viernes, 19 de marzo de 2010

El discurso a los precandidatos

El discurso a los precandidatos
Julio García Jarpa
Las palabras del presidente Hugo Chávez Frías en el Teresa Carreño ante los precandidatos del PSUV a la Asamblea Nacional, ofrecen lecturas altamente aleccionadoras.
Destaca en lo importante de ganar con una mayoría que garantice las dos terceras partes del quórum recalcando, lo cuantitativo que ello representa.
Insiste al mismo tiempo en el aspecto cualitativo, es decir, a la calidad debe agregarse la cantidad.
En el "Alo Presidente" del domingo 14 de marzo de 2010, vuelve a insistir y dice que los precandidatos deben estudiar, conocer, el "Manifiesto Comunista", matemáticas y leer lo suficiente. El mensaje: quiere en la Asamblea Nacional diputados instruidos, revolucionarios y leales al proceso... "El que tenga oídos...que oiga y el que tenga ojos...que vea".
No se trata entonces de aprovecharse de un método democrático en que solo basta con meterse en internet y colocar el nombre, existen exigencias que van más allá de la habilidad de dominar el recurso cibernético.
Un regaño necesario
Recordó el principio de la moral y la ética socialista y llamó la atención a aquellos que teniendo cargos de poder estadal o regional, se valen de sus recursos para inclinar preferencias sobre uno u otro candidato.
Exigió el respeto por la voluntad de las bases y que se permita libremente discernir para optar por la preferencia que dicte la conciencia.
Se abre un método de postulación y escogencia que refleja el espíritu democrático, mediante el cual la militancia puede escoger entre varios, pero, descontaminado del abuso de poder.
Como muestra de la identificación de los presentes con ese regaño, todos los asistentes se pusieron de pie al tiempo que gritaban: "Así, así, así, es que se gobierna", una vez mas, Chávez interpreta la realidad concreta de su pueblo y sus seguidores.
El respeto debido
De las palabras del líder se deduce que la confrontación debe existir pero llama al debate de las ideas, en la comparación de las propuestas y en la metodología para la acción.
El cautivar los electores en las elecciones internas debe alimentarse con la capacidad de combinar la formación teórica con la acción práctica. Quienes reúnan esas condiciones deben marchar tranquilos a la confrontación. Aquellos que son puramente teóricos y no bajan a la acción están en desventaja, lo mismo aquellos que son puramente prácticos pero no cultivan su intelecto deben sentirse descalificados.
Oportuno es recordar las palabras de Carlos Marx: "Sin teoría revolucionaria no hay movimiento revolucionario". También Lenin en el "Qué hacer" de sus Obras Escogidas.
Un método para la auto-evaluación del candidato
En primer lugar, ubicarse dentro de las líneas estratégicas de la revolución, saber del momento histórico en el tránsito del capitalismo al socialismo y saber diferenciar entre los enemigos nacionales e internacionales.
Luego hacer un balance de la formación intelectual, conocer del marxismo y de todos los estudiosos que han sumado a la teoría luego de la muerte de Marx.
Y finalmente en la praxis cuánto has aportado para construir las herramientas para hacer la revolución, es decir, el partido, los frentes sociales y las misiones.
Si cumples con esas condiciones, adelante, eres un buen candidato

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online