viernes, 26 de septiembre de 2008

El detenido con el cañón “tenía, en su celular, el número de Manuel Rosales

“Hay sectores ofuscados por el odio, que todavía acarician la posibilidad del atajo y del golpe de estado”
El número de teléfono personal del líder opositor venezolano Manuel Rosales figura registrado en el móvil de uno de los detenidos con un cañón, que presuntamente iba a ser utilizado en el plan magnicida denunciado por el Gobierno, aseguró hoy el diputado oficialista Mario Isea.
También figura en el móvil decomisado este miércoles el número telefónico de Pablo Pérez, candidato de Rosales para reemplazarlo en Zulia en las elecciones del próximo 23 de noviembre, añadió Isea.
El legislador identificó a los detenidos en Zulia como Hernán José Rincón Hernández y Otto Francisco Conde, y le atribuyó a este último el móvil con los teléfonos de Rosales y Pérez.
Isea informó de ello durante su intervención en la Asamblea Nacional (AN), que debate sobre el presunto plan contra el presidente venezolano, Hugo Chávez, que ha permitido la detención de al menos cuatro militares en situación de retiro y tres civiles.
Dos de estos últimos, identificados plenamente por Isea, presidente de la comisión especial parlamentaria que investiga el asunto, fueron detenidos este miércoles cuando el ministro del Interior, Tarek El Aissami, dijo que se les sorprendió en poder de un cañón y cuatro granadas.
El cañón es “del tipo car gustav” y “tiene capacidad y alcance para destruir un avión”, dijo Aissami, quien hoy dio cuenta de la detención de otra persona en Caracas a la que se le sorprendió con un segundo cañón.
Esta segunda arma “es un misil AT-4″ de fabricación sueca y fue hallado en el sector caraqueño de Mariperez en poder de otro civil no identificado por Aissami, quien mostró el arma a los periodistas.
Se trata de un arma portátil antitanque manufacturada en Suecia por la empresa Saab y utilizada por tropas de infantería para destruir o neutralizar vehículos blindados y fortificaciones, “y también para el derribo de aeronaves”, destacó el ministro.
Desde principios de septiembre líderes del (PSUV), liderado por Chávez, divulgan conversaciones, al parecer telefónicas, atribuidas a tres altos mandos militares retirados en las que se plantean los objetivos de derrocar a Chávez atacando el palacio de Gobierno o matarlo “haciendo volar” el avión presidencial.
En esas conversaciones, los interlocutores aseguran contar con apoyo de militares en activo y también de directivos de medios de comunicación privados para concretar el presunto plan.
Entre los primeros detenidos a mediados de mes figuran el general Wilfredo Barroso, el vicealmirante Carlos Millán, el teniente coronel Ruperto Sánchez y el mayor Helímenas Labarca Soto, todos retirados.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online