sábado, 31 de julio de 2010

Notas francas y curiosas sobre últimos ataques del gobierno de Uribe contra Venezuela

En Venezuela si ha habido campamentos de irregulares colombianos: en la finca Daktari en el estado Miranda. Pero Uribe no nos avisó.
Por qué el gobierno de Uribe sabe con tanta precisión donde están los campamentos de las Facr y el ELN en Venezuela, pero no los consigue en su propio territorio.
Cómo aspira el gobierno colombiano ganar una guerra a Venezuela, que tiene un presidente joven y fuerte, y una Fuerza Armada poderosa, moralizada y bien equipada, si no han podido en 60 años con unas guerrillas desparramadas en las selvas, que fueron dirigidas hasta hace poco por quien llegó a ser un ancianito asmático al que nunca pudieron conseguir ni derrotar.
El secuaz de Uribe en la OEA mostró hasta fotos de sucesos que ocurrieron en el Pacífico, a más de dos mil kilómetros de Venezuela, como la lamentable muerte de varios diputados vallecaucanos en 2007.
Que mal se sentirán los excelentes técnicos del Instituto Geográfico Agustín Codazzi de Bogotá, por la pésima representación de Colombia en la OEA.
El secuaz de Uribe en la OEA acusó a Venezuela de impedir el ejercicio de una prensa libre. Caramba, que extraño, en su país han asesinado a 136 periodistas los últimos 30 años, y otros tantos se han salvado huyendo de su país, entre otros destinos, a Venezuela, donde no se asesina ni se amenaza a nadie por trabajar.
El inhabilitado de por vida acusó al presidente venezolano de tener ínfulas de dictador, pero quien a él lo mandó a mentir en la OEA es responsable de 537 asesinatos de sindicalistas y dirigentes obreros. En Venezuela las muertes de luchadores obreros y campesinos han sido por manos de grupos paramilitares y sicarios al servicio de terratenientes y empresarios de derecha aliados de Uribe.
En Bogotá vive su exilio dorado el criminal Pedro Carmona que encabezó un golpe de Estado y usurpó todos los poderes públicos en 2002 en Venezuela. En Cartagena se reunieron en octubre de 2001 para planificar ese golpe de Estado. Desde el mismísimo DAS en Bogotá se ha conspirado para tumbar nuestro Gobierno y matar al Presidente Chávez. Pero nosotros no bombardeamos.
En una década hemos capturado y extraditado a Estados Unidos y Colombia a más de cuarenta capos narcotraficantes colombianos, pero Uribe no nos dio las coordenadas de ninguna de ellos.
Especialista estiman que hay más de 15.000 paramilitares colombianos en Venezuela, pero nada que Uribe nos avisa.
Cuando fundaron las FARC, Chávez tenía 10 añitos, época en que Estados Unidos comenzó a tener graves problemas de drogas; pero la culpa de todo la tiene Chávez.
La “propuesta” del secuaz de Uribe en la OEA, de que una comisión multinacional visitara Venezuela para investigar la veracidad de su denuncia, está despertando gran interés en las agencias de viajes. Calculan que el novedoso negocio del escándalo-turismo les reparará jugosas ganancias.
El Embajador venezolano ya sugirió un tour para Colombia a visitar las 7 bases militares gringas.
Expertos tour-operadores prevén gran demanda de los siguientes productos en Colombia: sembradíos de coca, laboratorios de cocaína, Soacha, La Macarena, oficinas de la aeronáutica civil donde despachó Uribe cuando colaboraba con la gestión de Pablo Escobar Gaviria, restos de la fragata Caldas, museo de la computación donde se exhiben las laptop del finado Raúl Reyes, entre otros.
Chávez apoyó a Lula, Kirchner, Evo, Correa, Daniel Ortega, Lugo, y todos ganaron. Si Venezuela apoyara de verdad a las FARC como dicen Uribe, Fox New y el Jefe del Comando Sur, Alfonso Cano tendría su campamento en la Casa de Nariño.
Yldefonso Finol
Presidente de la Comisión Nacional de Refugiados
"... los Estados Unidos que parecen destinados por la providencia a plagar la América de miserias en nombre de la libertad..."Simón Bolívar, El Libertador. Guayaquil 5 de agosto de 1829.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online