martes, 10 de julio de 2012

TRES EN UNO Y LA ACCIÓN DEL 3 EN 1

Tres en uno

Freddy J. Melo

Con el mes de julio se inicia oficialmente la campaña electoral y se abre a los partidarios de la Revolución Bolivariana la hora de avanzar en toda la línea, rumbo a la gran victoria que ha de forjarse en fino acero de corazón y conciencia y cuya marca será un Pico Bolívar de votos. Victoria que requiere de esa calidad y contundencia en función del salto adelante inscrito en la perspectiva del nuevo sexenio, y para desmontar la política desestabilizadora del enemigo, desinflar sus alegatos de fraude, desbaratar sus pretensiones de atribuirse las cifras de abstención y seguir correspondiendo a las expectativas de los pueblos del mundo.

Considero propicio el momento para recapitular ideas que han sido expuestas y recordar algunas advertencias. Se me dirá que es llover sobre mojado, pero creo que no es cabalmente reprochable una reiteración cuando una consistente pasión por el proceso revolucionario se profesa.

Primero, hay que tener una visión muy precisa del enemigo, el cual, en una demoníaca metáfora de la concepción católica de la divinidad, son tres personas y un solo dios verdadero: el enemigo externo transnacional, el enemigo externo “nacional” y el enemigo interno o quinta columna. El verdadero “dios” que encierra a las tres “personas” en una, el enemigo principal, es el imperialismo.

Esta precisión, me parece, ayuda a organizar las fuerzas en función de un triple frente de combate, poniendo el acento táctico en aquel que puede hacernos más daño en determinada circunstancia y manteniendo el filo estratégico en dirección del enemigo principal.

La acción del 3 en 1

Freddy J. Melo

La acción convergente de las “tres personas” referidas en la entrega anterior está a la vista.

La satanización del Presidente y el proceso es tarea diaria y creciente del doble tipo de enemigos externos, que asoma su agenda de mentira, mediasverdades, violencia y terror buscando crear condiciones para derrocar al gobierno antes de octubre (más difícil que subir un corozo)

Por su parte, el rol de los quintacolumnistas es generar descontento mediante mal servicio y corrupción, exacerbar los vicios de Estado oligárquico heredado aún existentes.

Pero eso no es obvio para todos: muchos que jamás se confundirían ante golpistas, terroristas, saboteadores, secesionistas del Zulia, altavoces de Washington o negadores de logros evidentes, son susceptibles de desaliento y vergüenza y pueden aflojar fe y compromiso ante la insidia de los medios, que se nutren de aquellos descontentos y vicios.

Por ello es necesario reiterar que: la actuación de los revolucionarios ha de ser superior, en términos de unidad, organización, conciencia y acción; hay que empeñar en el combate todas las fuerzas y posibilidades, todos los recursos morales, ideológicos y políticos, toda la pasión y compromiso de quienes se proponen transformar la sociedad; se requiere acercar la conciencia del pueblo al nivel de su amor por el líder y dejar un saldo organizado de avance en materia de empoderamiento popular; se tiene que redoblar la lucha por cualificar el servicio público y combatir la corrupción y el burocratismo, y desde luego, se debe efectuar un despliegue total de la inmensa obra realizada.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online