viernes, 25 de septiembre de 2009

Artículo de Ilich Ramirez desde Francia con motivo de la celebración Cumbre Africa - América Latina

Reciente artículo escrito por Ilich desde Francia.
Su contenido es muy oportuno dadas la celebración de la Cumbre Africa - América Latina en Margarita, este fin de semana, y la intervención del Presidente Chávez ayer en la ONU. Realmente no tiene desperdicio.

ILICH RAMÍREZ SÁNCHEZ
Poissy, 20 de septiembre de 2009.
Aïd El Fitr 1430 El Mubárak.

Jefes de Estado africanos y americanos se reúnen en la Isla de Margarita. Una de las causas por la cual algunos Jefes de Estado no asistirán, es insoportable: el riesgo de ser arrestado.
El Presidente Saddám Hussein no vino a la Cumbre de la OPEP en Caracas porque el viaje le hubiese sido fatal. El Guía de la Revolución libia, Coronel Mu’ammar El Kaddafi tampoco vino, por la misma razón.
Es probable que el Mariscal Omar El Bachir, Presidente del Sudán, no venga a Margarita, a causa de la decisión de la Corte Penal Internacional (CPI), de arrestarlo para ser juzgado en La Haya por presuntos crímenes contra la humanidad en las tres provincias sudanesas de Darfur. La invitación que hizo nuestro Presidente Hugo Chávez al Presidente El Bachir, el 1º de septiembre en Trípoli, Libia, le garantiza no ser arrestado en Venezuela, pero no el ser interceptado por la OTAN sobre el Atlántico.
La CPI fue creada en 1998 por el Tratado de Roma, Venezuela es uno de los países fundadores. El primer Fiscal General designado para la CPI fue el ex-Canciller venezolano, Ramón Escovar Salóm, adeco y sionista, quien no pudo asumir el cargo debido a su pobre inglés. Una famosa sucesora fue la suiza-italiana Carla Del Ponte, a quien conozco en persona, siendo testigo del poco respeto que tiene por la Justicia.
¿Porqué nuestra Venezuela Bolivariana, que ratificó el Tratado de Roma, no lo respeta? Porque arrestar al Presidente del Sudán sería atentatorio al principio inmanente de la Soberanía Nacional, encarnado en la inmunidad total del Jefe de Estado en función, principio que remonta a la Antigüedad. Esto me conduce a denunciar la ligereza de la firma venezolana del Tratado de Roma, el cual lesa nuestra Soberanía Nacional. La CPI es instrumentalizada como apéndice represivo del imperialismo y del Sionismo, a pesar de que ni los Estados Unidos, ni Israel, hayan firmado el Tratado de Roma; tampoco firmaron China, Irak ni Libia.
¿Y el tal “genocidio” en Darfur? ¡No existe!
Médicos franceses, quienes desde el principio de la insurrección, establecieron una red de clínicas de “Médicos sin Fronteras” en El Darfur, han atestiguado que no ha habido genocidio, sino masacres tribales de las cuales no se puede acusar al gobierno de Jartúm. Pero, en el supuesto negado de que el gobierno sudanés fuese responsable de tales atrocidades, sería el deber de los pueblos del Sudán de insurgir y de hacer justicia, sin intervención extranjera.
Tengo más de 15 años secuestrado en las mazmorras de Francia (10 de ellos en aislamiento total), a causa de la traición de Jartúm el 15 de agosto de 1994, contraria a las generosas tradiciones y el pundonor de los pueblos árabes. Por esto, a mi no se me puede sospechar de complacencia con el régimen sudanés, sin embargo soy solidario sin reserva con la Soberanía Nacional de los sudaneses, por principio revolucionario, y por respeto a la Justicia.
Le pido a mis compatriotas que acojan calurosamente a la delegación del Sudán, y al Presidente El Bachir si osa venir. Demostremos que los revolucionarios venezolanos mantenemos muy en alto la bandera de la solidaridad internacionalista, y nuestra indomeñable fibra bolivariana.
CARLOS
¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!
¡PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE!
¡VENCEREMOS

Cuantos estan en Linea

reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online