viernes, 26 de junio de 2009

MEMORIA HISTÓRICA: A 48 AÑOS DEL BARCELONAZO

Memoria histórica. Un día como hoy, pero en 1961 un grupo de militares se alzaron contra Betancourt en un movimiento que se conoció como el “Barcelonazo”
Un grupo de militares activos, encabezados por el Mayor Vivas Ramírez y los capitanes Ruben Masso Perdono y Tesalio Murillo Fierro, asalta el Cuartel Pedro María Freites de Barcelona, estado Anzoátegui. En esa misma fecha un grupo de oficiales, encabezados por el subteniente del Ejercito Estrella Hernández trata de volar la planta de Arrecifes y tomas las ciudades de Catia La Mar y Maiquetía, incluyendo el Aeropuerto, en sus dos terminales, nacional e internacional.
Era una época de recrudecimiento de la persecución, allanamientos , detención de sus miembros entonces se decidió actuar por la vía de las armas señalando el 26 de junio de 1961 como fecha de un alzamiento que se originaría en la ciudad de Barcelona para extenderse a otras localidades y efectivamente tomaron el control de la ciudad y detuvieron a las autoridades, entre ellas el gobernador Rafael Solórzano Bruce y al Secretario de Política, Carlos Canache Mata, quienes fueron conducidos al Cuartel “Pedro María Freites”.
La respuesta de otros componentes militares no se realizó y fue notable la falla de dos connotados oficiales: el comandante aviador Martín Parada, quien debía tomar un escuadrón volante para dar “el santo y seña” a varias guarniciones comprometidas, y el también comandante de la Guardia Nacional, Oscar Tamayo Suárez, a quien presuntamente habían prometido un bien armado batallón de esa fuerza en Maturín con excedente de equipo para dotar a otro contingente.

De acuerdo a informaciones que luego circularon, el control del cuartel “Freites” fue retomado por los adecos allí detenidos con la colaboración de un cocinero de apellido Piña y de un subteniente de apellido Carrasquel, quien ordenó a la tropa abrir fuego contra los rebeldes resultando muertos: Celestino ZAPATA, Ángel Custodio MARTÍNEZ, Alfonso MARTÍNEZ IRAZÁBAL, Decio OLIVO, Fernando INGRASSIA, José SOSA, Narciso RIVAS MATA, Andrés RODRÍGUEZ, Miguel CLAVIER MATA, José ÁLVAREZ, Marcos SOSA SERRITIELLO, Leonardo CHACÍN, Abelardo YESBI, José REYES, Rosendo RADA ANTONINI, Andrés RODRÍGUEZ OLIVO, Gabriel JIMÉNEZ, Antonio PÁEZ, Pedro TRÍAS, Marcos URBINA y Adolfo DIBO.

El grupo que tomó parte en el movimiento insurreccional, veintiuno fueron asesinados en el patio del cuartel “Pedro María Freites” de Barcelona, los sobrevivientes fueron víctimas de vejámenes y torturas y todos, incluyendo civiles, sometidos a jurisdicción de Tribunales Militares.

Ninguno de ellos tuvo la opción de recibir beneficio de casa por prisión, todos fueron encarcelados en diferentes prisiones del país, incluyendo la Isla de Tacarigua, bautizada por los presos políticos como Campo de Concentración “Rafael Caldera”. Y sería un buen ejercicio para estudiantes de comunicación social y para muchos “periodistas” revisar hemerotecas y libros para que constaten tanto si los acontecimientos tuvieron lugar como el tratamiento que los medios dieron al caso y, no menos importante, si hubo participación de algún organismo nacional o extranjero en defensa de los derechos humanos violados. Por allí deben existir las fotografías del estado en que fueron dejados los cuerpos de los asesinados y también las de oficiales trasladados esposados a sus sitios de reclusión.
A Tribunales Militares fueron los capitanes Rubén MASSÓ PERDOMO, Tesalio MURILLO FIERRO, José GABRIEL MARÍN y Enrique José OLAIZOLA; el mayor Luis Alberto VIVAS RAMÍREZ y los civiles José V. TRÍAS, Rafael ROA, Rafael VERA, Manuel MARTÍNEZ, Rafael TORREALBA, Juan de Dios REYES, Danilo MÉNDEZ, Rafael ESTANGA, Rachid VAHLIS, Carlos PARRA, Rafael PÉREZ, Oscar PARÉS, Pedro BELLO, Julio BOADA, Carlos QUIJADA, Alejandro TRÍAS y José Rafael SOTO.
Durante el juicio se pudo saber que los autores materiales de los asesinatos habían sido los subtenientes Ramón DEVALOY CARRASQUEL y Luis BRANCHI RODRÍGUEZ y el Sargento Técnico de Segunda Luis José MOYA, quienes al parecer impartieron órdenes a los soldados de disparar contra los civiles y luego se escondieron en sus habitaciones.
También se dijo que los tres efectivos militares se habían comprometido con los rebeldes para luego “saltar la talanquera”.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online