domingo, 25 de enero de 2009

Un homenaje a Fabricio Ojeda, el hombre que sembró Revolución

Gloria Martín entonó la Cantata en su honor
Un homenaje a la figura revolucionaria de Fabricio Ojeda se rindió este viernes 23 de Enero en el Cementerio General del Sur, a 51 años del derrocamiento de la dictadura de Pérez Jiménez.
Gloria Martín, con sentimiento dedica su obra a Ojeda
El acto, realizado en el Cementerio General del Sur, contó con la presencia de eminentes personalidades de las luchas sociales en las décadas 50, 60 y 70 del siglo pasado.
La cantautora Gloria Martín entonó la Cantata de Fabricio Ojeda, creada por ella diez años después del asesinato de Fabricio Ojeda con la intención rendir homenaje a este insigne luchador mediante la difusión de sus ideales de lucha.
Durante el homenaje, el nieto de Ojeda, expresó sus más sentidas palabras de admiración por el trabajo revolucionario de su abuelo. En brazos llevaba a su pequeña hija quien según sus palabras "asiste a su primer acto político".
Juan Carlos Ojeda estuvo a cargo de las palabras para su abuelo:
"Llevamos diez años desde que comenzó este nuevo proceso de hacer Patria y tengo que decirte que no ha sido fácil, hemos pasado por golpe de estado, sabotaje a la industria petrolera, guarimbas, intentos de magnicidio, traiciones y la lucha constante contra los pitiyanquis, que es decir lo mismo que la contra revolución. Por supuesto abuelo que los Estados Unidos están financiando la caída de la revolución bolivariana y sí se llama bolivariana, porque nuestra lucha se sostiene en el pensamiento de nuestro Libertador, y por supuesto que esto no lo perdona la oligarquía, esa que ha tratado de borrar de la historia y de todo lo que esté asociado al pensamiento de nuestro Simón Bolívar.
Hoy 23 de enero, próximos a conmemorar 20 años de aquel febrero glorioso que te hablé, al pueblo venezolano se le llama para una nueva batalla.
Una batalla que tiene que ver con la vida, la educación, la salud, la producción, la ciencia, la tecnología, en fin con la verdadera soberanía. Tenemos un proyecto de país y tenemos un líder y este país podría estar en peligro si sale el líder del juego".
La lucha revolucionaria para la liberación de Venezuela
Ojeda, periodista y guerrillero presidió en 1958 la Junta Patriótica, movimiento integrador nacional que logró terminar política y militarmente con la dictadura de Pérez Jiménez.
Diputado por el Distrito Federal en el extinto Congreso Nacional, este insigne venezolano abandonó su curul de diputado para tomar las armas ante la traición de Rómulo Betancourt .
"Colegas diputados, que vengo ante ustedes a expresar la decisión de dejar el Parlamento –este recinto que pisé por voluntad del glorioso pueblo caraqueño, hoy oprimido y humillado– para subir a las montañas e incorporarme a los compañeros que ya han iniciado el combate y con ellos continuar la lucha revolucionaria para la liberación de Venezuela, para el bienestar futuro del pueblo, para la redención de los humildes", relata en su carta de renuncia como diputado.
En la FALN, integrado por el Frente José Leonardo Chirinos, el Movimiento 2 de Junio, la Unión Cívico Militar, el Movimiento 4 de Mayo y el Comando Nacional de Guerrilla, Ojeda llegó a obtener el grado de comandante y presidió el FALN en el distrito Argimiro Gabaldón.
Además, Ojeda fue estudioso de la independencia de Cuba y admirador de la Revolución cubana, por lo que en 1962, publica en La Habana su libro Presencia Revolucionaria de Martí.
Ojeda fue asesinado en Caracas, en los calabozos del Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (SIFA) el 21 de junio de 1966.
Palabras del conmemoración del acto. 23 de enero 2009.
Acto Político Cementerio General del Sur: Homenaje a Fabricio Ojeda
23 de enero, 23 de enero de lucha, de organización, de fuerza popular. Hoy volvemos a tu tumba Fabricio, a conmemorar tu lucha por el pueblo venezolano.

