miércoles, 16 de junio de 2010

NOSOTROS NO PODEMOS SER ELLOS

Nosotros no podemos ser ellos
Reinaldo Quijada,
Clase Media Revolucionaria
“Los años de abundancia, la saciedad, la hartura
eran sólo de aquéllos que se llamaban amos.
Para que venga el pan justo a la dentadura
del hambre de los pobres aquí estoy, aquí estamos.
Nosotros no podemos ser ellos, los de enfrente,
los que entienden la vida por un botín sangriento:
como los tiburones, voracidad y diente,
panteras deseosas de un mundo siempre hambriento”.

Estos son unos versos de Miguel Hernández, el pastor de Orihuela, de su poema “El hambre”, asesinado de tuberculosis, en una de las cárceles fascistas de Franco, cuando aún no cumplía los 32 años.
Esto pudiera reflejar lo que estará en juego el 26S. Dos visiones de la vida y del ser humano… Asquea escucharlos o leerlos, a ellos, en Globovisión, en El Nacional o en El Universal. Como los mendigos que por hambre, revuelven y buscan los restos de comida, en las bolsas de basura; ellos, por codicia y egoísmo, revuelven y buscan los restos de algunos errores o contradicciones nuestros, en las “bolsas de basura”, en las cuales se han convertido los medios de comunicación del capitalismo.
Hay momentos de sombra en la Revolución Bolivariana, pero son muchísimos más los momentos de luz. Esto salta a la vista, aunque no siempre se entiendan, ni en su alcance, ni en su magnitud. Hay errores, pero hay muchísima coherencia también. Podemos hacer un recuento de lo alcanzado...
La OPEP recuperada, el ALCA enterrada, el ALBA naciendo, las Misiones Sociales multiplicándose, Barrio Adentro diversificándose, Robinson, Ribas, Sucre y ahora Alma Máter proyectándose, CASA y PDVAL, a pesar de toda su, más que evidente, corrupción, PDVSA, las empresas básicas, la CANTV y la EDC, ahora de todos y todas, Barrio Nuevo, Barrio Tricolor, aunque su avance sea lento, Cultura Corazón Adentro, Negra Hipólita, las tierras y las aguas, sin latifundios y pesca de arrastre, en manos de campesinos y pescadores, no obstante lo poco atinados, en materia agrícola e industrial, que hemos sido, la democracia participativa y protagónica, los Comités de Salud con toda su orfandad, los consejos comunales con todos sus tropiezos, la unidad latinoamericana, los nuevos conceptos de integración.
El socialismo en construcción... Pudiéramos seguir esta inmensa enumeración de logros y avances innegables.
Además, allí están Correa, Evo, Daniel, Lula, Cristina y todos los demás presidentes que “por primera vez se parecen a sus pueblos”. Todo esto alcanzado en una revolución que convive con el enemigo y con una sociedad de consumo que pervierte el alma humana, irremediablemente, mientras no sepamos enfrentarla.
Tanto hemos logrado nosotros, en tan poco tiempo, y a pesar de ellos, el imperialismo estadounidense y sus vulgares acólitos locales, y todo su dinero. Eso es lo que estará en juego el 26S.
No es cierto que llevaremos un “trabuco” para esas elecciones, el único trabuco real es el pueblo y la conciencia de que debemos seguir luchando por todo lo que hemos alcanzado, y apoyando a quien, con su entrega y amor, ha hecho posible este inmenso viraje.
Aunque cometamos errores y existan prácticas que no nos gusten, y a veces nos indignen, nosotros no podemos ser ellos

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online