sábado, 30 de junio de 2012

LA COSECHA

La cosecha

Freddy J. Melo

Con el siglo XX se extinguió la hegemonía imperialista-oligárquica cuando emergió de las profundidades la cosecha de quien había arado en el mar. El pueblo (unido amorosamente a un liderazgo que reempató el hilo de nuestra historia, devolvió la original conciencia patriótica y bolivariana a la Fuerza Armada y forjó la unidad popular-militar) retomó las riendas de su destino y se dedica ahora a construir la patria bonita y el sueño de justicia y libertad, marchando rumbo al socialismo y con él a la mayor suma de felicidad posible.

La Revolución enfrenta, incluyendo frenos y tropiezos internos, a compinches o descendientes directos de quienes establecieron y manejaron el cuadragenio blanquiverde y convirtieron la palabra democracia en coartada de todos los delitos políticos y comunes derivados, con prescindencia de zarandajas tales como integridad, probidad y vergüenza. Individuos, aquéllos y éstos, cuyo prontuario, a la vista del tribunal más importante después del divino, el del pueblo, se equipara al de las más depravadas generaciones de políticos de clases dominantes en la historia del país. Sigue pendiente la vindicta de la justicia ordinaria.

Los poderes desplazados no se resignan, nunca en parte alguna se han resignado. Demonización del Presidente, campaña de odio que llevó a la disociación de una parte de las capas medias, golpes de estado y petrolero, microinsurrecciones tipo ensayos de la CIA, tentación del magnicidio y balumba de mentiras descargadas con el cinismo aprendido de los nazis, han conformado y conforman la panoplia de la contrarrevolución. Proseguiré.

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online