martes, 28 de septiembre de 2010

VICTORIAS Y DERROTAS Piedra de Tranca

Diario Vea Piedra de tranca
Victorias y derrotas
LA VÍA ELECTORAL NO TIENE NADA DE FÁCIL. Sobre todo cuando a través de ella se pretende hacer cambios sociales y económicos de importancia; y más aún cuando se quiere hacer una revolución.
LAS EXPERIENCIAS EN EL MUNDO EN ESTA MATERIA son significativas. Una, por ejemplo, fue la de la Nicaragua sandinista. Cocinó un proceso revolucionario en el marco de la democracia representativa y los poderosos enemigos que tenía, el imperio y la oligarquía criolla, la derrotó una ama de casa en unos comicios. Igual pasó con la experiencia de Salvador Allende. Guapeó hasta el final, inmolándose en La Moneda rodeada de fascistas. Ese trágico final marcó al movimiento revolucionario durante décadas.

EN VENEZUELA SE DA UN PROCESO ATÍPICO. Un proceso que ha avanzado con celeridad, entre otras razones por la hábil y carismática conducción de Hugo Chávez y de un pueblo definido por los cambios. Pero un proceso plagado de obstáculos. Con gran cantidad de trampas en el camino, incluyendo las que la propia dirección se auto monta. Incluyendo las precariedades inherentes a una política que se desarrolla en una nación tan vinculada al gran capital internacional y donde los hábitos del capitalismo enraizaron profundamente.
LA VÍA ELECTORAL ES PERTINETE, PERO TIENE RIESGOS enormes. No se puede renunciar a ella porque sería renunciar a una de las características más emblemáticas del proceso, en el cual, hasta ahora, se ha avanzado con éxito. Pero hubo una alarma el 2-D a la que quizá no se le dio la importancia que tenía. Ahora se repite la alarma. A este escribidor no le inquietan los guarismos. El PSUV obtuvo una votación muy sólida. Cualquier gobierno desearía, luego de once años de gestión que su partido logre una mayoría contundente y demuestre validad en todo el territorio nacional, con sólo dos fallas importantes, los estados Zulia y Táchira (para los cuales hay que diseñar a partir de este momento una política especial).
PERO OCURRE ES QUE EL PARTIDO SE FIJÓ UNA META VOLUNTARISTA: la de la mayoría calificada, el mítico dos tercios, y por tanto la cuota parlamentaria que obtuvo no satisfizo esa aspiración macro.
LA VICTORIA EN GUARISMOS DEL PSUV no es victoria completa, pero tampoco es derrota. La victoria que se atribuye la oposición es igualmente relativa. Lo es en el sentido de que corrige el error de hace cinco años y lleva una cuota de parlamentarios a la AN, pero que para nada compromete el poder institucional de la revolución bolivariana y su calado popular. Este escribidor considera que se abre una oportunidad para el análisis serio y para el diálogo, en términos respetuosos, y a partir del reconocimiento de que ahora existe en el Parlamento una oposición con la que hay que tratar, a menos que se ponga cómica, y que en Miraflores hay un gobierno respetuoso de la ley y del sufragio, con un poder que resulta temerario desafiar por atajos extra constitucionales.-

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online