jueves, 27 de agosto de 2009

Chávez: La acusación de expansionismo " Es el colmo del cinismo"

La acusación colombiana de expansionismo “es el colmo del cinismo”
El mandatario venezolano Hugo Chávez respondió este miércoles a los señalamientos hechos por el gobierno colombiano sobre sus supuestos deseos de “expansionismo” en Latinoamérica. A juicio de Chávez, esas acusaciones son “como para una obra de teatro burlesca, del absurdo”.
El presidente Chávez, encabezó este miércoles un Consejo de Ministros desde el Palacio de Miraflores. El mandatario venezolano contó con la compañía de una delegación de empresarios japoneses, así como del canciller Nicolás Maduro y todo el tren ejecutivo.
Durante esta actividad, el jefe de Estado se comunicó con el vicecanciller para América Latina y el Caribe, Francisco Arias Cárdenas, quien se encuentra en Paraguaipoa estado Zulia, para la instalación de la base por la paz “Guajira” en dicha región.
Chávez aprovechó esa oportunidad para criticar a quienes lo acusan desde Colombia de buscar expandir su influencia en todo el continente latinoamericano.
“Ya comenzaron a circular versiones de que si esto es un plan contra el gobierno de Colombia, es un plan injerencista”, dijo Chávez en su Consejo de Ministros transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión.
“Ahora el Gobierno de Colombia me acusa a mí de expansionista, es el colmo del cinismo”, dijo el presidente venezolano de manera enfática.
“Ellos quieren instalar allí 7 bases yankees, prestando el territorio sagrado de Colombia para el expansionismo imperial, ahora me acusan a mí, nos acusan a nosotros de expansionismo, casi que el imperio venezolano“, expresó.
En este sentido, consideró que dicha acusación “es como para una obra de teatro burlesca, del absurdo. Están tratando de desviar la atención”
El pasado lunes el canciller colombiano Jaime Bermúdez informó que su país pediría al Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que aborde lo que denominan el “proyecto expansionista” del mandatario de Venezuela, Hugo Chávez.
Hoy miércoles se produjo ese pronunciamiento cuando el embajador de Colombia ante la OEA, Luis Alfonso Hoyos, pidió al presidente Chávez, que aproveche sus “capacidades” y sus “talentos” para construir colectivamente un continente mejor “sin sembrar más odio”.
El diplomático colombiano expresó hoy ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) su “más enérgica protesta” por el “proyecto intervencionista” de Chávez en los asuntos internos de Colombia.
Las relaciones comerciales entre Venezuela y Colombia se encuentran “congeladas” a partir de un pronunciamiento hecho por el mandatario venezolano.
A las tensiones entre ambos países se le suma la petición que realizara Chávez al canciller Nicolás Maduro la noche de este martes, cuando lo instó a “preparar la ruptura de relaciones con Colombia” porque es algo que se va a producir en un futuro.
“Hay que preparar la ruptura de relaciones con Colombia, eso va a ocurrir” dijo Chávez, quien se refirió al acuerdo militar entre Bogotá y Washington que permitiría a soldados estadounidenses el uso de bases colombianas para la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.
“Esas siete bases son una declaración de guerra contra la revolución bolivariana y así lo asumimos”, añadió el gobernante

El gobierno colombiano parece adicto a la guerra
“Hay países que por infortunio parecen adictos a la guerra, naciones incapaces de resolver sus problemas que no hacen sino desarrollar una permanente política de conflicto internacional (...). En Centroamérica se llegó a una paz difícil y hasta polémica pero que ha probado ser duradera, en cambio después de sesenta años Colombia no avizora la paz sino que un escenario de extensión de la guerra y la violencia”.
Así lo consideró el embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, durante su intervención en la sesión ordinaria de este miércoles para expresar su posición con respecto a la instalación de las bases militares estadounidenses en Colombia.
Chaderton lamentó las iniciativas guerreristas impulsadas por Estados Unidos y acatadas por el gobierno colombiano, al tiempo que advirtió de las proporciones que podría tener un conflicto bélico en la región, luego de antecedentes similares como Vietnam.
“Por donde quiera que se establezcan las bases militares, los vientos que las acompañan son de guerra (...) En Vietnam comenzaron con unas bases pequeñas y componente militares y miren lo que pasó, imaginen lo que va a ocurrir ahora con siete bases que serán un periscopio sobre América del Sur”, expresó.
Denunció que ante el rechazo del gobierno venezolano al acuerdo militar que permitirá la instalación de bases manejadas por funcionarios gringos, la campaña emprendida por la oligarquía se ha volcado a desprestigiar a Venezuela para calificar a la nación de “narcoestado”.
“Es increíble e inmoral que el principal país productor (Colombia) y el primer consumidor (Estados Unidos) de droga sean los que tilden a Venezuela de narcoestado (...) Y eso es lo que se dice en los medios de comunicación de la oligarquía colombiana, es maravilloso como ese ese maravilloso aparato de propaganda se moviliza para señalar a Venezuela como victimario cuando siempre hemos sido víctimas de un conflicto que no nos pertenece”.
Asimismo, enfatizó que el objetivo de la arremetida mediática, orquestada por los pequeños grupos que concentran el poder político en Colombia, es debilitar los lazos históricos de fraternidad que unen a ambas naciones.
Samper alerta que Venezuela y Colombia están en “preguerra”
El ex presidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998) aseguró hoy que su país está en una situación de “preguerra” con Venezuela, en alusión a las tensas relaciones entre Bogotá y Caracas, congeladas desde el 28 de julio pasado por disposición del presidente Hugo Chávez.
Samper, quien hace pocas semanas visitó a Chávez en Venezuela, precisó a periodistas que hoy en día las “relaciones (están) enredadas con Ecuador, incendiadas con Venezuela, hasta el punto de que estamos en situación de preguerra”.
Explicó que tampoco son buenos los contactos con Nicaragua y con Bolivia y “con un tratamiento preventivo por parte de Brasil y Chile”.
Agregó que además “las relaciones de Colombia con los países Latinoamericanos es delicada”.
Ecuador, Venezuela, Bolivia, al igual que Nicaragua han expresado sus oposición a que Bogotá autorice que militares norteamericanos combatan el narcotráfico y el terrorismo operando desde varias bases colombianas.
El acuerdo de cooperación militar ya se cerró y faltan apenas algunos retoques para que sea firmado por los gobiernos de Colombia y Estados Unidos.
Quito, Caracas y La Paz aseguran que esa presencia militar es nociva para Suramérica, pues podría generar, incluso, una confrontación armada.
Bogotá, sin embargo, asegura que no autorizará operaciones diferentes a las relacionadas para el combate contra el narcotráfico y el terrorismo y asegura que el tratado es de interés bilateral.
En los últimos días, Quito y Bogotá se han acercado a través de sus cancillerías y buscan soluciones amistosas, mientras que Venezuela se distancia de Colombia a tal punto que el presidente Chávez anunció ayer que se debía “preparar la ruptura de relaciones con Colombia” porque es algo que se va a producir en un futuro.
Los presidentes de Unasur se reunirán el 28 de este mes en Bariloche (Argentina) a fin de discutir el tema de la cooperación militar entre Colombia y Estados Unidos

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online