sábado, 26 de junio de 2010

Memoria Histórica: Hace 49 años del Barcelonazo

Un grupo de militares activos, encabezados por el Mayor Vivas Ramírez y los capitanes Rubén Masso Perdono y Tesalio Murillo Fierro, asalta el Cuartel Pedro María Freites de Barcelona, estado Anzoátegui. En esa misma fecha un grupo de oficiales, encabezados por el subteniente del Ejército Estrella Hernández trata de volar la planta de Arrecifes y tomar las ciudades de Catia La Mar y Maiquetía, incluyendo el Aeropuerto, en sus dos terminales, nacional e internacional.
Intento de derrocamiento del gobierno de Rómulo Betancourt en el cuartel Freites de Barcelona. Una vez rendidos, los rebeldes fueron acribillados
Tal día como hoy, el 26 de junio de 1961, a las cinco de la mañana, el mayor Luis Alberto Vivas Ramírez y los capitanes Rubén Massó Perdomo y Tesalio Murillo tomaron el control del cuartel Pedro María Freites, de Barcelona (Anzoátegui), y al mando del personal de tropas hicieron prisioneros al gobernador del Estado Anzoátegui, Rafael Solórzano Bruce, y al secretario general de Gobierno, Carlos Canache Mata, y luego ocuparon las oficinas del partido Acción Democrática (AD), de la Dirección General de Policía (DIGEPOL), la Policía Técnica Judicial (PTJ), el cuartel de policía, el aeropuerto y todas las dependencias oficiales en Barcelona y Puerto La Cruz.
Casi simultáneamente, en el Destacamento 99 de la Guardia Nacional en La Guaira (Vargas), y en Ciudad Bolívar (Bolívar), un grupo de oficiales intentó repetir la rebelión. Por la radio de Barcelona los rebeldes divulgaron proclamas exhortando a la población a secundar su movimiento, dirigido a derrocar a Rómulo Betancourt, cuyo gobierno era condenado en los términos más severos.
En respuesta a la rebelión, el Gobierno movilizó unidades de las guarniciones cercanas a Barcelona y con la ayuda del subteniente Ramón Carrasquel, plaza del Freites, quien hizo preso a los oficiales alzados, fue reconquistado el cuartel. Según se dijo, una vez rendidos los rebeldes, fueron ametrallados, muriendo 25 personas, la mayoría civiles que se habían incorporado a la rebelión y otros 10 heridos, también civiles. En el Destacamento 99 de la Guardia Nacional en La Guaira, y en Ciudad Bolívar, la rebelión fue conjurada con rapidez.

La rebelión puso en evidencia la descomposición en que se encontraba la Fuerza Armada como consecuencia de las contradicciones despertadas en el país a raíz del ascenso al poder de Rómulo Betancourt.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online