martes, 19 de mayo de 2009

MEMORIA HISTORICA: Nace Ho Chi Minh, Muere José Martí

Ho Chi Minh (19 de mayo de 1890 - 2 de septiembre de 1969) fue un político, revolucionario comunista vietnamita, presidente (1954 - 1969) de la República Democrática de Vietnam (Vietnam del Norte) y poeta.
Ho Chi Minh nació en Annam el 19 de mayo de 1890. Su verdadero nombre era Nguyen Tat Thanh, pero la clandestinidad en que vivió siempre, le obligó utilizar innumerables apodos para escapar de la persecución policial. El nombre de Ho Chi Minh significaba "El que ilumina"; otras veces se hizo llamar Nguyen Ai Quoc, "El patriota".
Ho Chi Minh estudió en Hué y Saigón, hasta que en 1912, a la edad de 22 años, emigró como mozo en un paquebote francés. Fue un largo viaje de dos años de puerto en puerto hasta que arribó a Londres, donde trabajó en el hotel Carlton durante tres años.
Por encargo de la Internacional se integró en la escuela militar de Huangpu para enseñar a las organizaciones comunistas asiáticas el arte de la guerra revolucionaria. El director era el coronel Chiang Kai-shek y el jefe del departamento político era Zhou Enlai.
En la noche del 3 de abril de 1927, cuando Chiang Kai-shek traicionó a los comunistas con una enorme matanza, Ho Chi Minh consiguió huir y siguió en la clandestinidad organizando la revolución en Birmania, en China, en Siam, pasando de cárcel en cárcel, de tortura en tortura, impulsando huelgas, motines y levantamientos armados.
Por eso, aquel mismo año Ho Chi Minh fundó en Hong Kong el Tanh Nien o Partido Comunista de Vietnam.
A finales de la década de los treinta, Vietnam padece un giro importante en su situación, con la sustitución del dominio de los imperialistas franceses por los japoneses, que ocupan el país con 50.000 hombres.
Liberado de la cárcel por los aliados en 1940, regresó a su país 28 años después de haber salido de él. Luchó en la guerrilla durante los cinco años de la ocupación japonesa.
Para liberar al país de la nueva invasión, funda el Vietnam Doc Lap Dong Minh Hoi, más conocido por Viet Minh, o Frente para la Liberación de Vietnam. También crea un ejército guerrillero dirigido por Vo Nguyen Giap, uno de los generales revolucionarios más prestigiosos del mundo.
Durante muchos años vivió en una pequeña casa, pese a los ofrecimientos del gobierno.
Los franceses querían recuperar sus dominios coloniales y volvieron a ocupar el país, mientras los guerrilleros vietnamitas rechazaban a los Japoneses en el norte.
El Vietminh logró la independencia nacional (el 2 de septiembre de 1945, declarada en Hanói) y fundó la República Democrática de Vietnam, un estado obrero y campesino de base socialista.
Pero al retornar los colonialistas franceses en 1946, se desató una nueva y cruenta guerra que se prolongó nueve años. El 24 de noviembre de 1946 los franceses bombardearon Haiphng, con más de 6.000 víctimas fatales. El pueblo reaccionó el 19 de diciembre con una insurrección en Hanói.
Los imperialistas comenzaron a retroceder: cae Dong Khi, evacúan Cao Bang, luego Lao Kay, y posteriormente Dinh Lap. Francia claudicó y tuvo que pedir el apoyo de los Estados Unidos. El apoyo estadounidense no sirvió de nada. Tras la victoria de Dien Bien Phu (7 de mayo de 1954), los franceses son derrotados y Ho Chi Minh proclamado Presidente de la República Democrática de Vietnam.
A pesar de que el norte y el sur debían unificarse y realizar elecciones, Vietnam del Sur, bajo la conducción de Ngo Dinh Diem, rechazó el plan de elecciones e hizo preparativos bélicos. Aunque el mismo Eisenhower creía que un 80% de los vietnamitas habrían votado por el popular Ho, los Estados Unidos decidieron apoyar al sur,A los acuerdos de Ginebra le siguió un periodo de 300 días en que casi un millón de vietnamitas, en su mayoría católicos, emigraron al sur, y otro grupo de vietnamitas budistas y comunistas se radicaron en el norte. Ho impulsó y ordenó el apoyo a las guerrillas que ya actuaban desde el año anterior en Vietnam del Sur, formando el Frente Nacional de Liberación (FNL), y el Viet Cong, nombre que recibía su guerrilla de liberación.
