viernes, 19 de junio de 2009

DETENGAMOS EL CONSUMISMO

Tomado de “La Mancha”
Detengamos el consumismo
Consumismo término utilizado para describir los efectos de igualar la felicidad personal a la compra de bienes y servicios o al consumo en general. También se refiere al consumo desmedido de bienes y servicios en la sociedad contemporánea que impacta seriamente en los recursos naturales y el equilibrio ecológico.
Inicia su desarrollo y crecimiento a lo largo del Siglo XX como consecuencia directa del capitalismo y de la mercadotecnia asociada; ésta última tiene como uno de sus objetivos crear nuevas necesidades en el consumidor de modo de aumentar las ventas de los productos.
Se ha desarrollado principalmente en el mundo occidental haciendo popular el término antropológico social “sociedad de consumo”, que se refiere al consumo masivo de productos y servicios por una sociedad determinada.
Consumo militante
Cuando militamos la idea del socialismo, cuando construimos este sueño día a día, se hace necesario reflexionar acerca de nuestros hábitos de consumo. No podemos ser ingenuos ni desprevenidos cuando nos toca como revolucionarios adquirir bienes esenciales para la subsistencia y cuando salimos a la calle nos encontramos con un capitalismo vivito y coleando. Nuestros hábitos de consumo pudieran estar fortaleciendo al enemigo, nuestro descuido en las prácticas del consumo siguen perpetuando los modelos explotadores.
Ahora… ¿qué podemos hacer ante este dilema? ¿Cómo afrontamos este difícil problema? Hoy cuando no existen redes socialistas de producción en la grandísima mayoría de los espacios. Proponemos algunas ideas sencillas, pero que pudieran ayudar a mediano y largo plazo a fortalecer las experiencias alternativas y socialista de producción y a minimizar el impacto en el medio ambiente.
-Evite comprar productos que tengan publicidad en los medios mercantilistas de comunicación.
-Lea bien las etiquetas de los productos que adquiera y vea a qué grupo económico esta Ud. apoyando con su compra.
-Adquiera preferiblemente productos de cooperativas, empresas de producción social, proyectos alternativos de producción y empresas recuperadas por los trabajadores.
-Procure adquirir los productos que tengas envases reciclables, biodegradables y que generen la menor cantidad de desperdicios.
-Trate de adquirir productos que hayan sido producidos en zonas cercanas al sitio de su venta.
-Prefiera los productos que son ofrecidos con menos intermediarios en su cadena de producción.
-En la medida de lo posible evite utilizar bolsas plásticas. Vaya preparado si sabe que va a adquirir algunos productos y puede llevarlos a casa en una bolsa reusable.
-Evite adquirir productos de compañías transnacionales que utilizan métodos depredadores del ambiente y que son las financistas de las campañas en contra de las legítimas luchas del pueblo organizado.
-Cuando sea posible adquiera los productos agrícolas directamente del productor campesino.
-Busque alternativas de consumo, investigue, sea consciente de su consumo, pregúntese siempre de dónde viene el producto, quién y bajo qué condiciones es producido, a dónde van los desechos de ese producto.
Nuestra participación activa y consciente en el sistema de producción poco a poco irá cambiando los hábitos de consumo e incidiendo de manera positiva en la construcción de un modelo productivo orgánico a las necesidades, solidario y socialista.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online