martes, 16 de diciembre de 2008

Mundo árabe elogia al hombre que lanzó zapatos contra Bush

Chávez celebra "coraje" de periodista que le lanzó los zapatos a George Bush
Calificó el incidente como un "momento de humor" y señaló: "Menos mal que no le pegó"
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, celebró el "coraje" del periodista iraquí que le arrojó los zapatos al mandatario de los Estados Unidos, George W. Bush, y, entusiasmado, pidió al canal oficial Venezolana de Televisión que transmitiera el video del incidente en Irak, que calificó como un "momento de humor".
"Menos mal que no le pegó y no es que uno ande promoviendo zapatazos ni nada por el estilo o lanzamiento de zapatos, pero qué coraje", señaló Chávez, quien en los últimos años ha dedicado ácidos epítetos contra Bush.
“Lanzazapatos” iraquí es un gran admirador del Che Según el abogado, Tareq Harb, Muntazer podría ser condenado “a un mínimo de dos años si se le acusa por insultos a un jefe de Estado extranjero de visita en Irak”. La pena podría llegar a los 15 años de prisión si es inculpado por “intento de homicidio contra un jefe de Estado”.
El periodista de la televisión iraquí Muntadhar al-Zeidi, quien ganó notoriedad mundial al lanzarle sus zapatos a George W. Bush, en una ocasión fue secuestrado por milicianos y en otra fue detenido por soldados del ejército de Estados Unidos. También es un admirador del revolucionario cubano-argentino Ernesto Che Guevara.
El lunes, un día después del ataque, los tres hermanos y la hermana de al-Zeidi se congregaron en el modesto apartamento situado en el oeste de Bagdad y en el que hay un póster del Che Guevara.
Los miembros de la familia expresaron su desconcierto por la acción de al-Zeidi y temores de que sea torturado en la cárcel, pero también se mostraron muy orgullosos de que el periodista se hubiera enfrentado a Bush, al que muchos iraquíes consideran el destructor de su país.
“Juro por Alá: él es un héroe“, dijo su hermana, que tiene el sobrenombre de Umm Firas, mientras observaba por una emisora de televisión árabe la secuencia en que su hermano le arrojaba a Bush primero un zapato y después otro. “Ojalá que Alá lo proteja“, añadió.
Con el transcurso del tiempo, al-Zeidi, un chií soltero de 28 años de edad, demostró su odio contra la ocupación militar de Estados Unidos y también contra lo que considera la ocupación “moral” de Irán, declaró el lunes su familia a The Associated Press.
El acto de desafío de al-Zeidi lo convirtió de un periodista obscuro de una emisora de televisión de escasa importancia en un héroe nacional para muchos iraquíesl acto de desafío de al-Zeidi el domingo lo convirtió de un periodista obscuro de una emisora de televisión de escasa importancia en un héroe nacional para muchos iraquíes hartos de la ocupación norteamericana, que se prolonga desde hace seis años.
Muchos iraquíes están preocupados de que Irak caiga bajo la influencia de Irán una vez se vayan los estadounidenses.
Varios miles de personas salieron el lunes a las calles de Irak para reclamar la libertad de al-Zeidi.
Al-Zeidi se unió a la emisora de televisión Al-Baghdadia en el 2005. Dos años después, fue secuestrado por pistoleros mientras realizaba una cobertura informativa en un distrito suní del norte de Bagdad.
Fue liberado ileso tres días después luego que emisoras de televisión iraquíes reclamaron que apareciera con vida. Al-Zeidi dijo que ignoraba quienes habían sido sus secuestradores, pero su familia culpó a la organización al-Qaida.
En enero, al-Zeidi fue nuevamente capturado, esta vez por soldados norteamericanos, que allanaron además su apartamento, dijo su hermano, Dhirgham. Fue puesto en libertad al día siguiente y las tropas de ocupación le ofrecieron disculpas.
Esas experiencias lo ayudaron a sentir un profundo resentimiento por la presencia militar norteamericana y por la influencia que tiene Irak en los sectores religiosos iraquíes, dijo su familia.
“Él odia la ocupación material estadounidense tanto como odia la ocupación moral iraní“, dijo Dhirgham.
El mundo árabe elogió el lunes al reportero iraquí que le lanzó sus zapatos al presidente George W. Bush en señal de desprecio, al tiempo que miles de iraquíes salieron a las calles para exigir la libertad del periodista, a quien calificaron de héroe.
Dhirgham: Él odia la ocupación material estadounidense tanto como odia la ocupación moral iraní.Muntadhar al-Zeidi, que el año pasado fue secuestrado por milicianos extremistas, estaba detenido por los servicios iraquíes de seguridad y fue interrogado sobre si alguien le pagó para que lanzase los zapatos contra Bush durante una conferencia de prensa la víspera en Bagdad, dijo un funcionario iraquí.
Además, se le realizaban exámenes para determinar la presencia de drogas o alcohol, y los zapatos estaban retenidos como evidencia, dijo el funcionario, que habló a condición de anonimato.
Mostrarle la suela de los zapatos a alguien en el mundo árabe es señal extrema de falta de respeto y lanzarle los zapatos es aún peor.
Los iraquíes y otros árabes mostraron el lunes su alegría ante el lanzamiento de los zapatos a Bush. Muchos consideraron el gesto de al-Zeidi como algo heroico, expresando su profundo desprecio por el líder norteamericano al que consideran el responsable de años de derramamiento de sangre, caos, y del sufrimiento de millones de civiles.
Ver a un árabe común y corriente ponerse de pie y mostrar su indignación ante el líder de la potencia más grande del mundo fue para muchos algo asombroso.
