viernes, 21 de mayo de 2010

LOS TEMORES DE LA CLASE MEDIA

Los temores de la clase media
Escrito por DIARIO VEA
Si Venezuela no fuese, como lo es, un país profundamente pequeño burgués, no merecería la pena hablar de la política de la contrarrevolución de sembrar de temores a la clase media.
En realidad, toda la campaña mediática, todo el centro de la estrategia estadounidense, es decir, de la contrarrevolución, es meterle miedo a ese mundo abigarrado de profesionales, dueños de pequeños negocios, empleados públicos y de empresas privadas, pensionados, pulperos, conductores, etc., sobre los propósitos de Chávez y del proceso de construcción del socialismo.

En otros países, donde el peso de la pequeña burguesía no es tan fuerte como en Venezuela, la estrategia de atemorizar a la clase media ha tenido un efecto poderoso y ha logrado los objetivos perseguidos por la contrarrevolución. Como se sabe, Hitler llegó al poder en Alemania porque la propaganda nazi convenció a la clase media de que su existencia corría peligro si las elecciones eran ganadas por los socialistas.

Debido a la escasa industrialización de nuestro país, al carácter rentista e importador de su economía, al papel predominante del factor servicios, a la numerosa pequeña propiedad y al poco desarrollo de la clase obrera, el espíritu vacilante y temeroso de la pequeña burguesía impregna profundamente la conducta de la mayoría de la población. Incluso, buena parte de la clase obrera, debido a su juventud, a su débil conciencia de clase y a su reciente pasado campesino, está bajo la influencia de las ideas de la burguesía.

Sobre esta abrumadora y temerosa clase media influyen de manera determinante los medios de comunicación en manos de la burguesía, la prédica de los curas reaccionarios, los rumores de los laboratorios de la guerra sucia, los prejuicios anticomunistas y la escasa fuerza de la ideología revolucionaria, pero también de una manera crucial la ineficacia del Estado, la corrupción de los funcionarios y la grave situación de inseguridad.

Sólo hay una manera de contrarrestar la marea de los temores de la pequeña burguesía. Llevar a cabo la batalla de las ideas en todos los terrenos. Esclarecer por todos los medios los objetivos de la Revolución Bolivariana. Derrotar el espíritu pequeño burgués mediante el ejemplo de eficacia, ética, trabajo, patriotismo y abnegación revolucionaria

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online