sábado, 14 de junio de 2008

Se debe hacer una Contraloría Social a todos los Batallones

Contraloría Social a los Batallones
A fin de eliminar a los batallones fantasmas que solo cuentan con el vocero y uno que otro comisionado sin tener militantes que los respalden y de esa manera conocer nuestras fuerzas para la inminente victoria popular el 23N
Es muy importante proceder a realizar una contraloría social a los batallones y las circunscripciones con el objeto de inventariar y valorar las actividades que se realizan desde estos frentes de lucha y en función de esa valoración, plantear los ajustes. Esa contraloría no debe verse como un procedimiento para alterar las responsabilidades asignadas cuando se conformaron las vocerías y las comisiones, porque eso complicaría el ambiente en esos espacios. No es la intención de la propuesta.
El objetivo no se orienta a darle un “golpe”a los voceros; fundamentalmente se trata de tomar un tiempo para oírnos y revisar muy críticamente ciertos aspectos: ¿Qué hacemos? ¿Discutimos nada más? ¿activamos políticamente? ¿Estamos movilizados o nos movilizan eventos regionales y nacionales? ¿Eso que hacemos frecuentemente es lo que debemos hacer? ¿Cómo la hacemos, es la mejor manera de hacerlo?
La contraloría Social a batallones y Circunscripciones debería llevarnos también a considerar los siguientes eventos o acontecimientos: 1) Frecuencia de reunión de los batallones y circunscripciones y quienes participan 2) Agenda temáticas de esas reuniones, 3) existencia de Plan de trabajo político y niveles de articulación con los Consejos Comunales, 4) Cómo se aborda el contacto y acercamiento con los compatriotas y militantes que no acuden a las reuniones, 5) Desempeño de las comisiones, 6) Articulaciones entre el plan de trabajo de los batallones con su respectiva circunscripción.
Hay un punto que también debe ser considerado en esta contraloría. Sucede que en algunos batallones la incorporación de los militantes en función del área de residencia hay mucha dispersión y esa situación, no facilita un trabajo político de mayor profundidad, porque los militantes están dispersos en sectores urbanos (barrios) muy distintos.
Y en muchos batallones el secuestro del mismo por parte de los Voceros y Comisionados han obligado al retiro de los militantes, por lo que se han convertido en “Batallones de Maletín o Batallones fantasmas”.
Se trata muy en el fondo, de inventariar y conocer nuestras debilidades para superarla. Incluso la unión de batallones que están en un mismo sector.
Esta contraloría debe permitirnos conocer el terreno y el lugar de cada batalla, esto nos obliga a contactar a los miembros de mesas, los coordinadores de Centros, militantes comprometidos totalmente con el proyecto y que no exigen nada para movilizarse y trabajar la movilización de los militantes y amigos con problema, siempre actuando de acuerdo con las directrices emanadas del Comando de Campaña de la Candidata.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online