domingo, 12 de julio de 2009

Hondureños marcharon en homenaje a joven asesinado pese a represión policial

Hondureños marcharon en homenaje a joven asesinado pese a represión policial
A 14 días del golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya, una nueva marcha organizada por el Frente Nacional de Resistencia avanzó hasta el aeropuerto de Toncontín, en Tegucigalpa, pese a los esfuerzos de los policias por impedir la manifestación.
La marcha en cuestión, trazada para cubrir unos 3 kilómetros desde el puente Las Brisas, en el centro de Tegucigalpa, hasta el aeropuerto, tenía como fin rendir homenaje al joven Isis Obed Murillo, de 19 años, quien fue asesinado el pasado 5 de julio por las fuerzas aliadas a los líderes del golpe, mientras esperaba, junto a cientos de hondureños, el frustrado retorno de Zelaya al país.
Mientras continúa la toma de carreteras y el paro de docentes en todo el país, movimientos sociales, organizaciones sindicales y gremiales y ciudadanos en general se congregaron en la capital del país para protagonizar esta marcha, que también protesta la aprehensión del padre del joven asesinado, hecho ocurrido el pasado jueves 9 de julio.
El domingo 5 de julio el presidente Zelaya intentó retornar a su nación, toda vez que había sido sacado de Honduras por la fuerza el día del golpe (28 de junio). Sin embargo, los militares aliados con los golpistas impidieron el aterrizaje del avión comercial que trasladaba al Presidente desde Washington hasta Tegucigalpa.
Luego de que el operador de la torre del aeropuerto de Toncontín amenazara a la tripulación del avión, advirtiéndoles que éste sería interceptado por la Fuerza Aérea de Honduras, los efectivos militares armados en tierra abrieron fuego contra los manifestantes, acción que derivó en la muerte del joven homenajeado este sábado, quien es considerado por sus connacionales como un mártir de la resistencia contra el golpe de Estado.
“Estamos indignados”
Juvencio Pineda apretaba con fuerza una bandera de Honduras mientras con el brazo izquierdo en alto entonaba el himno nacional de su país con lágrimas en el rostro. Lo hacía en el mismo lugar donde fue abaleado Murillo hace una semana. Él acudió junto a otras tres mil personas al acto que recordó al primer mártir del golpe de Estado que llevó a la presidencia al congresista Roberto Micheletti, hoy calificado como dictador.
“Vengo de Santa Bárbara. Es indignante lo que está sucediendo en mi país. Siento una profunda tristeza pues no es posible que el dictador Micheletti siga tranquilo en Casa Presidencial mientras nosotros oramos en el sitio exacto donde murió el joven. Sentimos una cólera y creo que la paciencia del pueblo se está terminando, dijo a ABN Pineda
Primera dama hondureña denuncia represión de los golpistas
La primera dama de Honduras, Xiomara Castro de Zelaya, denunció este sábado la represión de los golpistas contra el pueblo hondureño y pronosticó el pronto regreso del presidente Manuel Zelaya para culminar su mandato.
En una entrevista con Telesur, Castro de Zelaya afirmó que las protestas que sacuden al país desde hace 14 días, demuestran que la mecha sigue encendida.
'Estamos aquí porque queremos el retorno de la justicia y de la paz', manifestó durante una concentración frente al aeropuerto Toncontín, para honrar a las víctimas del ejército y la policía. Castro de Zelaya destacó que su esposo, durante su gobierno, impulsó un cambio en el país y por eso lo derrocaron.
Precisó que Zelaya partió este sábado de Santo Domingo, República Dominicana, hacia Washington para efectuar varias reuniones.
Asimismo, denunció que su familia está recibiendo presiones del gobierno de facto y la violación de la casa de una diputada opuesta a la asonada castrense.
'El pueblo hondureño está siendo reprimido, pero igual sigue en las calles', recalcó
Ejército de Honduras al límite de la presión nacional e internacional
Altos oficiales del ejército de Honduras podrían modificar su posición favorable al golpe de Estado que destituyó al presidente Manuel Zelaya por estar al límite de la presión que pueden soportar, estimó el viceministro argentino de Defensa, Alfredo Forti.
“Del rango de coroneles han estado transmitiendo mensajes al exterior diciendo que están en el límite de su capacidad de aguantar la presión” nacional e internacional para restituir la democracia, advirtió Forti en declaraciones al diario argentino Clarín.
Forti, que además fue embajador argentino en Tegucigalpa del 2004 al 2007, consideró que esos llamados de los coroneles hondureños “son expresiones de fracturas dentro de la institución armada”.
“No sabemos (si esos llamados son) porque hay militares constitucionalistas o porque ven que es una situación perdida (el defender la posición del gobierno de facto) y tratan de buscar una salida”, advirtió. El derrocamiento de Zelaya recibió la condena unánime de la comunidad internacional, que reclama la restitución inmediata del mandatario depuesto.
Forti insistió que Argentina condena el golpe de Estado en Honduras y dijo que “nos preocupa que quede establecido este precedente (de golpe de Estado) que pueda repetirse en el futuro en otro país” de la región

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online