo cual fue miembro fundador del Movimiento al Socialismo (MAS), acompañando y trabajando durante la primera campaña electoral de José Vicente Rangel (1973). Para este entonces, ya figuraba como uno de los principales compositores y cantantes populares no sólo del país sino de Latinoamérica.
Desde 1973 hasta la fecha de su muerte, ocurrida el 16 de febrero de 1985 en un accidente automovilístico, grabó 13 discos de larga duración y participa en numerosos festivales en toda América Latina. Entre las canciones más conocidas de Alí se encuentran Paraguaná paraguanera, José Leonardo, Casas de cartón, Cruz Salmerón Acosta, Reverón, Flora y Ceferino y Canción mansa para un pueblo bravo.
ALI DIJO: "A quienes han tratado de amedrentarme durante tanto tiempo. No bastan allanamientos, disparos a los vidrios del carro, persecuciones en las carreteras, etc., para silenciarme. Mi arma es la canción que elevo con profundo amor por el ser humano y por mi pueblo, mi arma es la esperanza, mi arma es mi deseo de ser útil siempre a mi país. Dejar de hacer lo que hago es como dejarse morir de una muerte distinta de miedo. No tengo vocación de héroe, pero como tampoco tengo vocación de desertor, prefiero arriesgarme a usar "mis armas" así tenga que enfrentarme con las de ustedes.
No tendré peso político para tumbar gobiernos, pero carajo, a mi nadie me quita el pálpito de que aquí el pueblo alguna vez será gobierno".
Alí Primera.

2 comentarios:

comite ali primera dijo...

Alí estaba siendo impulsado por el pueblo a que asumiera la lucha de sus canciones, esa presión lo estaba impulsando a asumir los cambios, él llamaba a la organización, a la unión y se motivó a comenzar a organizar los CUP, Comités de Unidad Popular; ya él tenía tiempo organizando al pueblo, antes de morir

Anónimo dijo...

Ali Te sentimos con nosotros "Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos"

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online