lunes, 15 de marzo de 2010

PSUV y poder popular

PSUV y poder popular
Por: Chela Vargas
“Aprende del pueblo para enseñar al pueblo”. (J.R Núñez tenorio)
¿Cual es el papel del partido en este proceso?
.El partido no es el pueblo, no es el estado, no es un intermediario entre el estado y el pueblo. No es un gestor que concede privilegios para detentar cargos. Es un instrumento del pueblo. Un sintetizador del debate popular.
El pueblo existe organizado en los movimientos sociales: comités de tierra urbana, mesas técnicas de agua, comités de salud, consejos comunales, etc., En estos espacios elaboran sus proyectos para solucionar sus problemas de vida en corresponsabilidad con el estado. El partido es una estructura política que se involucra con estos movimientos para generar un debate que oriente las luchas reivindicativas y contribuya a elevarlas a la lucha político ideológica
El partido no es el estado. La tradición liberal que consagra el poder burgués representativo reza “solamente unos cuantos son los capaces de dictar la razón, la verdad y la ley”. El poder entonces pertenece a esa elite. Ellos son el sujeto político. El estado bolivariano y socialista valora “los poderes creativos del pueblo”. El poder pertenece al pueblo. El pueblo es el sujeto político. Ya no es solo sujeto de derecho. El partido es solo un instrumento para transformar el estado burgués. Su tarea no es servir de intermediario. Recoger por ejemplo un listado de problemas y llevarlo a las instancias del estado para su solución. Tampoco debe repetir el vicio cuarto republicano de cumplir el papel de gestor que concede privilegios para detentar cargos.
El partido es un sintetizador del debate popular. Su tarea es abrir el debate popular. Participar .en las asambleas populares. Recoger y sistematizar ese debate para convertirlo en las políticas públicas de la revolución, garantizando que los ministerios las asuman. Hacer una síntesis de la discusión y devolverla de nuevo al pueblo. “Aprender del pueblo para enseñar al pueblo” (NT). El pueblo es el sujeto protagónico de la revolución y no el partido. El partido es un instrumento para transformar el estado burgués. Es esta una práctica saludable contra el burocratismo, el clientelismo y el verticalismo. Una democratización de las decisiones del poder. Una concreción del camino hacia el fortalecimiento del poder popular.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online