martes, 11 de mayo de 2010

Del Capitolio a Miraflores

Del Capitolio a Miraflores
Escrito por DIARIO VEA
EL PLAN ESTÁ BIEN URDIDO. Concebido al detalle. Cuenta con abundante logística. Con los verdes del Norte y con lo que tienen dispuesto aportar latifundistas, ganaderos, empresarios. Es un plan en el cual los partidos de la MUD sólo cuentan para poner sus precarias maquinarias, de lo cual están conscientes en EEUU y en los centros internos de poder.

ESTE ESCRIBIDOR LE RECOMIENDA al presidente Chávez que no se confíe. Tiene mucho poder, es cierto; pero lo que traman es más serio de lo que se piensa y de lo que detectan los servicios de inteligencia del Estado. FEDECÁMARAS se mueve con intensidad y cuenta con más respaldo del que se cree. No es que se haya recuperado, sino que la desesperación del sector ayuda. Por eso Álvarez habla como guapo de barrio.

LA ESTRATEGIA ES CLARITA: Convertir un hecho normal dentro del sistema democrático, como es la elección de los miembros de la Asamblea Nacional, en una batalla: la batalla decisiva. La oposición montada en la bicicleta FEDECÁMARAS-MUD pedalea a fondo. Pero no para dilucidar diferencias en el campo democrático sino para acabar con el proceso bolivariano.

ME EXPLICO: LA OPOSICIÓN se maneja en dos niveles, el cívico y el subversivo. La actividad en ambos niveles confluye en la prueba comicial del 26 de septiembre. Ese día por la noche se sabrá si hay victoria de la oposición o si hay derrota. Si es derrota los preparativos -el plan B- apuntan a la denuncia de fraude y la acción combinada de guarimbas en todo el país, paros parciales, terrorismo, y movilización de algunos efectivos militares comprometidos (ojo, Presidente, hay que estar pendiente del sector castrense, ya que el trabajo en su seno se intensifica). ¿Qué puede pasar? La medición de fuerzas lo determinará. Pero el Gobierno tendrá, sin duda, que emplearse a fondo.

LO OTRO ES UN TRIUNFO electoral de la oposición. O un triunfo a medias, que sería la obtención de una importante cuota de parlamentarios, lo cual en situaciones normales y tratándose de gente democrática no es problema, pero que con las características de los opositores que tenemos, se plantea algo distinto: una escalada subversiva. Una representación importante de ese signo equivale a colocar una pica en Flandes. Es decir, convertir el Legislativo en ariete contra el Poder Ejecutivo, como han hecho con las gobernaciones y alcaldías que controlan. Luego vendría el segundo paso: Lanzarse sobre Miraflores. Porque a la oposición en el fondo no le importan las curules sino la utilización de éstas para acabar con Chávez. Para, desde el Capitolio, desmantelar el poder popular que se está gestando, derogar la legislación bolivariana, cambiar la composición del Judicial y del Ciudadano para proceder al enjuiciamiento del Presidente.

¿QUÉ DISTANCIA HAY entre el Capitolio y Miraflores? Apenas unas cuadras. Este escribidor no lo recuerda con exactitud, pero cree que son seis. Seis cuadras para una aventura es una distancia corta. Apenas un salto. Que es lo que prepara una oposición que, en esencia, es antidemocrática. Que no respeta reglas de juego. Que vive del odio y que recuerda con nostalgia la aventura del 11-A y no renuncia a repetirla.-

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online