viernes, 3 de junio de 2011

Ley de Arrendamientos Inmobiliarios es un instrumento revolucionario

En su fase de proyecto
Cerca de 300 personas atendieron el llamado para el inicio de las jornadas de Parlamentarismo Social de Calle en torno al proyecto de Ley para la Regularización y Control de los Arrendamientos Inmobiliarios
Al iniciarse la consulta pública del Proyecto de Ley de Arrendamientos Inmobiliarios, primera herramienta jurídica entregada al Parlamento por iniciativa del Pueblo Legislador, el diputado Diosdado Cabello (PSUV-Monagas) reiteró que está garantizada la propiedad del dueño o dueña de un inmueble alquilado, y simultáneamente se protege al inquilino o inquilina, la parte más débil que por años ha sufrido la vulneración del derecho humano a un techo, a una vivienda, por lo que la calificó de normativa revolucionaria.
Desde la plaza Francia, en Altamira, municipio Chacao, donde se realiza la jornada, subrayó ese elemento para aclarar que en ningún caso se desconocen los derechos de propietarios y propietarias, tal como pretenden presentarlo los detractores de la ley.
No obstante eso, prosiguió el parlamentario, es indispensable que las reglas del juego en un contrato de arrendamiento de un inmueble para vivienda estén claras en cuanto a garantizar también, por ejemplo, que no habrá desalojos de madrugada, a partir de la orden de algún tribunal, con policías municipales o estadales que no les importa dónde va a ir la familia desalojada.
Cabello recordó que esa es una vieja práctica que se vino ejecutando sin contemplaciones. Ilustró con un caso conocido en la consulta que comenzó este jueves, el cual se refiere al de una señora a quien le pidieron desocupación de un apartamento donde ha vivido 39 años pagando alquiler.
Movimiento de Pobladores, Movimiento Contra Desalojos Arbitrarios, Red Metropolitana de Inquilinos, son parte de los colectivos que participan en la consulta.
Jornadas de consulta jueves, viernes, sábado y domingo en junio
Los asistentes a la jornada de debate se organizaron en mesas de trabajo, coordinadas por facilitadores de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).
Asimismo, el diputado Claudio Farías, miembro de la Comisión de Administración y Servicios Públicos de la Asamblea Nacional, precisó que durante el mes de junio se celebrarán consultas públicas el jueves, viernes, sábado y domingo de cada semana, en todo el país.
Entre los aportes novedosos del proyecto de ley están los mecanismos de solución pacífica de controversias, tales como la mediación y la asistencia a las partes en conflicto para dirimir sus diferencias, sin llegar a un procedimiento judicial.
Años pagando alquiler
27 años en un apartamento que no le pertenece en el papel, pero por el que ha pagado su cuota de alquiler legal cada mes. Así ha vivido Róbinson Ochoa, de 37 años, solo con su madre. Cancela el canon de arrendamiento, de 350 bolívares, en tribunales, porque el propietario del edificio exige hoy en día dos o tres millones de bolívares al mes, lo que supera sus ingresos.
Este jueves, Róbinson asistió desde temprano a la Plaza Francia de Altamira, al este del Área Metropolitana de Caracas, para participar en la primera jornada de consulta popular, denominada Parlamentarismo Social de Calle, del proyecto de Ley para la Regularización y Control de los Arrendamientos Inmobiliarios.
“¿Qué espero de la Ley? Espero que permita que los inquilinos podamos tener el mismo derecho de los propietarios. El dueño de mi edificio tuvo el derecho de tener una propiedad privada y nosotros queremos tener también el mismo derecho. Queremos adquirir el apartamento, pagar por la vivienda a un precio justo, dadas las condiciones del edificio y el tiempo que tenemos alquilados; al precio justo, no al precio de mercado, de estafa”, contó.
Hay que desmercantilizar la vivienda

Para el coordinador Nacional del Programa de Estudios Jurídicos de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), Silio Sánchez, tres objetivos fundamentales tiene esta ley: La desmercantilización de la vivienda y combatir todas las formas de especulación y de explotación del ser humano por el ser humano a través de una vivienda.
“No puede ser que a costa de una vivienda un propietario tenga a una familia completa trabajando para que le den todo lo que producen”, explicó.
Y añadió: “Hay gente que quiere ver en el contrato de arrendamiento una relación de servidumbre, incluso feudalista. Prácticamente todo lo que produce la familia es para pagar la vivienda y el propietario obtiene unas enormes ganancias especulativas, cuando no produce nada. El que produce es el trabajador”.
El profesor de la UBV, casa de estudios que ha acompañado a los inquilinos en esta propuesta legal y cuyos estudiantes son facilitadores en las mesas de discusión, indicó que uno de los principales cuestionamientos recae sobre “esa relación arrendaticia capitalista, como una forma de explotación burguesa, profundamente atroz, que ni siquiera se asemeja a los controles que tiene el capitalismo occidental”.
Explicó que en las sociedades europeas hay una serie de controles para evitar niveles de abuso en los arrendamientos.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online