La mayoría de los árabes consideran a Bush el símbolo de la devastación de Irak desde su ocupación en 2003 y el causante de decenas de miles de muertos y de centenares de miles de desplazados de sus hogares.
En una escuela primaria de Bagdad, una profesora de geografía preguntó a sus alumnos si habían observado por televisión cómo al-Zeidi le arrojaba a Bush sus zapatos. Luego, la profesora les dijo: “Todos los iraquíes deben sentirse orgullosos de este valiente iraquí, Muntadhar. La historia lo recordará para siempre“.
En Bagdad, miles de partidarios del clérigo antinorteamericano Muqtada al-Sadr quemaron banderas de Estados Unidos para protestar contra Bush y exigir la liberación de al-Zeidi.
Mostrarle la suela de los zapatos a alguien en el mundo árabe es señal extrema de falta de respeto y lanzarle los zapatos es aún peor. Según expresaron en la calle, lo que más los enorgullece de al-Zeidi es haberse enfrentado a Bush. Muchos acusan a los líderes árabes de acatar la política norteamericana en Medio Oriente.
“Al-Zeidi es el hombre“, dijo el hombre de negocios jordano Samer Tabalat, de 42 años. “El hizo lo que los líderes árabes no hicieron”.
Ghazi Abu Baker, un tendero de 55 años en la ciudad cisjordana de Jenin, afirmó: “Este periodista debería ser elegido como presidente de Irak por lo que ha hecho“.
Diarios en todo el mundo árabe imprimieron el lunes fotos de Bush esquivando los zapatos, y estaciones televisivas transmitieron repetidamente el incidente, que fue objeto de muchas bromas y elogiado por numerosas personas en la región.
“Irak considera el domingo como el día internacional de los zapatos“, Periodistas palestinos en la ciudad cisjordana de Ramala bromearon acerca de quién tendría el valor suficiente para lanzarle los zapatos a la secretaria de estado norteamericana Condoleeza Rice.
Aparentemente tratando de sacarle provecho al sentimiento árabe, la estación de televisión Al-Baghdadia, donde trabaja al-Zeidi, transmitió el lunes repetidamente pedidos a las autoridades para que pongan en libertad al reportero, en tanto mostraba imágenes de explosiones y reproduciendo una música de fondo que denunció la presencia militar estadounidense en Irak.
Este lunes, el canal de televisión suspendió su programación normal para emitir un comunicado a todo el mundo árabe. El comunicado pedía la liberación de al-Zeidi como una muestra de la nueva era democrática que se está viviendo en Irak y en defensa de la libertad de expresión que las propias autoridades estadounidenses le prometieron a los iraquíes.”
Protestas también tuvieron lugar en las ciudades de Basra y Najaf, donde algunas personas tiraron zapatos a un convoy estadounidense.
Khalil al-Dulaimi, el abogado de Saddam Hussein, dijo que estaba formado un equipo para defender a al-Zeidi y que unos 200 abogados, incluidos estadounidenses, ofrecieron sus servicios de gratis.
“Es lo menos que podía hacer un iraquí a Bush, un tirano que ha asesinado a 2 millones de personas en Irak “Nuestra defensa de al-Zeidi se basará en que los Estados Unidos están ocupando a Irak y ese ataque es una forma de resistencia legítima, “dijo.
“En la cultura iraquí, tirar un zapato es un símbolo de desprecio y el incidente es probable que sirva como un recordatorio duradero de la oposición de muchos iraquíes a la invasión de los Estados Unidos, un conflicto que está íntimamente ligado a la presidente de Bush.”
“Tirarle zapatos a Bush es el mejor beso de despedida (…) expresa cuánto odian a Bush los iraquíes y otros árabes”, dijo Musa Barhoumeh, editor del periódico independiente de Jordania, Al-Gahd.
Llaman también a veteranos de guerra a unírseles
Pacifistas llevarán bolsas de zapatos a Bush en apoyo a periodista iraquí
Integrantes del grupo "Code Pink" anunciaron hoy que llevarán bolsas de zapatos a la Casa Blanca el próximo miércoles en solidaridad con el periodista que le lanzó su calzado a Bush durante su visita a Bagdad.
El grupo, que se ha opuesto a la guerra y "ocupación" en Irak desde el principio, ha convocado a una protesta en el Parque Lafayette, frente a la Casa Blanca, para exigir la puesta en libertad de Al-Ziadi.
En un comunicado, los activistas indicaron que llevarán a la protesta "un enorme suministro de zapatos" con los nombres de los ciudadanos iraquíes que han perecido "en la guerra de Bush". Se prevé la participación de veteranos de guerra estadounidenses. El grupo pidió al público que incluso lleve zapatos usados y se "solidarice con el pueblo iraquí para exigir un fin inmediato y completo de la ocupación de Irak".
El grupo de pacifistas exige que el Gobierno de Bagdad ponga en libertad a Al-Ziadi y le retire los cargos, e incluso ha creado un fondo especial para brindarle apoyo al periodista y a su familia.
"Es indignante que Al-Ziadi pueda recibir dos años de prisión por insultar a George Bush, cuando Bush es el responsable directo de la muerte de 1,5 millones de iraquíes y 4.200 soldados estadounidenses, y cinco millones de iraquíes desplazados", dijo Medea Benjamin, de "Code Pink".
"El que debería estar en la cárcel es George Bush, y debería ser acusado de crímenes de guerra", agregó la activista.

1 comentario:

lucy dijo...

Espero, pienso, creo y confío en que esta sea solo la primera de las infinitas desgracias que a partir de ahora le sucedan a este hombre en justo pago a su vil comportamiento durante todos estos años. Asesino.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online