lunes, 21 de mayo de 2012

EL EQUIPO DE CHAVEZ

Sentir bolivariano

El equipo de Chávez

Autor: Adán Chávez Frías

Somos millones, una sola voz, como dice nuestro himno del PSUV; y que es aplicable a toda la fuerza revolucionaria que apoya y defiende este proceso bolivariano. Somos los que luchamos, como herederos de los batalladores de siempre, por la auténtica libertad de la patria. Somos, sin duda, el equipo de Chávez: el gran Polo Patriótico, que agrupa a partidos de la alianza, a frentes y movimientos sociales; en definitiva, el gran poder popular bolivariano, todos(as) seguidores(as) del líder indiscutible de esta Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías. Seguimos preparándonos, en esta coyuntura histórica, para la gran batalla, que seguros estamos, nos conducirá a la victoria indiscutible, este próximo 07 de Octubre. Victoria que, como hemos dicho en otras oportunidades, debe ser contundente, para de allí en adelante, acelerar la construcción socialista.

La gran maquinaria roja viene engranando todas sus piezas para estar preparada para la batalla electoral, para la nueva batalla de Carabobo. Para ello, ya venimos conformando los comandos de campaña en todos sus niveles de acción estratégica; desde el comando nacional, pasando por el estadal, municipales y parroquiales, hasta llegar a nuestras bases de patrulla. El apoyo de toda la militancia y la fuerza revolucionaria a estos equipos de coordinación, es primordial e indispensable para el cumplimiento de las tareas establecidas; sin ese engranaje perfecto, conducido por la verdadera unidad, la camaradería, el amor entre nosotros los revolucionarios y revolucionarias, la humildad, la disposición y el desprendimiento, la tarea encomendada sería más difícil.

A lo largo de estos años de lucha revolucionaria, hemos venido perfeccionando nuestras líneas tácticas de acción estratégica, basándonos en la participación colectiva y en la amplitud, representada sobre todo, en la conformación del Gran polo Patriótico, tratando siempre de obviar esos flagelos que, aunque débiles, siguen presentes en algunos espacios: el sectarismo, el grupismo, el egoísmo, el individualismo, entre otros. Ese perfeccionamiento nos ha permitido ir obteniendo, como resultados concretos, una serie de victorias contundentes que han propiciado el avance del proceso bolivariano en este país. Y será lo que nos permitiría, luego del gran triunfo de la misión 7 de Octubre, asegurar la irreversibilidad de la Revolución Socialista.

La claridad ideológica de nuestros líderes sociales, la conciencia revolucionaria y la puesta en práctica en nuestro accionar diario, de todos los principios y valores que nos caracterizan como verdaderos(as) revolucionarios(as), estoy seguro, que marcarán la gran diferencia en este nuevo reto que ya hemos asumido.

La responsabilidad que posa sobre nuestros hombros, es muy grande camaradas. Nos estamos “jugando a Rosalinda”; de la gran victoria de la nueva Batalla de Carabobo, insisto, depende la continuidad de la construcción del Socialismo Bolivariano. No es momento para titubeos, no es momento para dejar aflorar debilidades, no es momento para disputas banales, ni para superficialidades. Todo lo contrario, es momento para la concentración, para el análisis profundo, momento para aplicar la inteligencia política, de tener despiertos todos nuestros 5 sentidos y más; siempre alertas ante el acecho constante de un enemigo que no descansará en sus intentos por desviar nuestros ideales libertarios e independentistas. Somos todos testigos, hoy por hoy, de lo que son capaces de hacer. Hemos vivido en carne propia sus planes desestabilizadores.

