domingo, 10 de abril de 2011

El botín del gobernador de Miranda

TRINCHERA SOCIALISTA En la historia del estado Miranda nunca antes un gobernador había manejado tantos recursos como lo ha hecho el actual, pero lo que impresiona aún más es que jamás habíamos tenido una administración tan nefasta e ineficaz. Por sólo citar un ejemplo de lo que hemos denunciado hasta el cansancio- y con pruebas de ello, señor presidente del Consejo Legislativo de Miranda- en 2010, de los 148 créditos adicionales que aprobaron los parlamentarios de Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo y Copei, 21 fueron destinados a Mantenimiento Miranda e Inframir.

Hablamos de 47 millones 101 mil 791 bolívares cuyo destino nunca se especificó en las respectivas solicitudes. Insistimos en que es una desfachatez del actual gobernador y sus secuaces del Clebm, el cierto hecho de que adicional a un presupuesto ordinario de 2 millardos 539 millones 453 mil 777 bolívares se hayan manejado 817 millones 810 mil 528 bolívares en créditos. No se trata de una película de ficción, sino de una realidad que el señor Capriles pretende tapar con el cuento aquel de que le disminuyeron el Situado Constitucional. Veamos un ejemplo más cercano.

Este año el gobernador solicitó un crédito de 18 millones 576 mil 426 bolívares, destinado a Inframir para la “continuación de la construcción del módulo de laboratorios y áreas administrativas de la EBE 15 de Octubre, ubicada en la urbanización Gran Mariscal de Ayacucho, sector Mopia del municipio Independencia.

También para la tercera etapa de la restauración de la Casa de Gobierno y sus alrededores; así como la continuación de la construcción de la nueva sede de la Concentración Estadal Número 78, en el sector Buenos Aires de la parroquia Cúpira, en el municipio Pedro Gual. De todo esto sólo supimos que 10 mil bolívares serán invertidos en la última obra mencionada. Nos preguntamos, ¿cómo se distribuirán los 18 millones 566 mil 426 bolívares restantes?, ¿será que este año también nos quedaremos mirando para el techo tratando de adivinar qué hace Capriles Radonski con el dinero del pueblo mirandino?.

Lo peor del caso es que ¿quién fiscaliza y controla estas irregularidades cuando los legisladores que hacemos oposición en el estado no tenemos ni siquiera una participación en órganos como el Consejo Estadal de Planificación y Coordinación de Políticas Públicas (Ceplacoopp), encargado de priorizar las obras de la entidad y distribuir los recursos en esta materia?, caso contrario a cuando Diosdado Cabello fue gobernador, la oposición entonces tenía sus representantes.

Mientras, en el mismo parlamento regional a pesar de ser la fracción con mayor número de diputados (7), el Bloque Socialista no tiene derecho alguno a participar, sugerir, denunciar o canalizar a través de este organismo una investigación sobre lo que creemos es una vulgar estafa al estado. Demócratas de papel

Hablando de recursos, el pasado 22 de marzo de 2010 se aprobó por urgencia parlamentaria un crédito adicional de 171 mil 274 bolívares destinado al Clebm para gastos por concepto de reparación de aires acondicionados, remodelación de la oficina de presidencia y otras dependencias adyacentes, adquisición de archimóviles para el resguardo de documentos de ese cuerpo legislativo y actualización de los equipos informáticos por encontrarse obsoletos, inversión que hasta la fecha no se ha visto en las oficinas del Bloque Socialista.

En lo que va de este año, nuestra fracción ha recibido escasamente dos rollos de papel higiénico, porque ni siquiera ha llegado la primera requisición de materiales de oficina. Hacemos de conocimiento público, y puede cualquier habitante del estado Miranda comprobarlo acudiendo a nuestra sede ubicada en el edificio Canaima, frente a la plaza Bolívar de Los Teques, que tenemos desde hace más de un año los ventiladores dañados.

También desde hace aproximadamente ese periodo de tiempo los legisladores del Psuv tenemos accidentados en el taller los vehículos que por ley nos asigna el Clebm para hacer nuestro trabajo, esto para quienes tuvimos la suerte de que nos asignaran los automotores, pues a dos de nuestros parlamentarios, uno de ellos el jefe de nuestra fracción, nunca desde su llegada gozaron de tal derecho.

Mientras, los parlamentarios “demócratas” recientemente recibieron sus camionetas recién pintadas, esto sin contar que algunos directivos y asistentes también tienen su carro asignado. Es oportuno acotar que el pasado jueves también los diputados de PJ, UNT y Copei aprobaron 2 millones 240 mil bolívares destinados a la adquisición de vehículos para el traslado de los legisladores del Clebm. ¿Cuántos de estos automotores serán para el bloque socialista?. ¡Amanecerá y veremos!.

Tremenda democracia y equidad la que pregona el presidente del Clebm, quien recientemente contrató un servicio corporativo con la telefonía Movistar, cuyas condiciones contiene restricciones para los equipos asignados a los siete parlamentarios del Psuv.

Existe una clara diferencia, por supuesto, que a fracciones cuyos líderes se encuentran en Perú, como lo son UNT y Copei, no pudiesen restringírsele el servicio de telefonía, porque imagínense por un instante que estos parlamentarios no pudiesen comunicarse con ellos. Nosotros con llamar a un teléfono local al Palacio de Miraflores nos basta para comunicarnos con nuestro líder.

El pueblo exige

El pasado martes tuvimos la oportunidad de acompañar al digno pueblo mirandino que como cada uno de nosotros está harto de la inseguridad en esta entidad. Al gobernador Capriles le demostramos una vez más que no se trata de simples críticas de un sector que se le opone, por sus mentiras y políticas ineficaces, o mejor dicho, por la ausencia de acciones para solucionar los problemas de este pueblo.

Es una realidad que vivimos diariamente, sin distingos de razas, religiones o colores políticos. Nuevamente le exigimos que tome cartas en el asunto de la seguridad, le recordamos que el Gobierno nacional no es el responsable directo en esta materia a nivel de las regiones, que existen políticas a las cuales deben apegarse los gobernadores de cada entidad y, en el caso de Miranda, no se está haciendo.

La incorporación al Dibise de un 10% de los más de 2.400 funcionarios que tiene Polimiranda no basta para cooperar eficazmente en la reducción de los índices de criminalidad en el estado.


Señor gobernador, rinda cuentas sobre los más de 470 millones de bolívares que manejó para seguridad y defensa en 2010, en qué se invirtió ese recurso y por qué han pedido la baja tantos efectivos de la policía regional, quienes hoy manifiestan que en este organismo no se está haciendo el trabajo desde que usted comenzó a administrar en Miranda. El Bloque Socialista va para tres años esperando que el director de la policía, Elisio Guzmán, comparezca ante el Legislativo para aclarar cuáles son los planes de seguridad que se están implementando y se han desarrollado durante todo este tiempo de gestión.

A los colegas diputados: no busquen excusas como las que manifestaron el pasado martes para no sesionar, porque supuestamente había mucho tráfico. Denle la cara al pueblo que los eligió, y sobre todo, ocúpense de hacer algo para que se aclare el homicidio de quien fue secretario de ese organismo, a 100 metros de su oficina y frente a las narices de la policía, háganlo al menos por considerar que fue su compañero de lucha política.

Thaís Oquendo

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online