sábado, 23 de mayo de 2009

Zuluoaga estaba engordando esos vehículos.

“Zuloaga engordó los carros 5 meses y podría estar cometiendo usura”
El ministro de Comercio y presidente de Indepabis, Eduardo Samán ofreció la noche de este viernes un balance sobre el procedimiento realizado anoche en una de las casas del presidente de Globovisión, Guillermo Zuloaga, donde las autoridades lograron la incautación de 24 vehículos presuntamente “acaparados”.
El ministro explicó que los 24 vehículos ingresaron al país en diciembre de 2008 y fueron adquiridos con dólares de Cadivi. Los carros no se vendieron a particulares, sino que un concesionario de Zuloaga se lo vendía al otro, en lo que pareciera ser una maniobra para retardar la venta y esperar a que los carros suban de precio para poder obtener más ganancias.
Samán destacó que es pública y notoria la especulación en el precio de los vehículos, los cuales son vendidos hasta tres veces más costosos que el precio sugerido. Informó que en las últimas 4 semanas en diversos operativos las autoridades han encontrado 6.700 vehículos fuera de los concesionarios, en depósitos. “Son vehículos que no los entregan”, apuntó.
“Estos 24 vehículos no están asignados ninguno a una persona natural”, explicó el Ministro en cuanto al caso del presidente de Globovisión.
El Ministro explicó que debido a que estos bienes no están declarados como artículos de primera necesidad “ellos creen que pueden hacer lo que quieran con eso”. Los organismos correspondientes están haciendo “todo el seguimiento de los vehículos y por qué no son ofertados al público”.
Samán indicó que fueron carros que ingresaron al país el año pasado. La licencia de importación vencía el 31 de diciembre de 2008, lo que indica que los carros debieron nacionalizarse antes de esa fecha. También señaló que se usaron dólares de Cadivi para adquirirlos.
Indicó Denis Arias Núñez, consultora jurídica del Ministerio del Poder Popular para el Comercio, que los automóviles fueron facturados con fecha muy reciente: “Todos los carros fueron vendidos el 13, 14 y 15 de mayo”, dijo resaltando que todos los carros fueron vendidos casi en la misma fecha. Pero además, los documentos no tienen “ningún sello de notaría pública”, explicó.
“Estamos en mayo: esos vehículos estuvieron 5 meses en un proceso, ‘engordándolos’ para venderlos”, dijo Samán.
En Venezuela, la palabra “engorde” se usa para referirse a personas que se niegan a vender una propiedad esperando a que su precio suba para venderla a un precio mayor, y así obtener más ganancia. En Venezuela hay escasez de vehículos automotores, y los aspirantes a compradores deben anotarse en lista y esperar meses o años hasta que se les ofrezca un automóvil. Muchos vendedores piden sobornos a los compradores para acelerarles la entrega de vehículos.
“Aquí hay la posibilidad de la usura, un delito que impone la sanción es el TSJ”

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online