Ahora mismo ya han desatado sus acciones siniestras, con claves macabras, llamados a asesinatos selectivos; y por supuesto, con sus operadores internacionales. Una de las últimas manifestaciones en este sentido, se evidencia a través de las actividades del ex presidente colombiano Alvaro Uribe. Este oscuro personaje, lacayo del imperio norteamericano, es uno de los encargados de sembrar la matriz de opinión mundial de que Chávez es un dictador y dirige un gobierno de asesinos y narcotraficantes. La intención: propiciar con ello una intervención del gobierno estadounidense a nuestro suelo patrio, dado que por las elecciones es prácticamente imposible que le ganen a Chávez, que es decir al pueblo de Venezuela. Ahora, es bueno recalcar acá que es difícil conseguir mayor caradurismo que el del señor Uribe, cuando es sobre él precisamente contra el que existen evidencias de todo tipo sobre sus vinculaciones directas con el paramilitarismo y el narcotráfico internacional. En cambio en Venezuela, desde que se rompieron las relaciones con la DEA, como producto de las políticas independentistas de Chávez, se han realizado los mayores decomisos de drogas en el país y han sido capturados varios capos del narcotráfico internacional; mostrando así nuestra Revolución, cómo se lucha efectivamente contra esas mafias del capitalismo mundial. Lo que si es cierto, es que todos estos hechos sin duda alguna, continúan desenmascarando las verdaderas intenciones del enemigo, las cuales siempre han estado claras para nosotros.

Por lo tanto, el llamado sigue siendo a no perder esto de vista: cuál es el verdadero enemigo de nuestro proceso, cuál es el guión que siguen intentando implementar; y que por eso, nosotros, como el movimiento cívico militar que engloba toda la fuerza revolucionaria y bolivariana y al pueblo Patriótico en general, debemos seguir formándonos, desde cualquier trinchera, como milicianos y milicianas de esta revolución, para defender nuestro proyecto en el terreno que sea, y contra quien sea. Nada ni nadie nos hará retroceder en el camino recorrido. Es parte de las tareas a cumplir, junto a las cotidianas y permanentes, que hacen operativa y dinámica esta batalla: la inscripción de nuevos militantes en nuestro Partido Socialista Unido de Venezuela, la profundización de las visitas casa por casa, para llevar el mensaje claro y motivador de la revolución, representado en sus grandes logros, capturando así más conciencias y voluntades para esta causa bolivariana; y yendo más allá, en líneas bien específicas, seguir cumpliendo con la formación de los testigos de mesa, la organización de toda la logística para el antes, el durante y el después de las elecciones, para la defensa efectiva de los votos de Chávez, los votos de la revolución. En resumen la preparación integral, de todos y todas, para defender nuestra revolución. Queremos continuar este proceso en paz, pero la ultraderecha que no piense que encontrará un pueblo indefenso ante cualquiera de sus arremetidas.

La victoria contundente de este 07 de Octubre, indudablemente dependerá del trabajo de cada uno(a) de nosotros(as), de cada uno(a) de los miembros(as) del Equipo de Chávez, sin triunfalismos de ningún tipo, para seguir demostrando que tenemos toda la formación ideológica, la organización de las fuerzas liberadoras y la disposición espiritual necesaria, para obtener el triunfo mas sólido de esta etapa bolivariana y asegurar, verdaderamente, la aceleración de nuestra Revolución Socialista.

Insistiré siempre y cada vez que pueda en lo que debe caracterizarnos y en lo que debemos practicar permanentemente: la solidaridad, la humildad, la conciencia revolucionaria, la organización, la disciplina, la planificación, la motivación, la unidad… la pasión patria, pues. Debemos hacer crecer el amor entre nosotros y que al final de cada jornada, seamos capaces de abrazarnos unos a los otros y sentirnos orgullosos del deber cumplido…recordando siempre que somos un solo equipo…el Equipo de Chávez y, como lo escribió un día el eterno Ernesto Ché Guevara: “Acuérdense que la Revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada… La Revolución se lleva en el corazón para morir por ella, no en los labios para vivir de ella…”.

Independencia y Patria Socialista
Viviremos y Venceremos!!!
21 de Mayo de 2012

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online