martes, 8 de junio de 2010

HACE 81 AÑOS GUSTVO MACHADO TOMA CURAZAO PARA INVADIR VENEZUELA

Gustavo Machado, en uno de los episodios más audaces protagonizados por el movimiento revolucionario venezolano, se apodera de Curazao con el objeto de invadir a Venezuela y derrocar la dictadura de Juan Vicente Gómez
Tal día como hoy, 8 de junio de 1929, Gustavo Machado, al frente de 41 hombres armados de una pistola, un revólver y 39 machetes, tomaron por asalto la fortaleza Ámsterdam, apoderándose de la isla de Curazao, aún bajo el dominio del Reino de Holanda (Países Bajos).
La operación tenía como objetivo adueñarse del parque bajo custodia de la fortaleza y armar a los trabajadores venezolanos de la refinería para desembarcar en La Vela de Coro (Falcón), a fin de alzar al país contra la tiranía de Juan Vicente Gómez. Acompañaron a Gustavo Machado, Rafael Simón Urbina, Miguel Otero Silva, Gustavo Ponte Rodríguez, Guillermo Prince Lara, José Tomás Jiménez Arráiz, Pablo González, Miguel Ángel Paz y 32 trabajadores venezolanos de la refinería petrolera.
La fortaleza Ámsterdam, bajo custodia de una pequeña guarnición holandesa, no esperaba el ataque y fue dominada rápidamente por los venezolanos. Cayeron prisioneros de Gustavo Machado y sus fuerzas el gobernador de la isla, Leonardus Albert Fruytier, el comandante militar, capitán A.F. Borren, y toda la oficialidad y tropa holandesa.

En total, 72 efectivos. La noticia del asalto y dominio de Curazao atrajo la atención mundial. No hubo un solo diario en todo el mundo que no le diera la primera página de esta audaz acción de un grupo de venezolanos inspirados en su afán de liberar a Venezuela de la tiranía de Juan Vicente Gómez.
Así las cosas, el sábado 8 de junio de 1929, alrededor de las 9 de la noche, dos camiones con 45 hombres (unas fuentes dicen 39, otras 50), armados sólo con machetes y pistolas automáticas, entraron en el Waterfort, fortaleza ubicada en la entrada del puerto de Willemstad (hoy parcialmente demolida). Increíblemente, la puerta principal estaba abierta, por lo que entraron al fuerte sin dificultad. En el fuerte se encontraban 26 policías y 9 efectivos militares, los cuales fueron tomados por sorpresa. Una vez en el fuerte, los atacantes se dividieron en grupos: uno entró en el comedor del fuerte, arrestando a todos los presentes e hiriendo a un sargento, quien murió al día siguiente; otro grupo se mantuvo afuera, dominando a los efectivos que se encontraban en la sala principal del fuerte; un tercer grupo irrumpió en los dormitorios. Otro grupo violó la entrada del arsenal del fuerte y se apoderaron de la totalidad del armamento y munición del mismo: encontraron 197 rifles, 4 ametralladoras, 1 binocular, 38 pistolas, 75 klewangs (un tipo de machete hecho en Indonesia), 7000 balas, 150 granadas y 4 baterías costeras;

Una vez ocupada la fortaleza, Gustavo Machado y sus compañeros capturaron el barco Maracaibo, atracado en el puerto, y tomaron rumbo a La Vela de Coro donde desembarcaron. Avisadas las autoridades gomecistas, movilizaron tropas bajo el mando del general Gabriel Laclé. En las playas de La Vela se libraron los primeros combates y salieron victoriosos los audaces revolucionarios. Mientras tanto Holanda y Estados Unidos habían movilizado sus buques de guerra hacia Curazao y las costas venezolanas. Holanda declaró a Gustavo Machado “pirata internacional” y ordenó su captura “vivo o muerto”. Pasada la primera sorpresa, Gómez ordenó a las guarniciones de Lara y Zulia marchar hacia Coro para impedir el avance de Gustavo Machado y su pequeño ejército.
Después del primer éxito, las fuerzas revolucionarias no encontraron manera de aumentar sus pertrechos y se vieron en la perspectiva de enfrentar fuerzas muy superiores. No pudieron evitar el combate. Las bajas comprometieron la situación de los revolucionarios. El gomecismo los cercó y aisló militarmente, mientras desataba el más brutal terror para intimidar a la población e impedir que se les sumaran voluntarios.
No hubo más alternativa sino dispersarse. Gustavo Machado y unos pocos de sus compañeros llevaron a cabo una odisea a fin de escapar del cerco. Atravesaron la sierra de Falcón y tomaron rumbo a los estados andinos. Después de numerosas peripecias y apoyándose en la solidaridad popular, lograron ingresar a territorio colombiano

1 comentario:

Abg. Luis Sanchez Urbina dijo...

Gustavo Machado toma Curazao jajaja !!! mientras los demas entre esos mi tio abuelo Rafael Simon Urbina LOpez echaban el carro.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online