Guerra de Vietnam
A la guerra contra Francia sucedió la guerra contra Estados Unidos. Murieron más de 5 millones de vietnamitas y tres millones de personas padecieron los efectos del agente naranja, un potente defoliante que tenía como objetivo arrasar por completo la jungla del país para aislar a los guerrilleros vietnamitas. Durante la guerra Estados Unidos lanzó más de siete millones de toneladas de bombas y 100.000 toneladas de sustancias químicas tóxicas, o sea más bombas que las arrojadas durante la Segunda Guerra Mundial.
Ho Chi Minh murió durante la mañana del 2 de septiembre de 1969, en su casa de Hanói a la edad de 79 años de paro cardíaco. Ho Chi Minh deseaba ser cremado, y había declarado que este método de sepultura “es más higiénico, y ahorra espacio para la agricultura”. A pesar de sus deseos, Ho Chi Minh fue embalsamado por orden del gobierno. Su cuerpo se exhibe en un impresionante mausoleo similar.
Cuando seis años después de su muerte, los comunistas derrotaban a los invasores, los tanques llevaban una pancarta: "Tú siempre marchas con nosotros, Tío Ho" En 1975 Saigón fue renombrada Ciudad Ho Chi Minh.

JOSE MARTI. EL APOSTOL
José Julián Martí y Pérez (*La Habana, Cuba; 28 de enero de 1853 – † Dos Ríos, Cuba; 19 de mayo de 1895), también conocido por los cubanos como El Apóstol, fue un político, pensador, periodista, filósofo, poeta y masón cubano, creador del Partido Revolucionario Cubano y organizador de la Guerra del 95 o Guerra Necesaria. Su movimiento literario fue el modernismo
Un día antes de morir, el 18 de mayo de 1895, le escribe a su amigo Manuel Mercado en un campamento cerca de Dos Ríos, la que sería su última carta, considerada su testamento político y visión premonitoria de lo que seria la política imperialista de los Estados Unidos de América en ibero América
Campamento de Dos Ríos, 18 de mayo de 1895
Señor. Manuel Mercado.
Mi hermano queridísimo: Ya puedo escribir: ya puedo decirle con qué ternura y agradecimiento y respeto lo quiero, y a esa casa que es mía, y mi orgullo y obligación; ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país, y por mi deber- puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo-de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso. En silencio ha tenido que ser, y como indirectamente, porque hay cosas que para logradas han de andar ocultas, y de proclamarse en lo que son, levantarían dificultades demasiado recias pª alcanzar sobre ellas el fin. Las mismas obligaciones menores y públicas de los pueblos, -como ese de Vd. , y mío, -más vitalmente interesados en impedir que en Cuba se abra, por la anexión de los imperialistas de allá y los españoles, el camino, que se ha de cegar, y con nuestra sangre estamos cegando, de la anexión de los pueblos de nuestra América al Norte revuelto y brutal q. los desprecia, - les habrían impedido la adhesión ostensible y ayuda patente a este sacrificio, que se hace en bien inmediato y de ellos. Viví en el monstruo, y le conozco las entrañas;-y mi honda es la de David.
El 19 de mayo de 1895 cae en combate cerca un lugar conocido como Dos Ríos, donde en una escaramuza contra una tropa al mando del coronel español Ximénez de Sandoval, los detalles de su caída y su posterior identificación hasta su reposo final son los siguientes:
Eran apenas pasado el mediodía el 19 de mayo de 1895, Martí a lomo de su caballo Baconao entre la confusión del encuentro buscaba al general Máximo Gómez iba acompañado por su ayudante Ángel de la Guardia.
Tres tiros certeros proveniente de unos fusileros españoles escondidos en algunos matorrales del lugar cegaron la vida del apóstol, uno penetró en el pecho fracturándole el esternón, otro entro por la parte alta del cuello destrozándole el labio superior, y el otro en el muslo derecho.
Al caer Martí su ayudante Ángel de la Guardia regresa al campamento e informa de la noticia a Máximo Gómez quien en gesto impulsivo galopó hacia el lugar de los hechos y trató de recuperar el cuerpo pero no le resultó posible, las tropas españolas tenían rodeado el lugar y una barrera de fuego impedía todo acercamiento, Gómez en un acto de furia prácticamente arremete tan cerca de los españoles que estos pensaron que lo habían herido.
