domingo, 16 de noviembre de 2008

ENTREVISTA AL GENERAL MULLER ROJAS VICEPRESIDENTE DEL PSUV

"Aspiramos a obtener 7,2 millones de votos"
HUGO PRIETO FOTOS CARLOS E. RAMÍREZ
El general (r) Alberto Müller Rojas, vicepresidente del Psuv, afirma que al chavismo no le interesan "20 o 50 cargos de la burocracia estatal". O perder una o dos gobernaciones, "eso no significa nada, absolutamente nada, si no logramos obtener 7,2 millones de votos".
Si el número mágico se obtiene en las urnas, el Gobierno "impulsará la transición socialista", la tesis explícita en el proyecto Simón Bolívar 2008-2012, en la que los consejos comunales y las comunas "son el centro del desarrollo". Es decir, "socialismo para todo el mundo".
Chávez está más involucrado en la campaña que nunca, aunque dijo que no estaba en campaña. ¿A qué se debe eso?
Él es el presidente del partido (Psuv) y el partido está totalmente involucrado en la campaña. No estamos ante unas simples elecciones de autoridades regionales. Ésta es una campaña nacional vinculada al juego político internacional. Aquí se enfrentan las fuerzas que luchan por la pluripolaridad y por un modelo nuevo de relaciones políticas, económicas y diplomáticas, contra las fuerzas que apoyan la unipolaridad, representada en la alianza atlántica que gira fundamentalmente en torno a Estados Unidos y a grupos minoritarios que en sus países apoyan la plutocracia que hoy domina el sistema internacional.
¿No será que Chávez tiene que salir a la calle porque los candidatos del Psuv, en algunas regiones, son verdaderos bates quebrados?
Agarra las estadísticas y compara el nivel de aceptación que hay entre el Psuv y los demás partidos políticos, incluyendo a los de la alianza. Nosotros tenemos 45% de aceptación y los demás partidos, sumados, no llegan a 20%.
Pero esos candidatos necesitan que Chávez vaya a sus estados y los impulse, los ayude.
No necesitan el apoyo de Chávez; no lo necesitan, porque ellos gozan de una legitimidad al ser electos, directamente, por las bases de la sociedad. Si consideramos que ésta es una campaña nacional, lo que necesita Chávez es asegurar la mayor votación en todo el país en apoyo de la tesis política que encarna el Psuv y que está explícita en el proyecto Simón Bolívar 2008-2012. Por eso Chávez se está moviendo.

