domingo, 28 de junio de 2009

MEMORIA HISTÓRICA: ¿ QUIEN FUÉ MORAZAN?

En Centroamérica el curso histórico estuvo determinado por el recién nacido imperialismo yanki, que intentó apoderarse directamente de sus territorios. De la lucha por defender la soberanía surgieron extraordinarias figuras históricas.
Francisco Morazán, legendaria personalidad centroamericana, era de origen hondureño y fue elevado a la Presidencia de los estados de la región. Gobernó 10 años. Fue un hombre de pueblo, que no pudo estudiar en la universidad, pero dotado de una inteligencia excepcional, que simbolizó la lucha de sus pueblos.
Entre esos Estados estaba Costa Rica. Allí sin embargo fue traicionado por la más rancia derecha que instrumentó un golpe de estado y asesinó a Morazán.
El general hondureño Francisco Morazán (1792-1842). Uno de los puntales de la lucha por librar al istmo del estigma de la balcanización. Constructor de un ejército al que dotó con las ideas correctas para el mantenimiento de la confederación instalada ya en 1823, sólo dos años después de la declaración de independencia de la región y dirigida a la búsqueda del progreso zonal y la disuasión de cualesquiera designios de sometimiento. Ejército que, con Morazán a la cabeza, logra reducir a los señores de la guerra opuestos a la integración de los países asociados (Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica; Panamá 'estaba más cerca de Colombia.').
De esa manera, Morazán fue primero presidente de su propio país, y luego de toda la Confederación durante dos periodos (de 1830 a 1838). Este último año dolorosa referencia, porque durante su transcurso se dio al traste con el hermoso proyecto, la llamada 'República Federal de las Provincias Unidas del Centro de América'. En ello actuaron contradicciones de origen interno y externo. Que, como señalan los biógrafos del general Morazán, se agudizaron cuando él, en tanto presidente general de la confederación, puso en marcha profundas reformas de diverso orden. Esas reformas se estrellaron con una oposición muy dura: egoísmo provincial, en general, y de políticos y militares, en particular ; cerrazón clerical, y por las ambiciones e intereses de Inglaterra. Potencia número uno de la época, dominante en la zona mediante control político y económico, además de las posesiones territoriales con que contaba. Y Estados Unidos, mientras tanto, a la expectativa.
Igual que el general Melo, arcabuceado en junio de 1860 en Chiapas, México, el general Morazán lo fue también, 18 años antes, en 1942, en Costa Rica.
El fusilamiento del general Francisco Morazán sobrevino cuando regresado del Perú, después de interrumpir el exilio emprendido a causa de la derrota militar de 1840 en Guatemala, se proponía reiniciar la lucha por la salvación de la unión. Capturado por una traición les hacen un juicio rápido y sin defensa, Morazán y Vicente Villaseñor fueron condenados a muerte.
Posteriormente los condenados fueron trasladados al paredón de fusilamiento localizado en el costado oeste del actual Parque Central de San José, Costa Rica. Irónicamente, la fecha de ese día era el 15 de septiembre de 1842, fecha del XXI° aniversario de la independencia de Centroamérica.
El acto de la ejecución comenzó a llevarse a cabo a las 5:30 P.M. Durante ese período de tiempo Morazán tuvo la oportunidad de dictar su testamento a su hijo Francisco. Luego, “En el ángulo suroeste de la plaza se coloca de espaldas a un pequeño muro rehúsa una silla que le ofrecen.” A Villaseñor quien se encontraba inconsciente y bajo sedantes, lo colocan en una silla. Morazán le arregla los cabellos que le cae sobre la frente y le dice: “Querido amigo, la posteridad nos hará justicia” , y se persigna..
Luego, en un último acto de heroísmo y valentía, el General Morazán, solicitó el mando del pelotón de fusilamiento y descubriéndose el pecho con sus dos manos ordena:
"Preparen armas; apunten, fue..."
No terminó su última silaba, por los impactos del plomo y cayó, junto a él yacía Vicente Villaseñor; luego en medio del humo de pólvora, el General Morazán levantó su cabeza y añadió: “Aun estoy vivo”.
Una segunda descarga, terminó por apagar la vida de quien según José Martí fue "Un genio poderoso, un estratega, un orador, un verdadero estadista, el único quizás que haya producido la América Central, el General Morazán". Su tumba está ubicada en el Cementerio de Los Ilustres de San Salvador

La muerte fue su último acto, orlado por el ideal de materializar el sueño de un istmo unificado y libre

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online