Además se le encontraron documentos y objetos que acreditaban la identidad del jefe cubano, como un reloj con las iniciales JM y un pañuelo con las mismas iniciales, abundante correspondencia personal y oficial como las cartas de Carmen Miyares, María y Carmen Mantilla, Bartolomé Maso y todas dirigidas a él, además del manuscrito inconcluso de la misiva a Manuel Mercado su gran amigo mexicano.
Sandoval le comentó a Gonzalo de Quesada años después que el reloj fue regalado por él, al ministro de la Guerra Marcelo Azcarraga y el revólver al general Martínez Campos.
El día 20 cerca de las tres de la tarde el cadáver fue conducido por cuatro soldados al cementerio del poblado de Remanganaguas, fue enterrado en tierra viva y solo con el pantalón que le vestía, se le dio sepultura en una fosa debajo del cadáver de un soldado español.
Sin embargo la noticia de la caída de Martí se expande por la isla y sobre todo de la prensa que se debate entre la veracidad de la nueva, el 22 de mayo dos días después de haber sido enterrado, el general Salcedo ordena su exhumación su embalsamiento y su traslado a Santiago de Cuba para una última y definitiva identificación.
El forense santiaguero Pablo Aurelio de Valencia inicia su misión el día 23 alrededor de las 5:30 pm, la tumba estaba marcada con dos grandes piedras y sobre ellas aun se hallaba el saco negro de Martí donde encontraron un pañuelo de seda con las marcas JM. El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición, le extirparon las vísceras y el corazón que fueron enterrados allí mismo
Un carpintero por ocho pesos construyo un tosco féretro de cedro con una ventana de cristal sin forro interior, y el 26 de mayo a las seis de la tarde llega por tren escoltado el cuerpo de José Martí en su humilde ataúd a Santiago de Cuba, al día siguiente frente a la prensa se realiza una ceremonia fúnebre presidida por el coronel Sandoval quien pronunció nobles palabras en alusión al caído, el féretro fue depositado en el nicho 134 de la galería sur del cementerio de Santa Ifigenia de la ciudad de Santiago de Cuba.
En 1907 los restos del apóstol fueron nuevamente desenterrados ante la presencia de Carmen Zayas-Bazán y numerosas personalidades de la ciudad, al comprobar que los restos estaban completos estos fueron depositados en una caja de plomo que fue posteriormente sellada y depositada en otra de Caoba, en espera de la construcción de un monumento a la altura del héroe. En 1947 fueron trasladados transitoriamente al Retablo de los Héroes hasta el 30 de Junio de 1951 en que por fin los restos del apóstol reposan en paz en el monumento actual, situado en el mismo cementerio de Santa Ifigenia en la ciudad de Santiago de Cuba.
Su genio político rebasó las fronteras de su tierra y su época, las facetas de su pensamiento se encuentran interrelacionadas en la tarea que se impuso y a la cual dedicó toda su vida, la unidad de todos los cubanos, la expulsión del dominio colonial español de la Isla, evitar el peligro de una expansión norteamericana y fundar una república libre e independiente, "Con todos y para el bien de todos".
La influencia del pensamiento martiano en los cubanos, es tal que aún hoy día, a más de un siglo de su muerte, parece ser Martí una vez más quien se eleva en figura protectora y reunificadora de los cubanos. Su figura es tan respetada e idolatrada tantos por los cubanos que se encuentran en el exilio como por el Gobierno cubano. No hay proyecto de nación en Cuba sin el ideario martiano pues su pensamiento es la base de todo sentido de identidad y nacionalidad del pueblo cubano. Es por ello que José Martí es para cada cubano, y bien ganado el título, "El Apóstol".
JOSÉ MARTÍ
Edmundo Aray
Nuestros destinos serán nuestros.
No quedaremos dando vueltas en el aire,
ni embutidos en sayones blancos.
¡Echada está la suerte!
La decisión de combatir.
Luchar hasta vencer.
La primavera amiga viene sin miedo al frío.
Hemos oído la campana de la suelta en el molino.
—Guerreros,
el fusil dispara.
Por sus cantos se sabe de los pájaros.
Por la Revolución el modo de trocar la vida.
Ya nadie dirá:
¡fuera ese que habla,
que es un socialista!
Echada está la suerte.
Es la hora de los hornos,
y no se ha de ver más que la luz

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online