sábado, 4 de junio de 2011

Satanizar a Chávez de contra revolucionario ¿por qué?

El camino de la democracia real y el de la insurgencia armada deben respetar las reglas del juego.
Satanizar a Chávez de contra revolucionario ¿por qué?

Raúl Bracho
Si un guerrillero de las FARC se esconde en territorio venezolano está irrespetando un proceso revolucionario pacífico y democrático, está poniendo en juego una alternativa que produce resultados y que jamás, se opone a otras formas de lucha. Pareciera ya una constante mas bien nacida del mismo imperio el querer inculpar a nuestro comandante presidente de las faltas a las reglas que se deben mantener en esta lucha. La insurgencia armada de las FARC son una declaración de lucha armada en el territorio colombiano y a conciencia de que Venezuela avanza en el camino de la democracia. No se puede culpar a Chávez de las irresponsabilidades éticas revolucionarias de quienes tratan de confundir dos caminos que aun siendo diferentes, deben cuidar las orillas del otro.
Si un miembro del alto mando de las FARC cruzó la frontera hacia Venezuela, debe tener bien claro que el proceso que durante doce años se trascurre bajo las normas de la democracia internacional, no se puede comprometer al intentar hacerlo cómplice de otro proceso que se decide por las armas. Venezuela respeta la lucha que libra las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas, en su territorio, en su mapa y de igual forma las FARC tienen el deber de respetar las luchas que libra Venezuela y su revolución bolivariana dentro del marco de la democracia y las leyes que la riguen, esto es algo que se debe tener bien claro.
Es de hacer notar como aparecen inmediatamente artículos y notas denunciando a Chávez como traidor y entreguista cuando se detiene en nuestro territorio a un guerrillero de las FARC. Ese soldado puso en riesgo nuestra revolución pacifica y democrática al esconderse en nuestro territorio. Quisiera leer algún documento del secretariado en donde se acuse a Chávez. Son, para mi, más trampas imperiales para intentar desprestigiar a nuestro proceso revolucionario, igual que la criminalización por el tema de Joaquín Pérez Becerra, quien se montó en un vuelo hacia Venezuela aun sabiendo que era un perseguido político de Santos y de igual forma ha provocado todo un sin número de ataques contra nuestro líder que no tuvo nada que ver con su irresponsabilidad de viajar a nuestra patria sin evaluar el riesgo político de su decisión.
Heinz Dieterich es la voz de la contra revolución socialista, pretende ser el profeta que anuncia el final de un líder que, a su pesar, hoy resurge con más fuerza que nunca en la política internacional. Tratar de conmover corazones con fallas estratégicas personales, que de seguro no están aprobadas por el mismo secretariado de las FARC, corresponde a un plan desestabilizador programado por el mismo imperio.
Las FARC siempre han mantenido una posición sumamente clara en su relación con el proceso que lidera Hugo Chávez Frías y viceversa.
Todo aquel que haga eco de estos sucesos para apoyar una descalificación de nuestro comandante, sólo estará evidenciando su posición reaccionaria ante una situación política en la que éstos errores son sumamente peligrosos.

La revolución bolivariana nació dentro del juego democrático, nunca podría otra fuerza revolucionaria exigirle una posición que ponga en contradicción su convicción democrática y de respeto de las normas del juego internacional. ¿cuesta mucho imaginarse lo que prosperaría si Hugo Chávez no entrega a un guerrillero que se esconde en nuestro territorio? ¿No quedaría Venezuela como cómplice de las FARC? ¿No comenzaría una campaña `para señalarnos como terroristas? Por favor!
Colombia tiene su lucha de liberación y se le respeta, Venezuela también, aunque sea de forma pacífica. Ya basta de usar los errores inducidos, pagados o inocentes que cometen otras organizaciones y que nuestra revolución no puede defender sin poner en riesgo el futuro de un proceso que es tan necesario e importante en el combate al imperialismo.
Hugo Rafael Chávez sabe su camino, si otros se equivocan o tratan de hacerle tomar posiciones supuestamente “revolucionarias” pero que sirvan de excusa para que seamos agredidos y destruidos, que ellos asuman sus culpas, ya basta de tratar de enlodar a un líder que avanza con un pueblo entero detrás de su palabra esclarecedora.
Venceremos

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online