viernes, 28 de mayo de 2010

Colombia hoy y su futuro

Colombia hoy y su futuro
Asiste el pueblo colombiano a otra jornada electoral trascendente.
Vienen de transitar un camino gastado, espinoso, turbio.
Quien vociferó una supuesta “seguridad democrática” sembró al país de muerte atroz, corrupción depravada y violaciones a todos los derechos. Entregó la sagrada soberanía colombiana al imperio y ultrajó en forma fraticida la sagrada soberanía ecuatoriana. Se prestó a las más sucias artimañas para agredir a su hermana Venezuela y puso en jaque la paz y la unidad de la región.
Ahora otro como él o peor que él quiere seguir en el poder para hacer daño. Son los mismos que mataron a Gaitán, exterminaron la Unión Patriótica y crearon esa aberrante forma de ganar dinero matando que son los “falsos positivos”. Porque para ellos todo es un negocio, como verter sin piedad la sangre de Abel.
Las opciones del cambio son variopintas y siguen dispersas. El pueblo, sin embargo, siempre buscará una trocha para llegar a mejor destino.
Pedimos por la paz en Colombia y soñamos un día construir juntos la Patria Grande Bolivariana. Este compromiso es histórico e irrenunciable.
Por ahora, impedir la continuidad de los genocidas es cuestión de sobrevivencia. Vaya a mis hermanos este poema desde el palpitar de mi alma.

Colombia El país más lejano de todos
El que queda después de este mundo
El que siembra sus gentes de olvido
El que sueña lo poco, el insomne
El país de la helada sonrisa
De las fosas de toda la historia
De las hachas en las pesadillas
El país del hermano perdido
Del encuentro perenne imposible
Es la tumba del Padre insepulto
Es la casa que espera los hijos
Que suelta los genios al volar los globos
Que nunca se haya al regreso asido
El país de las noches brechas
entre el mar y el viento cauto y lar cautivo
y las horas largas de esperar la vida
y el azar andante cual brioso cuchillo
El país más cercano al mío.
Conjugado en nuestro.
El más parecido a un espejo roto.
La mitad de su alma viene por el río
Por allí el veneno es como el sigilo
Y las hermosuras manjar de un martirio
¿No habrá punto de vuelta del último abismo?
¿No se irá la noche de una vez al cosmos,
para abrir el día del cálido alivio?
¿No será posible Zué,
que el hombre jaguar calme sus colmillos?
El país en filo.
La sed fraticida.
El país en vilo.
( La Patria de rodillas con un tiro desgraciado en la esperanza)
Y esa lluvia de noticias hecha un obituario.
Y esa distancia ajena con muertes y miedos.
Y esta terca caricia que te busca a tientas
Entre las sombras, siempre viva.

Yldefonso Finol
Constituyente/Poeta
"... los Estados Unidos que parecen destinados por la providencia a plagar la América de miserias en nombre de la libertad..."
Simón Bolívar, El Libertador.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online