Abuelo quiero decirte que después de tu asesinato en los calabozos del SIFA, tus predicciones se hicieron realidad. Convirtieron el país en una colonia norteamericana. Nuestros recursos económicos se lo llevaban las transnacionales y el pueblo, aquel pueblo por el cual luchaste y diste tu vida, terminó abandonado, empobrecido y masacrado. Cualquier intento de lucha y organización del pueblo era apagado por la represión y la muerte.
Fueron 40 años de gobiernos lacayos, de venta del país, y cuarenta años de abandonado el pueblo venezolano.
En tu carta de renuncia nos dijiste que si morías no importaba, porque otros tomarían tu fusil y seguirían la lucha. Quiero decirte abuelo, que el pueblo tomó tu fusil con mucha fuerza en el año 1989. El 27 y 28 de febrero de ese año, se partió la historia contemporánea en dos. ¿Pero que crees tú que sucedió? Nuevamente el gobierno adeco, contra quien luchaste y desenmascaraste, cometió la más brutal de las violaciones a los derechos humanos, la Fuerza Armada y la policía salió a masacrar a sus propios hermanos. Oficialmente dijeron que fueron 300 los muertos, pero el pueblo contabilizó más de 1.000. Pero quiero decirte que dentro de la Fuerza Armada, aquella que tú decías que para poder realizar una revolución tenía que estar hombro a hombro con su pueblo, el 4 de febrero un grupo de ellos se levantó contra el régimen adeco de turno, pero no tuvo éxito, por ahora, porque desde ese momento nació el líder de una revolución que se inició en el año 1999. Ese año el pueblo ganó las elecciones y digo el pueblo, porque su líder es la imagen del pueblo.
Llevamos diez años desde que comenzó este nuevo proceso de hacer Patria y tengo que decirte que no ha sido fácil, hemos pasado por golpe de estado, sabotaje a la industria petrolera, guarimbas, intentos de magnicidio, traiciones y la lucha constante contra los pitiyanquis, que es decir lo mismo que la contra revolución. Por supuesto abuelo que los Estados Unidos están financiando la caída de la revolución bolivariana y sí se llama bolivariana, porque nuestra lucha se sostiene en el pensamiento de nuestro Libertador, y por supuesto que esto no lo perdona la oligarquía, esa que ha tratado de borrar de la historia y de todo la que esté asociado al pensamiento de nuestro Simón Bolívar.
Hoy 23 de enero, próximos a conmemorar 20 años de aquel febrero glorioso que te hablé, al pueblo venezolano se le llama para una nueva batalla. Una batalla que tiene que ver con la vida, la educación, la salud, la producción, la ciencia, la tecnología, en fin con la verdadera soberanía. Tenemos un proyecto de país y tenemos un líder y este país podría estar en peligro si sale el líder del juego.
Disculpa, debo informarte que en el año 1999 aprobamos una nueva Constitución y fue por primera vez votada y aprobada por el pueblo. ¡Como me hubiese gustado que vivieras ese momento! El pueblo salió a la calle a decidir y no un pequeño grupo. La base de la nueva República no es la representatividad sino la participación y el protagonismo del pueblo. La Constitución venezolana es una de la más avanzadas del mundo, huele a puro pueblo. Pero como todo en esta vida fue un proceso de negociación, se nos coleó un artículo que pone en peligro la continuidad de este proceso. La Constitución nos da la oportunidad de elegir a quien queremos de manera directa y secreta, además nos privilegia de revocar un mandato si consideramos que la voluntad del pueblo es traicionada, pero no nos permite, por ahora, elegir a quien queremos las veces que queremos. Nos limita el derecho político de darle continuidad a un proyecto, de premiar a los buenos gobiernos. El próximo 15 de febrero el pueblo está llamado a dar la batalla por su soberanía, por supuesto, que la contra revolución, ya está activada y como siempre miente descaradamente. Le huye a la discusión, a la batalla de ideas, porque sabe que está en juego su perpetuidad en el poder y no cesan en enfrentar la consolidación de la patria socialista, esa que tanto adversan y lastiman porque se trata de la construcción verdadera del poder del popular.
Abuelo: el pueblo continúa su lucha, sigue tú ejemplo, tú dignidad, tú heroísmo. Ahora no es un grupo sino todo un pueblo que levanta tu fusil y hoy con orgullo podemos gritar ¡PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE VENCEREMOS. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

Juan Carlos Danilo Ojeda
Nieto de Fabricio Ojeda

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online