viernes, 17 de julio de 2009

¿QUE ES SER DE IZQUIERDA HOY?

Qué es ser de izquierda hoy?
Indudablemente que algunos conceptos cambian con el devenir del tiempo, para adaptarse a la realidad, es decir, lo que ayer significaba una cosa, hoy puede significar otra o agregar nuevas características esenciales. El concepto de izquierda como expresión política, es uno de ellos. Este tuvo su origen en la Asamblea Legislativa francesa en 1791, donde los partidarios de la revolución y del cambio se sentaban a la izquierda y los conservadores partidarios de la monarquía, a la derecha de dicho recinto.
Desde sus inicios, la izquierda se asocia con la lucha del progreso social, en defensa de los excluidos, y su concepto estuvo vinculado con las tres grandes revoluciones del siglo XX: la Revolución Rusa de 1917 y la posterior instauración del llamado socialismo “real” en la Unión Soviética y sus países satélites de la Europa del Este, después de la Segunda Guerra Mundial; la Revolución China en 1948 y la Revolución Cubana en 1959, además de todos los movimientos de inspiración marxista-leninista en América Latina, África y Asia en la década de los sesenta y principios de los setenta.
El sistema soviético degeneró en el burocratismo y en el capitalismo de estado, entre otros errores que contribuyeron a su desaparición. La revolución china y la cubana permanecen sólidas, cada una con sus dinámicas particulares.
Si queremos construir una nueva izquierda, debemos deslastrarla de aquellos vicios que la colapsaron, pero sin abandonar sus valores fundamentales: la justicia social; privilegiar lo colectivo sobre lo individual; la equidad, es decir, la igualdad de oportunidades para todos los habitantes de una nación y la lucha contra todo tipo de colonialismo, que sin duda, son principios irrenunciables. Pero ¿qué elementos nuevos debe tener la izquierda, hoy? Pienso que en la izquierda de hoy debe estar presente la filosofía del ecologismo, puesto que, el capitalismo es un depredador del medio ambiente y prueba de ello es que el planeta está herido de muerte.
Debe igualmente rescatarse el concepto de Democracia, tantas veces prostituido y reivindicarlo en su acepción etimológica: poder del pueblo a través de la participación activa de los ciudadanos en la toma de decisiones políticas, económicas, sociales, culturales, etc. Ser de izquierda hoy, es pugnar por un mundo multipolar, en contra de la hegemonía unipolar (léase EEUU o cualquier otra potencia con vocación imperialista).
Ser de izquierda hoy, es internalizar e impulsar los ideales del cooperativismo, como estructura organizativa. Ser de izquierda hoy, es buscar nuevas formas de propiedad y de organización social. Ser de izquierda hoy, representa asumir la crítica y la autocrítica.
Ser de izquierda hoy, consiste en luchar por una educación liberadora. Ser de izquierda hoy, es liberarse de toda ortodoxia ideológica, adaptándose a cada realidad nacional. Ser de izquierda hoy, es asumir una actitud sensible, solidaria e incorruptible en la cotidianidad. Ser de izquierda hoy, es elevar el conocimiento, la organización social y la consciencia revolucionaria. Ser de izquierda hoy, es respetar las creencias religiosas y las manifestaciones espirituales de los seres humanos. Ser de izquierda hoy, es construir el Socialismo del siglo XXI. En palabras de Pedro Duno: “Ser de izquierda hoy pasa por plantar una nueva civilización, entendida esta como una cadena de valores coherentes y profundos que llegan a sembrarse en el alma de la gente, las cuales la animan y la sostienen.”
Douglas Villasmil

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online