sábado, 13 de septiembre de 2008

Bolivia: Ametrallaron a campesinos, 14 fallecieron

Gobierno responsabiliza al prefecto de Pando
Paramilitares entrenados y financiados por el prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, emboscaron en un puente a 7 kilómetros de Porvenir, a un millar de campesinos que marchaban desarmados hacia Cobija. Francotiradores dispararon desde los árboles contra la multitud, donde había niños, mujeres y ancianos, dejando entre 8 a 14 muertos.
Roberto Tito, uno de los campesinos que estuvo en ese puente cuando comenzó la balacera contra gente indefensa, testimonió que ellos marchaban desarmados, pero de pronto escucharon los disparos y algunas personas comenzaron a caer heridas de muerte.
Francotiradores ubicados en las copas de los árboles dispararon sobre la multitud sin importar que también se encontraban; niños, mujeres y ancianos confundidos entre campesinos
"Estábamos desarmados, no como dicen ellos. Nos detuvieron a unos 7 kms antes de Porvenir y luego nos atacaron, nos emboscaron y comenzaron a disparar con ametralladoras ", relató Tito, apesadumbrado por la muerte de sus compañeros, ya que hasta este viernes se reportó un número indeterminado de desaparecidos.
"Los compañeros tuvieron que escapar a todo lado. No perdonaban ni a niños ni mujeres. Esta fue una masacre a los campesinos, esto es algo que no debemos permitir", señaló el trabajador rural.
Catorce muertos por masacre
Ocho personas murieron en la masacre, según cifras oficiales, pero la emisora Radio Erbol afirma que los fallecidos ascendieron a catorce luego de que se encontraran seis cadáveres más.
La entonces ministra de Gobierno, Alicia Muñoz, ya denunció en septiembre de 2006 que el prefecto Leopoldo Fernández entrenaba en Cobija al menos a un centenar de paramilitares, bajo la fachada de conformar una fuerza "para seguridad ciudadana".
Dos años después, esos integrantes de "seguridad ciudadana" cumplieron a cabalidad su papel para el que fueron entrenados: dispararon a mansalva contra gente indefensa. No sólo eso, los paramilitares, muchos de ellos brasileños, se encargaron de secuestrar a quienes no pudieron escapar de las balas asesinas.
Gobierno culpa al Prefecto de Pando por la masacre
El Gobierno de Bolivia responsabilizó este viernes al prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, por la masacre terrorista contra campesinos en la localidad de Tres Barracas a 35 kilómetros de Cobija, donde fueron victimados ocho personas y se dejó decenas de heridos por impactos de bala.
"Lo que ha ocurrido en Porvenir es una acción terrorista, es una masacre, es algo que no se puede perdonar. Los responsables deberían no solo someterse a la justicia boliviana si no también, por supuesto, a la justicia divina", afirmó el portavoz de la Presidencia, Iván Canelas.
Los reportes oficiales concluyen que se trató de una emboscada armada contra campesinos por parte de grupos de sicarios y funcionarios prefecturales promovidos por el prefecto Fernández.
El Gobierno expresó su dolor por los decesos en el ataque paramilitar contra campesinos y reconoció que están muy apenados por estas acciones terroristas que ha ejercido la Prefectura de Pando. Canelas dijo que es imperdonable que en un proceso de democracia se masacre a campesinos que tiene todo el derecho de reunirse y ser parte de las acciones del proceso de cambio.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online