A nosotros no nos interesa ganar 10, 20 o 50 puestos burocráticos en estas elecciones, no. Lo que nos interesa es contarnos con la oposición y ver cuántos votos tiene el movimiento a nivel nacional. Nosotros aspiramos a obtener, al menos, 7 millones 200 mil votos en todo el país.
Es cierto, el Presidente está llamando a votar casi desesperadamente...
No, no desesperadamente.
Si le ordena a un batallón que ubique a un elector que actualmente vive en Colombia, por ejemplo, que lo busque y lo traiga para que vote, ¿no es algo insólito?
El presidente Chávez tiene 70% de aceptación en el país, 7 de cada 10 venezolanos lo apoyan. De manera que no está desesperado. Lo que está tratando de hacer es movilizar no solamente a la militancia del Psuv, a los simpatizantes, sino al electorado completo, completo, porque al hacer nosotros lo que estamos haciendo, también obligamos a la oposición a movilizarse.
A nosotros nos interesa tener una situación dialéctica en el país, que permita continuar el debate para hacer posible el crecimiento humano.
Teodoro Petkoff dice que hay que seguir el itinerario de Chávez para saber en cuáles estados pudiera perder.
Te repito: nosotros no estamos compitiendo por ganar puestos en la burocracia del Estado. Lo que queremos es medir fuerzas con el adversario. Una gobernación más, una gobernación menos, no nos significa nada, absolutamente nada, si no logramos obtener 7,2 millones de votos.
¿Y las amenazas que se les hacen a los gobernadores que pudieran ganar, a quienes el Gobierno ni siquiera les va a dar un vaso de agua?
¿Ya la gente perdió el sentido del humor? Porque Chávez dice que los va a mandar para la isla de La Borracha, que es un montón de piedras ubicadas frente a las costas de Anzoategui
Si la gente no entiende el humorismo, estamos mal. Se le ve incluso en la cara con que lo dice, que es una guasa, una guasa para empujar a estos candidatos a alcaldes y a gobernadores para lograr la máxima concurrencia de ciudadanos, cualquiera sea el color político, en estas elecciones.
A nosotros nos interesa hacer válida la consigna constitucional de que esto es una democracia participativa.
¿Pudiera ser que Chávez ya no mete miedo?
Chávez no ha intentado meterle miedo a nadie. Si lo hubiese intentado habría hecho una campaña de terror en todo el país, y no lo ha hecho.
No hay presos políticos, las manifestaciones se permiten, no hay represión frente a esas manifestaciones, no tenemos un Guantánamo en Venezuela. No estamos diciendo que le vamos a quitar la propiedad privada a quienes la tienen, ni la estamos eliminando como un factor de producción en el país. Los que intentan meter miedo amenazan con invadir, inventan paramilitares, escandalizan con delitos comunes, que colocan en las primeras páginas de los periódicos. La inseguridad es un problema ligado al crecimiento exagerado del urbanismo, y las cifras de delitos son más o menos similares en distintos países.
No hemos utilizado el terror para hacer política.
Pero sí han utilizado el canal 8 de una manera realmente censurable.
¿Por qué va a ser censurable? Entonces es censurable la actitud de los demás canales, que se supone deberían ser neutros y utilizan las 24 horas del día para atacar al Gobierno.
En ningún otro canal he visto que tengan a un moderador como Alberto Nolia ("Los papeles de Mandinga").
¿Qué te parece el "Matacuras"? Alberto Nolia es una cosa chiquitica al lado del "Matacuras. No tiene su expediente. No es un asesino.
¿O una Carla Angola? ¿O no has oído a un Kiko? ¿Te parece que esos personajes son menores que Alberto Nolia? No. Tú sabes que las relaciones sociales son recíprocas. Sí tú me dices A, yo te digo B.
¿Como diría el canal 8 con el programa Dando y Dando?
Dando y dando. Porque el problema no está planteado como un debate político. La oposición no tiene una tesis; bueno, la tiene, pero no la puede presentar en público, y desde 1998 se ha dedicado exclusivamente a la descalificación personal de la gente que estamos de este lado.
Nunca han atacado el proyecto político del movimiento bolivariano revolucionario. Nunca lo han hecho.
Todos los programas del canal 8 se dedican a la campaña electoral. Despertó Venezuela, por ejemplo, se trasladó a Maracaibo para hacer un seguimiento microscópico de la gestión de Rosales.
No hay un solo programa de Globovisión, que es la televisora que articula a los demás medios de comunicación privados en Venezuela, que no sea para la campaña contra el Gobierno, que no es una campaña electoral, porque, repito, no estamos en medio de una campaña para elegir autoridades regionales, sino inmersos en un enfrentamiento político a escala internacional, porque así como la economía está globalizada, también lo está la política.
Ésta es la primera vez que vemos al Psuv en campaña, pero Chávez no lo deja ver.
¿Cómo que no lo deja ver?
Uno lo que ve es al Presidente de la República...
El partido tiene una presencia permanente, al menos, ofrece declaraciones públicas tres veces por semana. El que no quiere ver al Psuv es porque no quiere verlo.
El partido tiene 50% de aceptación en la gente.
Según las encuestas, ¿cuántas gobernaciones va a perder el oficialismo?
Si vemos los niveles de aceptación que tiene el Presidente, el Psuv y la idea del socialismo –más de 50%–, creemos que podemos ganarlas todas.
Pero todo depende de circunstancias locales. En algunos casos, los aparatos y los candidatos que nosotros tenemos no han reaccionado favorablemente.
Hay candidatos que han seguido la vieja estrategia del marketing político de vender imagen, que no tienen ningún efecto en la población, porque incluso en términos de publicidad comercial, los expertos hablan de un bosque de anuncios en el que el consumidor no puede distinguir. En publicidad esa técnica está descartada por ineficaz.
¿Por qué el aparato ideológico y publicitario del Psuv no advierte ese hecho entre sus propios candidatos?
Se lo hemos dicho repetidas veces, pero nosotros no somos una institución autoritaria.
¿Por qué no menciona las regiones donde los candidatos están poniendo en peligro el triunfo del Psuv?
Ésa es una pregunta fuera de contexto.
El que yo contestara esa pregunta me colocaría a mí en el papel de estúpido.
Después del 23N, lo que ha prometido Chávez es socialismo, socialismo sin apellido, socialismo para todo el mundo. ¿Es así?
Sí, socialismo para todo el mundo. Si obtenemos esa mayoría de votos a la que aspiramos en el país, vamos a profundizar la transición socialista. Eso es auténtico. Socialismo para todo el mundo. No la deformación ni la satanización que han hecho del socialismo. El socialismo como pensamiento, como una tesis capaz de solucionar los problemas del ser humano.
¿En qué se va a manifestar esa tesis del socialismo a partir de diciembre o enero de 2009?
El cristianismo tardó siete siglos en imponerse después que cayó el imperio romano.
La transformación de la cultura de una sociedad no ocurre por dictamen, por órdenes de una élite.
Ocurre por un proceso de aprendizaje, que tarda tiempo.
¿Cómo visualiza la participación de los consejos comunales en esa tesis socialista?
Eso va a ser el centro del desarrollo: los consejos comunales y las comunas.
¿Qué entidad van a tener? ¿Cómo se van a vincular con el Estado?
Se van a vincular a todos los niveles de Gobierno: municipal, estadal y nacional.
Va a haber mecanismos de integración, como ya ha habido.
REGISTRO VERBAL
El municipio Sucre se ha convertido en un bastión que el chavismo defenderá a capa y espada del cerco que tiende la oposición.
"Reconocemos que allí ha habido una fuerte influencia del adversario", asegura Alberto Müller Rojas, vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, quien le asigna, además, un "carácter estratégico" a Petare. "Hemos hecho todo el esfuerzo del que somos capaces", particularmente en los barrios, en las zonas populares, "donde está el corazón de nuestra organización".
Al confrontar al general Müller con "la mala gestión que se ha hecho en Petare" y la reacción contraria que podría desencadenar, afirma lo siguiente: "No lo creo, porque en un proceso electoral no sólo se juzga el pasado, sino que se aprecian las posibilidades del futuro".
Los sectores populares, que en Venezuela representan 70% de la población, "no vieron gratis el golpe de Estado del 11 de abril.
La gente no está dispuesta a que sus barrios sean cercados nuevamente por la policía, a que sean sujetos a los vejámenes a los que se vieron expuestos en el pasado.

1 comentario:

amilcar rodriguez dijo...

ese viejo si esta claro, lo que se debia era arreglar los dientes

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online