jueves, 15 de julio de 2010

Un día como hoy pero en 1941, nació la camarada combatiente Livia Gouverneur

Nuestra América cuenta con hermosas páginas de historia a lo largo de sus luchas por la independencia. Una de ellas la protagonizó Livia Gouverneur, nacida el 15 de julio de 1941, en Caracas, Venezuela.

Livia Margarita Gouverneur Camero había nacido en San Agustín, caraqueñísima parroquia, en su parte norte, un 15 de julio de 1941. “Muy cerca del antiguo cine Junín”, dicen los que la recuerdan. Y agregan, “en lo que hoy en día es una residencia con el mismo nombre, en la avenida Lecuna antes de llegar a Parque Central”.


Una faceta muy especial de su vida fue su afición por la literatura, pues desde los siete años escribía poemas que luego leería a sus familiares amigos.
Alegre, despierta, llena de vida, amaba profundamente a los humildes, a quienes comprendía por haber nacido en un hogar proletario y ser la mayor de los once hermanos que crecieron en un ambiente de pobreza.
Livia colaboró en Venezuela con la Juventud Revolucionaria desde la caída del dictador Pérez Jiménez, en 1958. Iba a los barrios obreros para organizar actos culturales y enseñar a los pequeños cantos revolucionarios.
Su avidez por la lectura la llevó a estudiar mucho, en especial Psicología, lo cual le permitió establecer discusiones con los profesores de la Universidad, quienes se asombraban de la profundidad de su pensamiento.
La última vez que la madre supo de ella fue el primero de noviembre de 1961, día en que le manifestó que iría a una excursión con unos amigos y que no se preocupara si llegaba tarde.
Un día gris llegó al hogar la noticia de su muerte. Las autoridades policiales quisieron aparentar que los autores habían sido sus propios compañeros, pero se comprobó que fueron contrarrevolucionarios cubanos, quienes tirotearon una manifestación de apoyo a la Revolución Cubana.
Livia Gouverneur sentía una gran admiración por Cuba y fue de las primeras en marchar en los actos de solidaridad a favor de nuestro pueblo en la querida Venezuela.
A pesar de la fuerte presión de las autoridades venezolanas, los estudiantes llevaron su cadáver hasta la Universidad que tanto amó y le rindieron los honores que ella se merecía. En hombros de sus compañeros la joven fue llevada a la Facultad de Humanidades, donde su presidente intervino para exigir el castigo de los asesinos.
Durante el sepelio la multitud enarboló banderas y cantó himnos revolucionarios y constituyó una manifestación popular de dolor y repudio a la acción asesina.
El recuerdo, respeto y cariño hacia esta sacrificada mujer que fue Livia Gouverneur, perdura entre los revolucionarios venezolanos y cubanos
Agarra una de esas fotos. Estoy al lado de Gustavo Gouverneur uno de los hermanos menores de Livia, en la tumba del Cementerio General del Sur. Estábamos redescubriendo la tumba que no visitaba desde hace unos 30 años. Ella está enterrada junto a su mamá y su papá. Como dato curioso, su mamá y su papá murieron un día después de sus cumpleaños.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online