martes, 5 de julio de 2011

Comandante Chávez abraza apoyo del pueblo con discurso en Miraflores




Jefe de Estado arribó este lunes al país
Tal como lo adelantó, el primer mandatario nacional, Hugo Chávez, en medio de las voces de solidaridad, saluda el apoyo que el pueblo le ha dispensado al ofrecer un discurso desde el Palacio de Miraflores.
Tras permanecer poco más de tres semanas en la ciudad de La Habana, luego de haber sido sometido a dos intervenciones quirúrgicas de emergencia, el mandatario venezolano arribó al país la madrugada de este lunes, en medio de su reposo médico.
"Aquí estoy pues, ¡en casa y muy feliz! ¡Buenos días mi Venezuela Amada! ¡Buenos días pueblo amado! ¡¡Gracias Dios Mio! ¡Es el inicio del Retorno!, escribió el mandatario por twitter.
Desde la tarde de este lunes, el Poder Popular se congregó en las afueras del Palacio Presidencial, en el centro de Caracas, para respaldar al Jefe de Estado.
Presidente Chávez: Esta nueva batalla también la ganaremos
El mandatario venezolano, Hugo Chávez Frías, se dirigió este lunes a la multitud bolivariana que colmó los espacios del Palacio de Miraflores en Caracas para ratificar su convicción de que junto al pueblo, ganará la batalla contra la afección de salud que lo obligó a ser intervenido quirúrgicamente en Cuba.
“Estoy sometido y debo estarlo durante un tiempo a un estricto control médico científico, ustedes saben las razones. ¡Estoy seguro de que esta nueva batalla también la ganaremos!”, dijo Chávez, tras lo cual fue ovacionado por las cientos de personas que desde tempranas horas de la mañana se reunieron en la sede de Gobierno para darle la bienvenida.
Tras casi cuatro semanas de estar en La Habana en proceso de recuperación, Chávez retornó a Venezuela este lunes en horas de la madrugada para continuar su tratamiento, lo que generó la masiva y espontánea movilización del pueblo caraqueño con muestras de solidaridad.
Vestido con uniforme militar, Chávez apareció en el Balcón del Pueblo enarbolando el pabellón nacional, acompañado por sus hijas Rosa y María. Luego de entonar el Himno, el Jefe de Estado gritó “¡Viva Venezuela! ¡Viva la Revolución Bolivariana!”.
Después de enviar un saludo a los pueblos del mundo por su apoyo durante el tiempo que permaneció en Cuba, Chávez reiteró que “se ha iniciado el retorno”.
“El amor es el mejor remedio para cualquier enfermedad. Gracias por este baño de amor tan especial, no sólo desde Venezuela sino desde muchos otros lugares del mundo”, aseveró el mandatario.
La alocución de Chávez fue precedida por los militantes socialistas que a voz en cuello gritaron las consignas “¡Gracias, Fidel, por cuidar de él!” y “"¡Uh, ah; Chávez no se va!”.
El jefe de Estado prosiguió recordando a la multitud: “estoy sometido y debo estar sometido durante un tiempo a un estricto control médico científico. Ustedes saben las razones. Esta nueva batalla también la ganaremos y la ganaremos juntos”.
“Hace unos días, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, me decía por teléfono: ‘comandante esta es otra batalla’, y yo estoy seguro que como hijo de Bolívar, el hombre de las dificultades, también la sabremos enfrentar y obtener la victoria; y me recordaba Correa, ese gran hermano bolivariano, aquello que dijo nuestro Libertador, aquí mismo el día terrible del terremoto aquel de 1812, recordemos esas palabras porque las voy a repetir como Bolívar y con este gigantesco Simón Bolívar colectivo que ha resucitado en el pueblo venezolano: ‘sí la naturaleza se opone, lucharemos contra ella y la haremos que nos obedezca’. Esta batalla también la ganaremos por la vida, por la patria y por la revolución”, asentó el presidente Chávez.
El comandante reflexionó en voz alta: “compatriotas, amado pueblo venezolano, yo estoy seguro de que ustedes comprenden perfectamente las dificultades de esta batalla. Que nadie vaya a creer que ya mi presencia aquí significa que ganamos la batalla”.
“Hemos comenzado a remontar la cuesta, a vencer el mal que se incubó en mi cuerpo, quién sabe por cuántas razones. Pero tendremos que seguir, y yo de primero, un plan estrictamente médico- científico paso a paso y yo sé que ustedes lo comprenden y son los primeros en acompañarme para la victoria definitiva”, resaltó.
GRACIAS A LA VIDA
Le doy las gracias a Dios, al manto de la virgen convocado por mi madre y las madres de Venezuela, a los espíritus de la sabana, aquellos que invocó Florentino Coronado cuando enfrentaba al mismo demonio. Le doy las gracias a la vida, a Fidel Castro que ha sido prácticamente el jefe médico de la legión de médicos cubanos, venezolanos, especialistas que desde el primer día se han dedicado a esta batalla. Yo me puse en primer término en manos de Dios; y en segundo lugar, en manos de la ciencia médica. Y en manos de ustedes, porque les juro que ganaremos esta batalla”, puntualizó.
Chávez enfatizó: “dice el Eclesiastés: todo lo que va a ocurrir debajo del sol tiene su hora y esta es la hora de la vida, de la patria Bicentenaria, la hora de la independencia definitiva de la patria venezolana, del pueblo y yo hijo de este pueblo no podía faltar a la fiesta de la patria”.
“Le doy la vida a Dios, a José Gregorio Hernández, a mi Cristo redentor crucificado, el salvador, a los médicos, a la ciencia médica, a la magia del pueblo, a sus oraciones”, dijo.
LA REVOLUCIÓN MÁS VIVA QUE NUNCA
De seguidas, el comandante mostró un crucifijo: “este crucifijo que levanto ahora, es el mismo que levante el 14 de abril en aquel retorno, lo tenía bien guardado la mano generosa de Teresita Maniglia que me lo ha hecho llegar, y lo levanto de nuevo. Cristo con nosotros, quién contra nosotros. El pueblo, la patria con nosotros, quién contra nosotros. La revolución, hoy está más viva que nunca, lo siento, lo palpo”.
COMENZÓ EL RETORNO
En medio del Pa’ lante, Comandante, consigna que retumbó en las cercanías de Miraflores, explicó que el 24 de junio, día de Carabobo, luego de la segunda operación, estando en terapia intensiva, en una lenta y franca recuperación “con la fuerza del Negro Primero, me paré y salí de la terapia y comenzó el retorno ese día viendo a Bolívar, a los niños, representando la batalla”. Apenas han pasado diez días, nadie lo creería. Es como un milagro, pero hay que cuidar al extremo este proceso de recuperación, subrayó.
“Lo hemos logrado en una primera etapa. Ahora viene la segunda y tercera de tratamientos complementarios que ya han comenzado. Estamos listos, así como superamos la primera etapa del retorno y las que vengan las superaremos”, expresó Chávez.
Flanqueado por sus hijas, Rosa Virginia y María Gabriela y luego de media hora de esperada alocución finalizó diciendo: “viva la patria, la revolución socialista, que viva la vida. Hasta la victoria siempre”.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online